Los abusos de la banca

El juez que ordenó revisar la sentencia fue profesor de un centro propiedad de los bancos

Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo.

Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo y cuya decisión de revisar la sentencia que obliga a los bancos a asumir el pago del impuesto de las hipotecas ha colocado al alto tribunal en una situación inédita, fue profesor hasta hace un año en Cunef, según ha podido comprobar infoLibre. Acrónimo de Colegio Universitario de Estudios Financieros, Cunef es propiedad de la Asociación Española de Banca (AEB)

Este periódico ha preguntado a los portavoces del Tribunal Supremo si ese factor entraña algún potencial conflicto de intereses, ya que por decisión personal de Díez-Picazo la Sala se reunirá con carácter urgente para evaluar si el criterio que aplica la sentencia conocida el jueves debe ser rectificado o confirmado. Portavoces del magistrado se limitaron a confirmar que fue profesor de ese centro y subrayaron que en la actualidad "ya no tiene ninguna relación con Cunef".

Para encomendar esa tarea al conjunto de los magistrados que integran la sala –lo que en términos jurídicos se conoce como avocar la competencia–, Díez-Picazo adujo la "enorme repercusión económica y social" derivada de la resolución judicial.

La sentencia que obliga a los bancos a pagar el impuesto de actos jurídicos documentados cuando afecta a hipotecas fue dictada por seis magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso. Entre ellos, se cuenta su presidente, Nicolás Maurandi. La sentencia cuenta con un voto particular, es decir, contrario.

Compatibilidad

La página de transparencia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) confirma que Díez-Picazo obtuvo compatibilidad para ejercer la docencia en Cunef como profesor de Derecho Constitucional durante el curso 2016-2017.

Pero con anterioridad, ya había impartido clases en ese centro, y así lo constata la propia cuenta de Cunef en Twitter. "Luis María Díez-Picazo, profesor de Cunef, nuevo presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo", es decir, la de lo Contencioso, decía el tuit publicado el 27 de julio de 2015 por el centro universitario. 

Adscrito a la Universidad Complutense, la vinculación entre el centro Cunef y la Asociación Española de Banca, que agrupa a la mayoría de los bancos que operan en España, es de dependencia directa. La web del colegio universitario lo expone así: "En su apuesta por la formación universitaria en áreas como la economía, las finanzas y el derecho, la Fundación AEB es titular del Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF), creado hace más de 40 años. En esta misma línea, lleva a cabo diversas iniciativas para promover la educación financiera y familiarizar a los más jóvenes con conceptos útiles para que gestionen su dinero y finanzas personales".

El artículo 2 de los Estatutos de la Fundación AEB señala lo siguiente: "La fundación tiene personalidad jurídica y plena capacidad de obrar desde su constitución en virtud de la Carta Fundacional, formalizada en escrituras otorgadas por la Asociación Española de Banca (AEB)".

Esta mañana, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se ha reunido de urgencia con los magistrados que dictaron la sentencia cuya revisión doctrinal ha ordenado ahora Díez-Picazo, que también ha acudido al encuentro. Han acordado que el alto tribunal se reúna el próximo 5 de noviembre para fijar su postura definitiva sobre este asunto.

El TS seguirá deliberando este martes sobre quién debe pagar el impuesto sobre hipotecas

El TS seguirá deliberando este martes sobre quién debe pagar el impuesto sobre hipotecas

Más sobre este tema
stats