Protestas sociales

“¡Mariano, Rivera, id vosotros a la guerra!”

“¡Mariano, Rivera, iros a la guerra!”

Miles de personas se concentraron este sábado a mediodía en la madrileña plaza del museo Reina Sofía, más de dos semanas después de la cadena de atentados en París que dejaron más de 130 muertos y centenares de heridos, para protestar "contra el terrorismo y la islamofobia" y recuperar el clásico "no a la guerra" de 2003 contra la invasión estadounidense en Irak –en la que también intervino Gran Bretaña y España, entre otros países– para clamar contra una posible intervención militar en suelo sirio e iraquí. "Nos oponemos drásticamente a cualquier respuesta al odio que implique más odio, más intolerancia, más muertes de inocentes y menos derechos y libertades", recoge el manifiesto de convocatoria.

Con el lema No en nuestro nombre. Contra el terrorismo, contra el odio y contra sus guerras, impreso sobre una loneta atada a una de las barandillas, la plaza se fue llenando poco a poco con asistentes que levantaban carteles en los que se podía leer "Paz. Pan, no bombas" y pancartas en contra de una intervención militar en territorio iraquí y sirio: "Ni recortes de libertades, ni bombardeos. Fuera Assad e ISIS", "Vuestras guerras, nuestros muertos" o "Si nos meten en la guerra, vamos a la huelga. No a la guerra imperialista", entre otras.

El acto, apoyado por Podemos e IU, pero no por el PSOE, a diferencia de las movilizaciones en 2003, arrancó pasadas las 12.00 horas con la intervención del actor Alberto San Juan. "El PP y el PSOE no están siendo claros sobre sus planes, pero los sucesivos Gobiernos 'populares' y socialistas han venido dando ejemplo de cuál es su criterio, militarizando el territorio español", señaló el artista, que continuó su intervención citando al poeta alemán Bertolt Brecht: "Cuando los de arriba hablan de paz, los de abajo tienen que prepararse para la guerra". "Cuando ahora los de arriba están hablando directamente de guerra, no sé para qué infierno nos tenemos que preparar", prosiguió, añadiendo a renglón seguido que "nosotros somos los civiles muertos en París, los civiles muertos el 11-M, los civiles muertos en el bombardeo francés sobre Raqqa, los civiles muertos en Gaza, Trípoli, mientras que ellos son los que ponen las bombas, ellos son el terror", unas líneas que fueron acompañadas por los aplausos de los asistentes.

"¡No a la guerra!"

Tras esto, cogieron el micrófono Yayo Herrero, activista de Ecologistas en Acción, y Saliha Ahouarí, integrante de la Asociación de Hijos de Inmigrantes Sababia. Ambas leyeron el manifiesto de convocatoria que, según datos de los organizadores, ya han firmado cerca de 34.000 personas desde que la iniciativa se hizo pública a comienzos de semana: "Si la respuesta a la barbarie pasa por suspender derechos, recortar libertades y encerrarnos en casa, la victoria del terrorismo será total", se escuchó por los altavoces instalados en la plaza. Una lectura que se interrumpió en varios momentos con gritos de "¡No a la guerra!", "¡OTAN no, bases fuera!" o "¡Mariano, Rivera, id vosotros a la guerra!".

Antes de que la Solfónica 15-M tomase el protagonismo interpretando dos de sus piezas más conocidas –La canción del pueblo y Los cuatro muleros, que fue modificada para incluir algunas frases contra la intervención militar–, la plaza entera se silenció para rendir homenaje "a todas las víctimas de todas las bombas". Un minuto de silencio que respetaron escrupulosamente todos los asistentes y que puso la guinda a una semana en la que diferentes partidos –Ciudadanos, UDC, UPyD, CC, UPN, Foros Asturias y PAR– se sumaron al pacto antiyihadista impulsado por PP y PSOE tras los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo. Unas adhesiones a las que no quisieron sumarse Podemos ni IU.

Además de la de Madrid, estaban organizados actos similares en más de una veintena de ciudades españolas, algunos de ellos celebrados a mediodía y otros programados para la tarde del sábado –Burgos, Huesca, Córdoba, Salamanca, Barcelona, Donosti y Bilbao–.

"Que se vayan ellos a la guerra"

La iniciativa estuvo impulsada por los alcaldes de las formaciones emergentes que se hicieron con el bastón de mando en diferentes ayuntamientos españoles tras el 24-M –Manuela Carmena, Ada Colau o Xulio Ferreiro, entre otros–, así como por personalidades ligadas al mundo de la cultura. Sin embargo, aunque la concentración recibió el apoyo de Podemos e IU, las principales caras visibles de ambos partidos fueron el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi; la diputada de Podemos en el Parlamento de Andalucía Teresa Rodríguez; y el concejal de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital Mauricio Valiente.

La dirigente de la formación liderado por Pablo Iglesias exigió a los partidos que se presentan a las próximas elecciones generales que aclaren su postura respecto a la guerra contra el Estado Islámico antes de los comicios, para que los ciudadanos acudan a las urnas sabiéndolo, informa Europa Press. A su juicio, "no se apaga el fuego con más fuego", por lo que se mostró partidaria de adoptar una estrategia que empiece por "dejar de tener relaciones comerciales preferentes" con los países que financian el terrorismo, dejar de comprarles petróleo, poner fin a la venta de armas y tratar de ahogar económicamente a los grupos terroristas. "Tony Blair, Hillary Clinton ya han dicho que los bombardeos no generan ningún tipo de resultado contra el terrorismo", señaló.

Además, incidió en que la mayor parte de los terroristas son europeos, por lo que hizo hincapié en la necesidad de "trabajar barrio por barrio" a favor de la convivencia, especialmente en las zonas periféricas de las grandes ciudades como París o Bruselas. "Quien tenga ganas de guerra, quien esté llamando ya a entrar incluso con fuerzas terrestres en Siria, quien tenga ganas de más muertes y de más sangre, que se ponga el traje caqui y se vayan ellos al frente", expresó.

Kichi, por su parte, subrayó que "la guerra no es la solución" y aseguró que la intervención militar de 2003 "no sirvió para nada". "Pensamos que atacar la violencia puede ser un punto de partida, no un final –remarcó–. Hay que cortar las fuentes de financiación del Dáesh y de los países amigos del Dáesh como Arabia Saudí o Qatar".

Valiente incidió en la "movilización y la presencia en las calles" como el mejor modo y el "punto de partida" para "exigir que la paz sea un elemento esencial de la democracia".

Rivera: “¿Se puede ser presidente si no te atreves a debatir de tu país con tus compatriotas?”

Rivera: ¿Se puede ser presidente de una nación europea si no te atreves a debatir de tu país con tus compatriotas?

Más sobre este tema
stats