Entrevista

Luki Gómez, portavoz de los pensionistas: "No sabemos dónde está la meta, pero hemos salido para quedarnos"

Participantes en la marcha de pensionistas con un cartel que dice 'Jubilad@s y pensionist@s. En lucha por unas pensiones dignas', este martes en en la Puerta del Sol.

El 21 de septiembre, un grupo de jubilados y jubiladas salían desde Rota (Cádiz) para marchar, a pie, hasta Madrid. Dos días después, otro grupo de pensionistas vascos hacía lo propio desde Bilbao. El objetivo era el mismo: manifestarse ante el Congreso de los Diputados en defensa de sus pensiones. Lo harán este miércoles, todos juntos, a partir de las 11 horas de la mañana. Uno de los que asistirá será Luki Gómez, que ha recorrido los algo más de 400 kilómetros que separan su ciudad de Madrid.

No es la primera vez que lo hace. Fue uno de los trabajadores del metal que protagonizaron la marcha de hierro en 1992. En aquel entonces llegó a Madrid para defender su empleo, y ahora lo hace por las pensiones de sus compañeros de camino. "Aquella batalla la perdimos, pero al enterarme de que había una nueva marcha hacia Madrid, hablé con mi familia y me dijeron 'Luki, adelante". Y es que, según cuenta, él no tiene ningún problema con lo que percibe, pero todavía recuerda el diccionario "pequeñito" que su padre le compró a él y a sus cinco hermanos. "Ahí venía recogida la palabra solidaridad, y es lo que he practicado toda mi vida", cuenta en conversación con infoLibre. 

 

Luki Gómez, en primer plano, uno de los pensionistas integrantes de la columna norte. IL

PREGUNTA. Después de 23 días caminando hacia Madrid, ¿con qué ánimo llegan a la manifestación convocada para este miércoles?

RESPUESTA. Desbordamos energía, desbordamos alegría y desbordamos ilusión por toda la empatía y solidaridad que hemos encontrado por las carreteras, por las ciudades y por los pueblos. Llevamos energía para dar tres vueltas al mundo. Estamos súper felices y contentos. Lo físico cuenta muy poco porque moralmente estamos a tope. Estamos desbordados. 

P. Esta es la primera manifestación que hacen aquí, en Madrid, pero llevan mucho tiempo concentrándose cada lunes en Bilbao, ¿cuál es el secreto de que la movilización de los pensionistas vascos continúe año y medio después?

R. Es que cuando salimos el 15 de enero del año pasado a la calle ya sabíamos que teníamos que correr una carrera de fondo y que la meta estaba lejos. Actualmente no sabemos en qué kilómetro estamos, no sabemos dónde está la meta, pero hemos salido para quedarnos y sí o sí vamos a llegar a ella hasta conseguir nuestros objetivos. 

P. ¿Y cuál fue la chispa que os hizo salir a la calle?

R. La carta de la ministra Fátima Báñez [de enero de 2018] con la subida insultante del 0,25%. Esa carta, que costó más que ese 0,25% que quiso subirnos, fue la gota que colmó el vaso. Aunque somos personas mayores, a partir de ahí empezaron a moverse las convocatorias a través de las redes sociales y se hicieron concentraciones en las plazas y en los ayuntamientos de todo el Estado español. Recibir la carta fue un insulto para todos los pensionistas, hasta entonces no lo habíamos hecho. Conseguimos la coordinación, sobre todo, a través de Whatsapp. Al principio iba poca gente, pero después de tres o cuatro concentraciones comenzaron a formarse coordinadoras, que todavía siguen surgiendo. El foco de atención está en Bilbao, pero la verdadera movilización importante está en un pueblo de Zaragoza en el que cuatro mujeres salen todos los lunes a exigir pensiones dignas. Eso sí que es tener valor y dar lecciones de lucha. Movilizarse en el País Vasco es, entre comillas, fácil, lo difícil es conseguir que en pueblos del Estado haya grupos de personas reivindicando pensiones dignas. 

P. Precisamente este martes se ha conocido que el Gobierno subirá las pensiones un 0,9% en 2020, ¿lo consideran suficiente?subirá las pensiones un 0,9% en 2020

R. El Gobierno conoce nuestras reivindicaciones. Si el 0,9% va a ser el IPC real, bienvenido sea, pero tienen que dar un paso más. Lo que tienen que hacer es blindar constitucionalmente la subida anual con el IPC real para que, gobierne quien gobierne, se cumpla obligatoriamente. Si ese porcentaje es el IPC real pues bienvenido, pero con el paso que digo que tiene que dar el Gobierno. 

P. Concretamente, ¿cuáles son las demandas de los pensionistas?

R. En este momento pedimos que la pensión de viudedad sea el 100% de la pensión del cónyuge. Pedimos que la pensión mínima se asemeje al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que está en 900 euros, hasta que alcance los 1.084 euros que, como dice la Carta Social Europea, es un dinero para poder vivir dignamente. También pedimos la derogación total del factor de sostenibilidad, que afecta a los pensionistas del futuro, y la derogación de las reformas laborales de 2011 y 2013 que tanto daño hacen al colectivo trabajador y al colectivo de pensionistas. También estamos en contra de los planes de pensiones privados, siempre que tengan desgravaciones fiscales que todos los ciudadanos ponemos a escote. Cada uno con su dinero que haga lo que crea conveniente, pero ni un euro del dinero de las arcas del Estado para esos planes de pensiones privados. 

P. El IPC terminó el mes de septiembre en una subida del 0,1%. Ante esto, ¿solicitan algún tipo de blindaje teniendo en cuenta que las movilizaciones comenzaron tras subidas del 0,25%?una subida del 0,1%

R. Nosotros somos consecuentes con lo que pedimos, que es la subida del IPC real. Sea lo que sea. Queremos el IPC real blindado constitucionalmente. Habrá años que la subida sea del 0,1%, lo que querrá decir que los productos sólo han subido eso, y habrá otros años en los que sea del 1,7%. Somos consecuentes con nuestras reivindicaciones, y queremos que las subidas se liguen al IPC de cada año. 

 

Imagen de la columna norte en su viaje hacia Madrid.

P. Algunas voces, como el Banco de España, han dudado de la viabilidad de las pensiones si se vuelven a ligar al IPC. ¿Cómo responden a estas declaraciones?

R. Parece mentira que el Banco de España haga esas declaraciones, lo único que pretenden es asustar al colectivo de pensionistas. Se ha demostrado por activa y por pasiva que sí que hay dinero para las pensiones, que la Seguridad Social goza de buena salud, que la hucha de las pensiones gozaba de buena salud. Lo que ha pasado es que el Gobierno ha sacado ese dinero que había para la Seguridad Social y para las pensiones para otros gastos del Estado de forma ilegal, ha comprado deuda soberana con el fondo de la Seguridad Social y el fondo de pensiones. Que devuelvan todo ese dinero que han sacado de la caja de la Seguridad Social y de la hucha de las pensiones, y si no llega a ser solvente algún año la solución es muy sencilla: que generen empleos dignos con salarios dignos con mayor cotización. A mayor cotización, mejores pensiones. Lo que pasa es que hace falta voluntad política. Si no llega con lo que se recibe del colectivo de trabajadores y trabajadoras, que vengan de los gastos del Estado, de los Presupuestos, que no pasa nada. Ningún otro gasto del Estado se autofinancia como las pensiones. 

P. Por tanto, ¿ligáis vuestras reivindicaciones a las de los trabajadores?

R. Por supuesto. Está clarísimo: a empleos precarios, cotizaciones precarias. Hay riqueza suficiente para mantener el sistema público de pensiones y mejorarlo, lo que pasa es que hace falta una mejor redistribución de la riqueza. Y para eso están los gobiernos: para redistribuir mucho mejor la riqueza que hay en este país, que es muchísima. 

P. ¿Los trabajadores os apoyarán en esta manifestación?

R. Lo desconozco. Nosotros no tenemos ninguna marca ni política ni sindical. Toda la ayuda y solidaridad, venga de donde venga, bienvenida sea, pero no va a tener ningún protagonismo ningún símbolo político ni sindical. Los protagonistas somos los jubilados y las pensionistas. Si entienden que nuestro problema es su problema, bienvenido sea, pero el protagonismo no es suyo. 

P. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha apostado recientemente por subir las pensiones con una media anual del IPC, en lugar de con el de noviembre. ¿Están de acuerdo?

R. Sí, claro. Lo que queremos es el IPC real anual, que dejen de marear la perdiz. El IPC real anual. 

P. Uno de vuestros lemas más escuchado es "gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden", ¿el Gobierno de Mariano Rajoy y el de Pedro Sánchez han tenido el mismo comportamiento respecto a sus demandas? ¿Qué habéis conseguido hasta ahora?

R. La verdad es que los dos nos han hecho muy poquito caso. Lo único que hemos conseguido es que la pensión mínima suba durante 2018 y 2019 un 3% y que se retrase el factor de sostenibilidad hasta el año 2023. Pero el Gobierno del señor Sánchez no ha hecho absolutamente nada por las pensiones. Ha subido el Salario Mínimo Interprofesional porque le han presionado otras fuerzas políticas, pero respecto a las pensiones lo único que ha hecho ha sido aplicar los Presupuestos que firmaron el PP con el PNV. El PSOE del señor Pedro Sánchez no ha hecho nada de nada. Han sido promesas incumplidas, y las promesas incumplidas son mentiras, lo decimos bien claro y bien alto. Las victorias de nuestras movilizaciones han sido anteriores al Gobierno de Sánchez.

P. ¿Creen que la falta de Gobierno está afectando a la hora de que lo que reclaman sea atendido?

R. Sí, por supuesto. Nos afecta como a muchos colectivos, como a los funcionarios y funcionarias del Estado, por ejemplo. Nosotros, cuando vimos que la aritmética parlamentaria para formar un Gobierno progresista daba de sí, nos ilusionamos mucho, porque somos un colectivo que se ilusiona con muy poco, pero luego nos decepcionó la incompetencia de nuestros políticos. Nos han demostrado la ineptitud que tienen para pactar y para llegar a acuerdos. 

P. El pasado mes de febrero se rompió el pacto de Toledo. ¿Por qué creen que los partidos fueron incapaces de llegar a un acuerdo?se rompió el pacto de Toledo

R. Al colectivo de pensionistas, y lo hemos dicho por activa y por pasiva, el pacto de Toledo no nos sirve. Es como un pozo de agua envenenada en el desierto. Estaba para resolver el sistema público de pensiones y durante un montón de tiempo ha estado dormido. Le despertamos el 15 de enero del año pasado, porque no sabía ni dónde estaba. No nos sirve. Cuando la señora Valerio estuvo en Bilbao dijo que iba a hacer lo posible por que estuviéramos dentro del pacto de Toledo, pero ha hecho muy poquito porque nos siguen ninguneando. No confiamos en ese pacto. La señora Celia Villalobos fue presidenta del pacto de Toledo durante un montón de años y ha quedado demostrado que se ha estado sirviendo de la política, en lugar de servir a la política. Se disolvió la comisión y se volvió a formar con el Gobierno en funciones. Y la presidenta es una mujer que tiene 170.000 euros en planes de pensiones privados. ¿Cómo podemos fiarnos de una presidenta del pacto de Toledo que no se fía del sistema público de pensiones? ¿Pedro Sánchez no tiene otra parlamentaria? Le recomendamos que vaya a las plazas de todo el Estado español y escoja a cualquier mujer para ponerla de presidenta del pacto de Toledo, ninguna tiene ese dinero en planes de pensiones. 

P. ¿Cree que después del 10 de noviembre tendrán que seguir saliendo a las calles tal y como llevan haciendo desde hace casi dos años?

R. La esperanza nunca hay que perderla, sea la lucha que sea y sea el colectivo que sea. Estamos convencidos de que hemos salido para quedarnos, lo tenemos clarísimo, pero no sabemos si estamos en el kilómetro 10 o en el 15. Esta marcha ha sido un avituallamiento en el que hemos repuesto sólido y líquido y seguiremos buscando la meta. Como dice nuestra consigna, gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden. Vamos a seguir movilizándonos hasta conseguir nuestros objetivos. Está clarísimo que si no nos hacen caso seguiremos luchando por unas pensiones dignas, seguiremos en la calle. No nos vamos a conformar con milongas, con ocurrencias ni con promesas incumplidas. 

 

Imagen del encuentro entre las columnas sur y norte que se produjo este martes por la tarde en la Puerta del Sol de Madrid. | JM

"El Pacto de Toledo, para empresarios y banqueros"

"El Pacto de Toledo, para empresarios y banqueros"

Más sobre este tema
stats