PORTADA DE MAÑANA
Ver
Hospitales concertados, aseguradoras, 'big pharma' y la Iglesia intentan frenar la nueva ley sanitaria

Un juez da el primer paso para declarar en rebeldía a la fundación fantasma que preside Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la expresidenta Esperanza Aguirre.

La fundación fantasma que preside Isabel Díaz Ayuso, inactiva desde 2014  y sobre la que se inició una investigación dentro del caso Púnica para esclarecer si había financiado al PP, corre ahora el riesgo de ser declarada en rebeldía. En este caso, por no comparecer a las citaciones del juez ante el que en enero de 2020 el Gobierno de la misma Isabel Díaz Ayuso interpuso una demanda civil.

Hace un mes, el juez emitió un edicto de contenido inequívoco: seguía sin saber dónde y cómo localizar a la fundación, que al no comparecer se sitúa en la antesala de la declaración de rebeldía. Lo sorprendente aquí es que demandante y demandado están dirigidos por la misma persona: Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

La demanda, cuya existencia presenta al Gobierno regional de Madrid como quien litiga contra sí mismo por razones que se mantienen en secreto, busca un objetivo: que el juez ordene la extinción definitiva de la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad. Es decir, que desaparezca para siempre del mapa la entidad demandada.

Para alcanzar tal objetivo había una fórmula legal más sencilla: que un órgano de control, el Protectorado de Fundaciones, ratificase la extinción acordada por el patronato de la fundación hace nada menos que ocho años, el 29 de julio de 2014. Pero ese paso -coinciden todos los expertos consultados- exigía que la Fundación Dos de Mayo remitiese al Protectorado tanto sus cuentas como sus memorias de actividades. Y eso no ha sucedido.

Aunque sus balances de 2012 a 2014 -y hay dudas sobre 2011- permanezcan en el cajón, lo innegable es que la Fundación Dos de Mayo había recibido en 2008 y 2009 nada menos que 6,4 millones de Caja Madrid. La extinta caja de ahorros también había suministrado fondos a otra fundación -Fundescam- que camufló el pago de actos electorales de Esperanza Aguirre. Fundescam acabó destripada, primero por informaciones periodísticas y finalmente por la investigación de Púnica. De la Fundación Dos de Mayo ha trascendido muy poco. Pero ahora la misteriosa entidad puede incluso convertirse en rebelde.

Sin “señales de vida”

"Quien va a incurrir en rebeldía es la propia fundación ya que no da señales de vida", admitieron este martes los portavoces del Ejecutivo regional en sus mensajes de respuesta a las preguntas de infoLibre. Las mismas fuentes remarcaron que la Comunidad de Madrid y la Fundación Dos de Mayo tienen personalidades jurídicas distintas. Y que el perfil de Díaz Ayuso en el Portal de Transparencia se ha modificado tras las preguntas de este medio: desde este martes ya hace constar que la fundación se encuentra “en proceso de disolución”.

Quienes hablan en nombre del Gobierno de Ayuso subrayan que “en 2020 se ralentizó la justicia por la pandemia” y añaden que, con el edicto, el juez “tiene como objetivo agilizar el proceso y que todas las partes se puedan dar por concernidas”. La Comunidad acudió a los tribunales –insisten las fuentes– porque un informe de sus servicios jurídicos lo señaló como el camino a seguir. “Confiamos en resolver este asunto pronto y en la confianza de que encontrándose en un juzgado es el mejor sitio en el que puede estar para resolver todo aquello que sea necesario”, agregan los portavoces.

Que la demanda lleve dos años y medio arrinconada se explica, según el Gobierno madrileño, por culpa del juzgado: se equivocó –sostienen los portavoces del Gabinete madrileño– al enviar sus notificaciones a la ya inexistente fundación. “El problema en la notificación –dicen las fuentes– ha sido lo que ha retrasado todo este asunto ya que tenía que haber sido remitida a Puerta del Sol número siete [la sede del Gobierno de Madrid] y fue remitida a Gran Vía número 12”.

En su día, ese de Gran Vía fue el domicilio de Fundación Dos de Mayo, constituida en 2007 por Esperanza Aguirre para “reforzar” España. La puso en marcha al abrigo del bicentenario de la Guerra de la Independencia. Y su patronato acordó disolverla el 29 de julio 2014.

Como explica Isabel Peñalosa, directora del área jurídica de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), “un demandado es declarado rebelde cuando no comparece en una fecha señalada por el juez en cualquier fase de un procedimiento judicial”.

Otro jurista especializado en la materia, Ramón Pérez Lucena, se centra en que “hay un cierto caos” en Madrid porque el Registro de Fundaciones toma a veces “decisiones que creemos arbitrarias”. Y puede -añade- que el Protectorado no ratificase la extinción de la Fundación Dos de Mayo porque “no le han enviado las cuentas”.

Una resolución... de hace 31 meses

Publicado en el BOE del 30 de septiembre, el edicto sobre la Fundación Dos de Mayo aparece con fecha del 27 de septiembre. Y con ese documento  –los edictos permanecen cuatro meses en un tablón de anuncios digital– avisa a la fundación de que para conocer las resoluciones que le afecten “podrá dirigirse a este órgano u oficina judicial”.

La resolución a que alude el edicto está datada el 5 de marzo de 2020 pero no se conoce lo que dice. Y el objeto del edicto es el “emplazamiento” de la fundación demandada en el plazo de 20 días. Traducido, el emplazamiento significa dar a la parte interesada un plazo para que comparezca ante el tribunal. Y si no lo cumple, se le declara en rebeldía.

“La fundación –remarcan las fuentes oficiales– figura en la ley de presupuestos para 2022 con presupuesto 0 por carecer de actividad o encontrarse en liquidación”. Como ya se ha señalado en un párrafo anterior, entre 2008 y 2009 recibió 6,4 millones de la ya extinta Caja Madrid.

Esa fue una de las claves para que el anterior instructor del caso Púnica, Eloy Velasco, reclamara en 2017 información a la Agencia Tributaria sobre los ingresos y pagos de la Fundación Dos de Mayo. El magistrado pretendía averiguar si de forma “subrepticia” había financiado al PP. De qué ocurrió con aquel requerimiento, infoLibre no ha logrado averiguar nada. Velasco fue relevado por Manuel García Castellón en el juzgado central de instrucción 6 en junio de 2017.

En un breve párrafo de cinco líneas, el nombre de la Fundación Dos de Mayo y la investigación judicial ordenada por Velasco emergen en el informe final de la Fiscalía sobre la pieza de Púnica que investigaba la financiación del PP. El fiscal no aporta ningún dato sobre a qué resultado condujeron las pesquisas ordenadas por Velasco.

En línea con ese informe, el actual juez instructor de la causa, Manuel García Castellón, ha exculpado a Esperanza Aguirre de cualquier posible delito sobre la financiación opaca del PP madrileño. Según Anticorrupción, no hay indicios de que quien durante una década manejó todas las palancas de poder de la Comunidad de Madrid conociera aquella financiación ilegal. Tres de sus más estrechos colaboradores y subordinados se sentarán en cambio en el banquillo.

Ayuso preside una fundación fantasma investigada en 'Púnica', inactiva desde 2014 y que no presenta cuentas

Ayuso preside una fundación fantasma investigada en 'Púnica', inactiva desde 2014 y que no presenta cuentas

Más sobre este tema
stats