Holocausto

Los judíos piden a todas las comunidades que incluyan el Holocausto en el currículo de la ESO para combatir el antisemitismo

HOLOCAUSTO

infoLibre

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Isaac Benzaquén, ha pedido a todas las comunidades autónomas que incluyan la historia del pueblo judío y el Holocausto en el currículo de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) siguiendo el ejemplo de "la Comunidad de Madrid o Aragón", según informa Europa Press. 

"Tenemos que felicitarnos por iniciativas como las de la Comunidad de Madrid y Aragón, que han aprobado modificar el currículo en Secundaria para que los alumnos conozcan los orígenes judíos, su presencia en la Península, sus aportaciones al arte, la ciencia y la medicina, y también el estudio Holocausto. Pedimos que a estos logros se sumen el resto de comunidades autónomas", ha subrayado Isaac Benzaquén este miércoles 27 de enero en el Acto de Estado en el Senado en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

También ha destacado una proposición no de ley presentada por PP y Ciudadanos en Andalucía para que se incluya el estudio del Holocausto y de la historia del pueblo judío en la ESO, y ha puesto de relieve la "buena acogida desde el Ministerio de Educación" de una propuesta que le realizó la FCJE.

Este estudio desde la escuela, según ha dicho, es importante ante el "recrudecimiento del antisemitismo". "En Europa siguen asesinando a judíos por el hecho de serlo y los actos antisemitas siguen creciendo", ha advertido.

En el caso de España, ha precisado que los colegios judíos y las sinagogas están protegidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha lamentado que "los cementerios judíos son profanados", como ocurrió recientemente en el de la comunidad judía de Madrid. Si bien, ha indicado que "estos actos execrables son obra de unos pocos fanáticos ajenos al sentir de la inmensa mayoría de la sociedad".

Tras hacer una mención especial a la comunidad sanitaria por su "esfuerzo" durante la pandemia, el presidente de la FCJE ha explicado que este 27 de enero tiene lugar, como cada año, este Acto de Estado para "mantener viva la memoria de las millones de personas asesinadas en el Holocausto". Este año se cumplen 76 años de la liberación del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau.

"El Holocausto es uno de los hechos definitorios del pasado siglo y el mayor de nuestros miedos como ciudadanos libres. Es un horrible recordatorio que asalta nuestra conciencia y nos muestra la condición humana en toda su dimensión", ha indicado el presidente de la FCJE.

Por ello, ha asegurado que sería "un error fatal" que "cayera en el olvido" y también ha avisado de que "siempre que hay indicios de una visión del mundo que se basa en perseguir a quienes piensan y actúan diferente, existe el peligro de que la intolerancia se convierta en violencia".

En este sentido, ha alertado de que "el antisemitismo se recrudece en Europa de la mano de movimientos xenófobos y antisemitas que crecen hasta alcanzar espacios de poder político con pretensiones hegemónicas".

Por ello, ha insistido en la "obligación" de hacer un "mayor esfuerzo" para impedir que esto ocurra y, ha reiterado la "oportunidad que brindan las escuelas para transmitir los valores de la tolerancia y el respeto". "Es imprescindible que desde el Estado y desde las distintas organizaciones de la sociedad civil se promuevan y sostengan políticas educativas para contrarrestar esta alarmante tendencia", ha añadido.

El Gobierno se planta frente al negacionismo del Holocausto

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, se ha plantado frente al "negacionismo" del Holocausto y ha asegurado el "compromiso firme" del Gobierno con leyes como la ley de Memoria Democrática y la ley de Igualdad de Trato.

"Sí, frente a quienes niegan, combaten y discuten tantas verdades que son tan necesarias para avanzar, ocurrió una masacre en toda línea en Europa contra judíos, gitanos, disidentes, antifascistas españoles, testigos de Jehová, contra aquellos que no cumplían un canon macabro de una definición de la propia humanidad que en sí misma es la antihumanidad", ha subrayado Calvo.

En este sentido, ha precisado que uno de los retos a los que se enfrenta el mundo en la actualidad "se inició negando la tragedia e ignominia que supuso el Holocausto". "Negar la verdad nos coloca en una zona de peligro extraordinario, a nuestra propia existencia, a las convenciones con que somos capaces de convivir y respetarnos", ha precisado.

Así lo ha expresado este miércoles 27 de enero durante su intervención en el Acto de Estado en el Senado en Memoria del Holocausto, para recordar a las víctimas del genocidio que tuvo lugar en Europa a manos de los nazis, que asesinaron a 6 millones de judíos, a cientos de miles de gitanos, a decenas de miles de personas con discapacidad, testigos de Jehová, homosexuales y a miles de republicanos españoles.

Tras asegurar que hay actos como este que "no están en la agenda sino en la conciencia" y que este año de la pandemia, la obligación era "aún mayor", la vicepresidenta primera ha manifestado el "compromiso firme" del Gobierno con la defensa en todo momento de "los valores de la convivencia y la democracia".

Esto, según ha añadido, se materializa en las leyes y, por ello, ha puesto de relieve dos normas "de máxima importancia" que se dispone a aprobar el Ejecutivo: la de Memoria Democrática y la de Igualdad de Trato. "No hay más compromiso que las normas que nos damos por procedimiento democrático con la exigencia de su cumplimiento", ha destacado.

Calvo también ha agradecido a los diplomáticos que ayudaron a miles de judíos a escapar del Holocausto, como el español Ángel Sanz Briz. "Fueron sencillamente humanos y valientes", ha ensalzado. Y ha invitado a seguir manteniendo la "memoria viva" de lo que ocurrió porque "la desmemoria es una enfermedad pero el olvido es un delito contra ellos".

Un guardia nazi de 100 años de un antiguo campo de exterminio se sienta en el banquillo acusado de 3.518 asesinatos

Un guardia nazi de 100 años de un antiguo campo de exterminio se sienta en el banquillo acusado de 3.518 asesinatos

Más sobre este tema
stats