El máximo órgano de UPN ratifica con un 80% la propuesta de expulsión de Sayas y Adanero

El presidente de UPN, José Miguel Esparza, a su llegada a la sede de Unión del Pueblo Navarro este sábado.

infoLibre

El Consejo Político de UPN, que se ha reunido este sábado en sesión extraordinaria, ha acordado con el 80,62% de los votos favorables (15% en contra; 3,75% en blanco; y 0,62% voto nulo) ratificar el acuerdo adoptado en la tarde de ayer por el Comité Ejecutivo por el que pedía a Sergio Sayas y Carlos García Adanero la entrega de sus actas de diputados en el Congreso o, de lo contrario, iniciar el procedimiento para su expulsión del partido, según informa Europa Press.

Una resolución que se adoptó este viernes después de que Sayas y Adanero votaran no a la convalidación de la reforma laboral, contraviniendo las directrices de la dirección del partido.

El acuerdo de la Ejecutiva reprochaba que "la gravedad de la actitud de los dos diputados de UPN en el Congreso de los Diputados, no sólo por su falta de disciplina, sino también por la ocultación de su voto final a votantes, afiliados, cargos, ejecutiva y dirección del partido, todo ello, además, con premeditación, ha causado un daño de incalculables consecuencias y repercusión, tanto en el propio partido como en sus dirigentes, algo que ha puesto en jaque nuestra credibilidad y fiabilidad".

"El valor de la palabra dada siempre ha acompañado a UPN desde su nacimiento y es nuestra seña de identidad", continuaba la resolución, que señalaba que "todo esto nos obliga a ser contundentes en defensa del interés y el respeto de nuestro partido y nuestros votantes". Por ello, "la grave indisciplina y el grave perjuicio para la imagen y respetabilidad de UPN nos obliga a pedirles que entreguen sus actas de diputados y, de no ser así, iniciar los procedimientos necesarios para su expulsión".

"Han debilitado a UPN" 

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha considerado que Sayas y Adanero "han debilitado a UPN" con su voto, y ha opinado que "no pueden seguir" en el partido si no entregan sus actas de diputados. Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios al finalizar el Consejo Político de UPN.

Esparza ha afirmado que la reunión se ha desarrollado "con normalidad, con un debate profundo" y ha agradecido "el apoyo del Consejo Político que ha ratificado la posición de la dirección". Y ha trasladado un mensaje a la ciudadanía navarra de que "vamos a seguir trabajando por esta comunidad, que vamos a poner lo mejor de nosotros mismos y que, sin duda, UPN va a seguir siendo la primera fuerza en Navarra".

Esparza ha resaltado que "los órganos del partido han hablado con contundencia desde un punto de vista político". "Lo que se ha hecho es exigir que entreguen su acta de diputado y si no obviamente creemos que no pueden seguir en UPN".

Frente a las declaraciones de Adanero y Sayas que defienden que no dijeron que votarían a favor de la reforma laboral, el presidente de UPN ha afirmado que "hay declaraciones publicadas de esos días" en las que ambos diputados mostraban su disconformidad pero aseguraban que iban a "acatar la disciplina de voto". "Que es justo lo que no hacen a las seis y media de la tarde engañándonos a todos", ha reprochado. "Evidentemente, tanto en público como en privado, se nos dijo que se iba a respetar la disciplina de voto y finalmente no se hizo", ha remarcado Esparza, que ha manifestado que "nunca pensé que podrían saltarse la disciplina de voto".

Javier Esparza ha criticado que "con la decisión que han tomado han debilitado a UPN, porque UPN es un partido que tiene palabra, podremos acertar o equivocarnos, pero tenemos palabra, y si tomamos una decisión, se cumple". "Eso es lo que ha quedado en entredicho", ha lamentado el regionalista, que ha considerado que con la decisión del Consejo Político se "vuelve a la normalidad, UPN sigue siendo una fuerza que va a cumplir con la palabra dada".

"UPN no podía convertirse en el felpudo de Sánchez"

Sergio Sayas, por su parte, ha afirmado que actuó con "dignidad y libertad" al votar el contra de la convalidación de la reforma laboral, y ha esperado que el partido le "permita seguir". En declaraciones a los medios de comunicación, ha defendido que "lo único que podía justificar" el apoyo de UPN a la reforma laboral era la "ruptura" del PSOE con el nacionalismo, un precio que la formación socialista "no estaba dispuesta a pagar".

Ha señalado que ha acudido al Consejo Político a explicar por qué tomaron esa decisión, que fue, ha afirmado: "Por lo que a mi siempre me ha movido en la política que es la dignidad y la libertad, algo en lo que he militado desde que tengo 18 años y en lo que voy a seguir militando toda mi vida".

"Dignidad", ha dicho, "respecto al PSOE; UPN no podía convertirse en el felpudo de Sánchez, un partido pisoteado por alguien que nos estaba diciendo que este pacto era por España y que al día siguiente iba a poner la mano al nacionalismo de nuevo para destrozar España". "Eso no podía ser UPN", ha remarcado.

Por otro lado, ha destacado que "a mi nadie me impuso nada, nadie me compró en ninguno de los momentos. Creo no se me conoce cuando se puede opinar algo así". "Si el precio que estaba dispuesto a pagar el PSN era la no reprobación de Enrique Maya, el precio era insuficiente; si el precio era dinero para el Ayuntamiento de Pamplona entrábamos al foco que criticábamos en los demás", ha recalcado.

Para Sayas, "sólo había un precio posible que el PSOE no estaba dispuesto a pagar, el precio de la ruptura con el nacionalismo, el precio de que el PSOE volviese a ser un partido constitucionalista". "Eso era lo único que podía justificar nuestro voto en un momento en el que Sánchez se estaba jugando la estabilidad de un Gobierno y ese no era el precio que el PSOE estaba dispuesto a pagar", ha reiterado.

"La dirección está deseando expulsarnos pero creemos que podemos defendernos"

García Adanero ha afirmado a la salida del Consejo Político del partido que "es evidente que la dirección está deseando que nos vayamos y expulsarnos", pero ha asegurado que "seguimos confiando en los órganos, creemos que podemos defender nuestra posición".

Adanero ha explicado a los medios que no ha intervenido en el Consejo porque "cuando hablas con una pared es complicado" pero ha esperado que el Comité de Disciplina "me escuche, pueda dar las razones y a partir de ahí ver lo que pasa".

Libertad de voto para aprobar la reforma laboral

Más sobre este tema
stats