PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Gobierno busca fórmulas para garantizar que la enmienda de ERC no afecte a la lucha contra la corrupción

Crisis del coronavirus

Del luto a la romería: Ayuso organiza una celebración multitudinaria que acaba con cientos de sanitarios apelotonados

Isabel Díaz Ayuso asiste al acto de cierre del hospital de campaña del recinto ferial de Ifema este viernes.

A. S. C.

El hospital de campaña de Ifema, que permitió aliviar la red sanitaria madrileña en los momentos más duros de la crisis sanitaria, ha echado el cierre este viernes con un acto solemne en el que el tan demandado distanciamiento social ha quedado en todo momento en un segundo plano. Las palabras de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, pidiendo no bajar la guardia y mantener la autoprotección se han entrelazado con las imágenes de un acto multitudinario en el que las medidas de seguridad que reclaman todos los expertos para evitar la propagación del coronavirus han sido las grandes ausentes. Preguntados por las medidas de seguridad adoptadas, desde el Ejecutivo regional señalan: "Todos estamos aprendiendo a vivir en esta nueva normalidad".

Aunque estaba pensado para rendir homenaje a todo el personal sanitario, el acto organizado a comienzos de semana por la propia Comunidad de Madrid ha terminado derivando en un mitín político en el que el plato fuerte ha sido el discurso de la propia Díaz Ayuso. "Es cierto que no hay que relajarse, que hay que ir preparando por si hubiera algún repunte y momento de pedirle a las personas que se cuiden porque es importante no volver atrás. No podemos perdonarnos un repunte", ha querido recordar la presidenta madrileña a pocas horas de que se permitan dar cortos paseos diariamente.

Al encuentro fueron invitados, además de las autoridades de Ifema y del Ayuntamiento de Madrid, representantes públicos a nivel regional y municipal. Y la afluencia de políticos, fotógrafos o sanitarios terminó haciendo saltar por los aires el distanciamiento social que tantas veces han recomendado los responsables sanitarios. Preguntado por las medidas de seguridad puestas en marcha para evitar estas aglomeraciones, desde el Ejecutivo regional señalan a infoLibre que "hay que saber medir bien las distancias", que "no todo el mundo lo hace con precisión" y que "todos estamos aprendiendo a vivir en esta nueva normalidad". Nada más.

Desde la oposición criticaron con dureza un acto multitudinario que choca frontalmente con la imagen de luto que rodea buena parte de las intervenciones del PP en las últimas semanas. "El problema no son los niños o los parques para correr: son actos multitudinarios como el convocado hoy por Ayuso y Almeida en Ifema. Cuando se pide responsabilidad los primeros tenemos que ser los representantes públicos: hay que predicar con el ejemplo. No con propaganda", apuntó en redes sociales la portavoz de Más Madrid en el consistorio de la capital, Rita Maestre.

En la misma línea se pronunció su homólogo en la Asamblea de Madrid, Pablo Perpinyà."Nos hemos encontrado una esperpéntica campaña de márketing de la presidenta que la ha llevado al punto de subirse a un camión de bocadillos y repartir bocadillos entre la gente. Todo esto en pleno estado de alarma. Aquí no se han respetado las distancias, ninguno de los protocolos ni de los criterios que el Gobierno de España y el Gobierno de la Comunidad de Madrid han estado diciendo por las televisiones. Ha debido haber del orden de 1.000 personas", ha señalado en a través de un vídeo en su cuenta de Twitter.

"Hoy hemos asistido al acto de clausura del hospital provisional de Ifema. Creíamos que era importante estar para reconocer el trabajo de los sanitarios, pero lo que nos hemos encontrado ha sido un acto masivo de campaña del Partido Popular. Si Ifema ha sido símbolo de la lucha contra el covid-19 por su rigurosa seguridad y el gran trabajo de los profesionales, hoy el Gobierno de la Comunidad ha decidido saltarse todas las recomendaciones sanitarias", apuntaron, por su parte, desde Unidas Podemos.

La Delegación del Gobierno abre investigación por vulneración del distanciamiento social

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha ordenado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se abra una investigación para determinar si se hubieran vulnerado algunas de las normas básicas, entre otras, las del distanciamiento social entre personas, reguladas en el real decreto de estado de alarma, con motivo del acto celebrado este viernes en las instalaciones de Ifema, según el comunicado emitido por la Delegación del Gobierno.

Por su parte, a la llegada de Ayuso y durante la polémica foto con ellos, algunos sanitarios han coreado varias veces "sanidad pública" y han pedido que se hagan los test diagnósticos de coronavirus a toda la plantilla.

Más sobre este tema
stats