De la llamada a la unidad al ‘Se acabó’, las marchas del 25N claman en las calles contra la violencia machista

Manifestación con motivo del 25N en Valencia.

Ana Fuente Díaz

"Somos mujeres, nos queremos vivas", "basta ya de justicia patriarcal", "somos el grito de las sin voz", "se acabó", "nos queremos vivas" o "la calle y la noche también son nuestras" son algunos de los gritos que se han escuchado en Madrid este 25 de noviembre, pero lejos de sonar al unísono, han sido escuchados de forma separada en dos manifestaciones que se han producido a diferentes horas del día. A las 12 del mediodía salía de Gran Vía la manifestación organizada por el Foro de Madrid, que contaba presencia de importantes cargos del PSOE, entre ellas, la flamante ministra de Igualdad, Ana Redondo.

Horas más tarde, ya cayendo la noche sobre la capital, comenzaba en Atocha, al grito de "aquí estamos las feministas", la segunda manifestación de la jornada, en este caso convocada por la Comisión 8M. Durante la misma, las participantes han clamado contra las violencias sexuales, la violencia transfóbica, lesbofóbica, racista, gordofóbica "y tantas otras que condicionan muchas vidas en todo el mundo". A esta manifestación ha acudido, entre otras, la exministra de Igualdad, Irene Montero, la ministra de Infancia y Juventud, Sira Rego, y varios altos cargos de Podemos.

Redondo recorre las calles en su primera manifestación como ministra

Como todos los años desde 1997, el Foro de Madrid contra la Violencia de las Mujeres junto con el Consejo de las Mujeres y el Movimiento Feminista de la ciudad de Madrid, convoca una manifestación por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres que ha llenado las calles de la capital con más de 25.000 asistentes, según las organizadoras, una cifra que la Delegación de Gobierno baja a los 2.000.

La marcha comenzaba a las 12 del mediodía en Gran Vía y terminaba en Plaza España con un acto solemne en honor a las 52 asesinadas por violencia de género y a los dos menores víctimas de violencia vicaria. La lectura del manifiesto, a cargo de Sonia Ferrer, Isabel Gutierrez y Patricia Bilbao, ha tenido como puntos fundamentales la abolición de la prostitución y la pornografía, la gestación subrogada y la violencia económica que se ejerce contra las mujeres.

La marcha ha sido la presentación en sociedad de la nueva ministra de Igualdad, Ana Redondo, que ha acudido acompañada por Isabel Rodriguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno; Pilar Alegria, ministra de Educación; Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación; Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior; Francina Armengol, presidenta del Congreso de los Diputados y Andrea Férnandez, secretaria de Igualdad del PSOE y diputada por León en el Congreso de los Diputados.

Redondo ha pedido la unidad dentro el movimiento feminista, denunciando que la division “es una baza que tiene Vox y la derecha” para atacarlo. “Da un poquito igual donde nos manifestemos”, ha afirmado la ministra, que ha trasladando “todo su respeto” a las todas las manifestaciones celebradas este 25N, aludiendo a la marcha convocada en la tarde de este sábado por la Comisión 8M en Atocha y a la que acudirán las ministras de Sumar. “El ministerio está abierto absolutamente a todos aquellos y a todas aquellas que quieran luchar por una España mejor”, ha añadido.

Lidia Fernández, secretaria de Mujeres de CCOO y Cristina Antoñanza, vicesecretaria general de UGT, también han secundado la posición de la nueva ministra de Igualdad. “Tenemos que pelear juntas, porque nos están agrediendo, porque nos están asesinando, porque juntas somos más fuertes”, ha declarado Antoñaza. “No entendemos como puede haber división en tema como este”, ha añadido Fernández.

Sin embargo, y pese a sus palabras, la mayoría de las asistentes a la protesta han mostrado su descontento con la manifestación convocada esta tarde por la Comisión 8M: “No estoy de acuerdo con legalizar la prostitución, ni con la ideología queer, afirmaba una de las manifestantes.

Prostitución y pornografía

España es, según las Naciones Unidas, “uno de los principales lugares de tránsito y destino de la explotación sexual”, han denunciado las convocantes en el manifiesto final.

La prostitución y la pornografía son “el núcleo duro de la cultura de la violación” y suponen una normalización de la violencia sexual, fomentando “el abuso de poder, la coacción y el engaño”, han afirmado las organizadoras del evento.

Desde el el Foro de Madrid abogan por la coeducación y la empatía como herramientas para terminar con los roles de genero que colocan al hombre en una posición de dominación y relegan a la mujer a la sumisión. 

Demandan políticas más eficientes contra el sistema “prostitucional”, para dar una “salida integral a las mujeres, perseguir al proxeneta, sancionar la demanda y tipificar la prostitución como violencia sexual en los ordenamientos”. Exigen, además, la aprobación de la Ley Orgánica para la abolición del sistema “prostitucional” y hacen un llamamiento urgente a las instituciones públicas, para la protección de los menores e “impedir su acceso a pornografía a través de internet y redes sociales”

“La cultura de la violación instaurada en nuestra sociedad minimiza los hechos, justifica a los agresores y culpa a las víctimas de la violencia ejercida contra ellas”, afirman.

La Comisión 8M sale a la calle al grito de "Se Acabó"

Por su parte, a las 18 horas, comenzaba en Atocha la segunda manifestación del día, convocada por la Comisión 8M, coreando lemas como "se acabó", "nos queremos vivas" o "la calle y la noche también son nuestras". Más de 50.000 personas, según las organizadoras, 7.000, en cifras de la Delegación del Gobierno en Madrid, han recorrido el centro de la capital bajo el lema '25N Se acabó, nuestra lucha es global'.

Las convocantes han empezado a marchar por el paseo del Prado portando carteles carteles en los que se pueden leer mensajes como "no somos histéricas, somos históricas", "somos nosotras o el patriarcado", "no estamos todas, faltan las asesinadas" o "si volvemos al medievo yo voy con las brujas".

A esta manifestación han asistido la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, y la exministra de Igualdad, Irene Montero. La exeurodiputada, en declaraciones a los medios, ha augurado que el movimiento feminista volverá a estar unido porque "la lucha contra la violencia de las mujeres es un elemento que une a todo el movimiento feminista".

Asimismo, ha aseverado el compromiso "firme e inquebrantable" del Gobierno para erradicar "todo tipo de violencia contra las mujeres". "Seguimos viendo cifras absolutamente dramáticas, 52 mujeres han sido asesinadas este año. En la última semana hemos visto una horrible noticia de una nueva violación brutal a una menor", ha lamentado. Unos hechos que como ha comentado exige "un gobierno comprometido y firme ampliando derechos y reforzando la libertad de las mujeres y la erradicación contra la violencia contra las mujeres".

Por su parte, Montero ha reivindicado su compromiso sin fisuras con los derechos de todas las mujeres y con el derecho a la libertad y a vidas libres de violencias de todas , "también de las mujeres trans, de las mujeres racializadas, de las mujeres en toda nuestra diversidad".

Igualmente, la extitular de Igualdad ha asegurado que el grito de las mujeres para acabar con todas las formas de violencias machistas, para vivir vidas libres de violencias machistas, es un grito que "traspasa fronteras, que llena el mundo entero para cambiarlo todo de arriba abajo y tener vidas libres de violencias".

Además, en declaraciones a los medios antes de comenzar la marcha, una de las portavoces de la Comisión 8M, Inés Morales, ha indicado que "las violencias machistas no son casos aislados, son el patriarcado" y ha señalado, que desde la organización exigen que se desarrollen "todas las medidas de prevención y atención a las víctimas de violencia sexual y de género recogidas en las leyes".

En este sentido, ha apuntado que piden que el mensaje de "no estás sola" sea realidad con la apertura de los 52 centros de crisis 24 horas de atención a las víctimas.

Asimismo, ha denunciado la "violencia institucional" de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid. "Los recortes a los servicios públicos y el desmantelamiento de los recursos son un claro ejemplo de violencia institucional y de gobiernos que legislan contra nuestras vidas", han indicado.

Este año, la bandera de Palestina ha estado muy presente en la manifestación y se han escuchado gritos de "boicot a Israel" y "desde el río hasta el mar, Palestina vencerá".

Manifestaciones en toda España

PSOE y Sumar acuden divididos a las marchas por el 25N en Madrid

PSOE y Sumar acuden divididos a las marchas por el 25N en Madrid

Las mujeres de toda España han salido a la calle para clamar contra la violencia machista. En Barcelona, 6.000 personas se han manifestado, según el Ayuntamiento, en una protesta que ha partido del paseo de Gràcia a la altura de la calle Rosselló y ha acabado con la lectura del manifiesto, discursos y actuaciones musicales. La consellera de Igualdad y Feminismos de la Generalitat, Tània Verge, ha declarado durante la marcha que existe una oleada reaccionaria "donde gobierna la extrema derecha se están cerrando consejerías de Igualdad, se están reduciendo lo recursos para las políticas de igualdad".

En Andalucía, varios miles de personas han gritado 'basta de violencias machistas a mujeres' en las diferentes movilizaciones y concentraciones convocadas por colectivos feministas durante la mañana de este 25N. Según las cifras que la Policía Nacional ha proporcionado a la Delegación del Gobierno, la asistencia en el conjunto de las manifestaciones organizadas en las capitales de provincia andaluzas podría rondar las 10.000 personas. En concreto, los datos que se manejan de las celebradas en la mañana de este sábado son: 3.000 personas en Málaga, 2.500 en Granada, 500 en Huelva, 400 en Almería y 100 en Jaén.

En Pamplona, cerca de 3.500 personas, según datos de la Delegación del Gobierno en Navarra, han asistido a la manifestación convocada por el movimiento feminista, que ha partido pasadas las 18 horas desde la Plaza del Castillo de Pamplona encabezaba por una pancarta con el lema 'Indarkeria matxistarik gabeko bizitzak (vidas sin violencia machista). Vivas, libres y organizadas', y con gritos de 'Gora borroka feminista' (viva la lucha feminista), 'Ni una agresión sin respuesta', o 'Ni una menos, vivas nos queremos'.

Más sobre este tema
stats