Obtener un test del covid, misión imposible en Madrid: la promesa estrella de Ayuso hace agua antes de Nochebuena

Varias personas hacen cola en una farmacia de Madrid para adquirir un test de antígenos.

Miércoles, 1 de diciembre. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acude a primera hora de la mañana al Hospital de Emergencias Isabel Zendal. La joya de la corona de su política sanitaria cumple un año desde su apertura. Y no hay mejor emplazamiento que este para hacer anuncios importantes. La líder del Ejecutivo regional se pone frente al atril de una de las grandes salas del centro. Y explica su plan sanitario para la Navidad. "Lejos de volver a los cierres masivos de manera alarmante, lo que vamos a hacer es no generar confusión y actuar", señala Ayuso. Segundos después, su medida estrella: "El Gobierno va a repartir un test de antígeno para cada madrileño para que en caso de reuniones sociales lo haga de manera segura". Una promesa que ha terminado diluyéndose a las puertas de Nochebuena.

El plan del Ejecutivo regional era que todos los ciudadanos de la región pudiesen acudir a las farmacias y llevarse de forma gratuita una prueba autodiagnóstica. Como se hizo tras la primera ola con las mascarillas FPP2. La idea era que estuvieran disponibles a partir del 15 de diciembre, diez días antes de la Navidad. Pero no lo estuvieron. "Se distribuirán finalmente la próxima semana debido a los problemas de suministro que hemos tenido por parte de los proveedores. Nuestra intención era comenzar mañana el reparto y, por eso, están cargados ya los datos dentro de las tarjetas sanitarias", explicaba el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, horas antes de la fecha inicialmente anunciada.

Una semana después, este mismo miércoles, las farmacias comenzaron a recibir las pruebas de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, la demanda a las puertas de las celebraciones superó con creces los envíos del Ejecutivo regional. Conseguir uno de esos test gratuitos se convirtió en una auténtica odisea. Las colas en las farmacias han sido permanentes. Esperas que, en muchos casos, no servían para absolutamente nada. Las 53 unidades que de media se iban distribuyendo vuelan. Y los que no se plantan en la puerta de la botica a primera hora de la mañana, como si fuesen las rebajas, acaban condenados a deambular de establecimiento en establecimiento intentando que la suerte les sonría en algún momento.

La escasez de pruebas en la región es una realidad. Y, para hacerlo todo un poco más complicado, el Colegio Oficial de Farmacéuticos aseguró hace algunas horas que la Consejería de Sanidad les había comunicado que, a partir de este viernes, no servirá test hasta mediados de la próxima semana. Un extremo que se ha encargado de desmentir el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, en El Programa de Ana Rosa: "[El día de Nochebuena] se repartirán 400.000 test en Madrid". Un dato que matizaban desde Sol unas horas después. "Mañana, día 24, se repartirán un mínimo de 100.000", decían.

Mientras, Ayuso, que también ha negado este extremo, pedía perdón por el caos: "Somos conscientes de la espera y de las colas. Nosotros queremos disculparnos por ello porque nada nos gustaría más que todos los madrileños lo tuvieran ya".

Reparto que solo alcanza al 16% de la población

El Ejecutivo regional compró 12 millones de pruebas de antígenos. Seis millones para las farmacias y otros seis para reforzar puntos de centros de salud y hospitales. De los primeros, según los últimos datos oficiales, se han entregado ya a las boticas 1,1 millones. Es decir, por el momento el reparto solo alcanza al 16% de la población.

La presidenta ha achacado la escasez a problemas logísticos y de desabastecimiento. "En una semana hemos pasado de una demanda de menos de 20.000 test al día a superar las 250.000: doce veces más", aseguran fuentes de Cinfa, el laboratorio farmacéutico que se encarga de distribuir la prueba de Boson, una de las que regala el Gobierno madrileño. De hecho, solo en diciembre la compañía ha servido a las farmacias más de la mitad de los cuatro millones de pruebas que ha distribuido a lo largo del año.

Confusión con los test en La Paz

Con una incidencia que supera el millar de casos a catorce días, farmacias sin pruebas y una Atención Primaria al borde del colapso, la Comunidad de Madrid decidió habilitar puntos para hacer test covid en una quincena de hospitales públicos. Una iniciativa que se ha visto empañada por algún que otro episodio de confusión en los centros.

Es lo que ha sucedido en La Paz. Sus trabajadores recibieron este miércoles una comunicación en la que se les informaba de que las pruebas, que se harían de 8.00 a 22.00 horas, estaban dirigidas a personas sin sintomatología. "Siguiendo indicaciones de la Consejería de Sanidad, en el día de hoy, miércoles 22 de diciembre, se ha habilitado en el hospital un punto para la realización de Pruebas de Detección COVID mediante Test de Antígeno para personas ASINTOMÁTICAS".

Eran las 16.33 horas. Dos horas y cuarto más tarde, el Ejecutivo regional lanzaba una nota de prensa anunciando la iniciativa y dejando claro en el titular que los test eran "solo para sintomáticos". "Este operativo sanitario no está dirigido a población asintomática o a contactos estrechos de casos positivos", recogía el texto. Y así quedó el asunto hasta las 11.37 horas de este jueves, cuando La Paz rectificaba en una nueva comunicación enviada a los correos electrónicos corporativos de los empleados: "Está dirigido a personas CON SÍNTOMAS compatibles con COVID".

"Vamos, que en las colas que había en el centro ya esta mañana probablemente había gente con y sin sintomatología. En el mismo circuito. Un desastre", se quejan desde CCOO.

Madrid, la única comunidad, junto con Ceuta y Melilla, que realiza más test de antígenos que PCR

Madrid, la única comunidad, junto con Ceuta y Melilla, que realiza más test de antígenos que PCR

Más sobre este tema
stats