Presupuestos Casa Real

Juan Carlos y Sofía cobrarán 292.752 euros por acudir a actos “muy puntuales”

El rey Felipe juega este martes al badminton durante su visita al Hospital Nacional de Parapléjicos.

187.356 euros. Esa es la asignación anual que Felipe VI ha otorgado a su padre, el rey Juan Carlos, para este año 2015 en el que la Corona destaca que el jefe del Estado se ha bajado un 20% el sueldo: cobrará 234.204 euros. La reina Letizia, por su parte, recibirá 128.808 euros, mientras que la reina Sofía percibirá 105.396 euros.

Este martes, el rey Felipe hizo públicas sus primeras cuentas como monarca, un reparto que, según fuentes de la Zarzuela, se ha realizado tomando como referencia "las retribuciones de las altas magistraturas del Estado y también cuánto cobran otros jefes de Estado en Europa, tanto presidentes de repúblicas como Alemania o Italia como monarquías con reyes reinantes". No obstante, estas mismas fuentes admiten que las actividades en las que participarán los reyes Juan Carlos y Sofía –que percibirán, entre ambos, 292.752 euros–  serán "muy puntuales". "Estarán a disposición del rey", remacha la institución.

El presupuesto toma como base los 7.775.040 euros que asignaron los Presupuestos Generales del Estado de 2015 a la Jefatura del Estado, una cifra idéntica a la de 2014. El 8% del total se destinará a los sueldos de Felipe VI y Letizia y los anteriores reyes, que percibirán un total de 655.764 euros frente a los 698.331 del pasado año. El mayor gasto de esta asignación, no obstante, estará destinado a los gastos de personal: hasta el 49% –algo más de 3,8 millones de euros– se encuadra en esta partida, mientras que el 38% –unos 3 millones– se utilizará para sufragar gastos corrientes.

11 altos cargos cobran 712.000 euros

La asignación que ha dispuesto para sí mismo el jefe del Estado es sensiblemente inferior a la que recibió su padre entre 2011 y 2014, ya que frente a los 234.204 euros que cobrará Felipe VI, el rey Juan Carlos percibía 292.752percibía 292.752, la misma cantidad que suma ahora junto a su esposa. La reina Letizia también ve levemente reducido su sueldo con respecto al que cobró Sofía en 2014: la actual consorte recibirá 128.808 euros –un 55% del salario del monarca–, mientras que la madre del jefe del Estado cobró el año pasado 131.739 –una cantidad que ascendía al 45% de la asignación del ahora rey padre–. La asignación para cada uno de los miembros de la familia real –se excluyen la princesa Leonor y la infanta Sofía, de 9 y 7 años– representa la suma de los conceptos anteriores de dotación y dotación gastos de representación. Según la Corona, no hay diferencia desde el punto de vista fiscal "porque la totalidad de las cantidades percibidas están sujetas al impuesto correspondiente".

Por otra parte, de los más de 3,8 millones de euros que se destinan a la partida de gastos de personal, 11 altos cargos de la Casa del Rey se repartirán 712.000 euros en concepto de sueldos –unos 9.000 más que en 2014–, una cantidad a la que hay que sumar otros 66.570 euros en concepto de trienios para estos funcionarios. La institución aún no ofrece detalles sobre la cuantía de los salarios de estos altos cargos, si bien el año pasado esta selecta lista incluyó, entre otros, al jefe de la Casa del Rey desde la proclamación de Felipe VI, Jaime Alfonsín (con una retribución de 67.230 euros), su secretario general Domingo Martínez (que cobró 66.616 euros), o el jefe de seguridad de la institución, Francisco López Requena (cuyo salario ascendió a 100.755 euros).

Los sueldos del resto de personal se llevan 114.800 euros, si bien las cuentas hechas públicas este martes no dan detalles sobre el número de trabajadores que desempeñan sus funciones en la Casa del Rey. No obstante, el epígrafe más abultado dentro de la partida de personal es sin duda la destinada a otorgar incentivos para "retribuir el excepcional rendimiento, la actividad y dedicación extraordinaria, el interés o iniciativa con que [los operarios] desempeñen sus funciones, o bien servicios prestados fuera de la jornada normal de trabajo": en pluses, la institución gastará 2.520.000 euros, 85.000 menos que el año pasado.

661.000 euros para almuerzos o recepciones

Destaca igualmente el importante aumento en la partida destinada a inversiones y en el fondo de contingencia, ya que ambas multiplican por varios enteros su cuantía. Para este depósito de urgencia, pensado según la Casa del Rey para "hacer frente a necesidades inapelables de carácter no discrecional para los que no se haya hecho la adecuada dotación de crédito", la institución destina 155.500 euros, frente a los 50.709 que presupuestó en 2014.

Las inversiones, por su parte, casi se cuadriplican: de 50.000 euros el pasado año, en 2015 su cuantía asciende a 190.606 euros. La Zarzuela explica que este aumento "responde a la voluntad de modernizar la Jefatura del Estado", una intención que se concreta en dos programas, según se indica en la web de la institución: "El proyecto de 'registro único y tratamiento de expedientes' iniciado en 2014 y cuya fase más importante de ejecución está prevista para este ejercicio, y el proyecto de digitalización de los fondos audiovisuales de la Casa cuyo comienzo se prevé para este año.

La cantidad destinada a gastos corrientes disminuye en en 139.000 euros con respecto a la de 2014, cuando la Corona se gastó 3,1 millones de euros. En 2015 la partida estará financiada con 2.967.000 euros, la mayor parte de los cuales –poco más de dos millones– irán destinados a cubrir el gasto en materiales, comunicaciones, seguros o servicios. La segunda partida más cuantiosa es la que se destina a "atenciones protocolarias y representativas": se destinarán a estas actividades 661.000 euros.

En el desglose de 2015, la Casa del Rey tan sólo detalla que este epígrafe agrupa "los diferentes gastos generados con ocasión de las actividades que desarrollan los miembros de la familia real". Por el contrario, en el de 2014 –cuando el gasto ascendió a 820.000 euros– la institución fue más concreta al admitir que esta partida sirve para pagar "almuerzos, recepciones a su cargo, atenciones o regalos que protocolariamente deben realizar, incluidas fotografías", así como "los gastos generados por la asistencia a actos oficiales y de Estado, y otros que no son soportados por el organismo correspondiente". Los viajes se calculan, además, aparte, y ascienden a un total de 130.000 euros –el año pasado se destinaron 190.000 euros a esta partida–.

Transparencia a medias en la Casa del Rey: los canapés de la proclamación de Felipe VI costaron 66.000 euros

Transparencia a medias en la Casa del Rey: los canapés de la proclamación de Felipe VI costaron 66.000 euros

Más sobre este tema
stats