Pactos postelectorales

Modelo de Estado, fiscalidad y reforma de la Administración alejan de un pacto a PSOE y Ciudadanos

Pedro Sánchez y Albert Rivera conversan en el Congreso de los Diputados.

El acuerdo firmado por PSOE y Ciudadanos para hacer presidente del Congreso al exlehendakari y diputado socialista Patxi López ha puesto el foco en un hipotético entendimiento entre ambas formaciones de cara al futuro debate de investidura. El pasado lunes Sánchez mostró su voluntad de "tender puentes a izquierda y a derecha" en el caso de que Rajoy fracase en su intento de ser de nuevo presidente. "Compartimos con Podemos y Ciudadanos la ruta del cambio", señaló. El plan del PSOE para hacer a Sánchez jefe del Ejecutivo pasaría por lograr el apoyo de los diputados de Ciudadanos y la abstención de los de Podemos. 

Ciudadanos, por el momento, se resiste a coger el guante. El partido naranja se ratifica en la abstención y mantiene que no votará a favor de investir a ningún candidato que no sea Albert Rivera. Otro escollo es Podemos, partido con el que Ciudadanos tiene divergencias importantes en relación a temas sustancias como la soberanía nacional o la política económica. 

Pero estas diferencias no sólo existen entre Ciudadanos y Podemos, sino también entre PSOE y Ciudadanos. Un análisis de las propuestas sobre temas fundamentales de estas dos últimas formaciones realizado por infoLibre evidencia que son más las discrepancias que las coincidencias. Las dos formaciones divergen principalmente en sus planteamientos sobre el modelo de Estado, fiscalidad o la reforma de la Administración. Y también en sus propuestas sobre pensiones o mercado laboral. Sí coinciden en algunas medidas educativas y de regeneración democrática. 

01. Impuestos

PSOE y Ciudadanos plantean cambios impositivos, aunque de diferente envergadura. Mientras los socialistas proponen incrementar la carga fiscal a las rentas altas y a las empresas y subir la tributación de las rentas del ahorro –aunque no dan cifras concretas–; el partido de Albert Rivera opta por una rebaja media del IRPF del 3% en todos los tramos, así como por reducciones progresivas en los tipos del ahorro. Respecto al IVA; los dos plantean bajar el cultural y Ciudadanos defiende además reducir de los tres actuales a dos.

Respecto a otros impuestos, los socialistas quieren recuperar unos mínimos en los de sucesiones y donaciones que algunas comunidades autónomas gobernadas por el PP han suprimido y aprobar una tributación homogénea en toda España con un mínimo exento nacional para los patrimonios reducidos. El partido naranja, por su parte, sí concreta que el mínimo exento está en el millón de euros. Y ambos coinciden en apostar por la armonización en todo el territorio, en pedir más impuestos verdes así como en proponer más control a las Sicav.

02. Regeneración democrática 

Las dos formaciones ponen mucho énfasis en las medidas de regeneración democrática y la transparencia. Coinciden en proponer planes de prevención de riesgos de corrupción, con protocolos de actuación cuando un funcionario detecte algún indicio, e instrumentos de protección para salvaguardarles de represalias. El partido naranja se compromete a separar a cualquier cargo, público o de partido, que sea imputado en un caso de corrupción, hasta la resolución completa del proceso judicial; así como a no incluir en sus listas a personas imputadas por corrupción. El PSOE limita la obligación del cese y la no inclusión en listas a la apertura de juicio oral

03. Educación 

Ambos partidos consideran la educación como la palanca para un crecimiento diferente y quieren poner este asunto en el centro del debate. Coinciden en reformar el sistema de acceso a la profesión docente creando un MIR educativo que Ciudadanos complementa además con un sistema de incentivos para evaluar a los profesores. Ambos partidos coinciden también en retirar del currículo y del horario escolar –es decir, que sólo pueda ofertarse como extraescolar– la enseñanza de religión, aunque Ciudadanos apuesta por una asignatura específica "que atienda desde el laicismo los distintos aspectos históricos y culturales de la religión" y el PSOE por recuperar Educación para la Ciudadanía. 

Entre otras propuestas, el PSOE apuesta por "comprometer una inversión hasta alcanzar el 7% del PIB en dos legislaturas", establecer la gratuidad de los libros de texto y obligar a las administraciones a ofertar plazas públicas hasta los 18 años. La formación naranja, por su parte, pretende acabar con las cuotas de los colegios concertados y es el único partido que quiere eliminar las repeticiones. Los socialistas apuestan por derogar la ley Wert y sus evaluaciones externas, mientras que Ciudadanos no se pronuncia y propone un Pacto Nacional de Educación.

04. Sanidad

Ambas formaciones defienden el mantenimiento de la titularidad pública de los hospitales y centros de salud y de los servicios sanitarios y clínicos que se prestan en los mismos, aunque sin perjuicio de que el sector privado pueda desarrollar un rol complementario. No obstante, el PSOE pone más énfasis en que esa colaboración "estésometida a criterios de complementariedad, transparencia, exigencias estrictas de garantías de calidad y control, así como una evaluación pública periódica". Sobre los copagos los dos se comprometen a no establecer nuevas tasas, si bien los socialistas sí inciden en la necesidad de "revisar el copago farmacéutico" y Ciudadanos apuesta por mantenerlo.

Respecto a la atención de los inmigrantes en situación irregular, los socialistas defienden devolverles la tarjeta sanitaria y que recuperen el derecho a la atención normalizada imperante hasta la reforma de 2012, mientras que Ciudadanos considera que los sin papeles no deben entrar en el sistema universal de salud y limita la asistencia la limita a cuatro supuestos: urgencias, menores, mujeres embarazadas y enfermedades graves o infecciosas. Es decir, en los mismo términos que el PP.

05. Reforma laboral

El PSOE incluye en su programa electoral el compromiso de derogar "toda" la reforma laboral del PP. Lo haría en dos fases: primero, mediante un decreto ley; y, después, abriendo un diálogo con los agentes sociales para aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores, con el objetivo de endurecer las causas del despido y "revisar" el coste. Ciudadanos, por su parte, no está de acuerdo ni con la reforma del PP ni con la del PSOE y apuesta por establecer un modelo de contrato único de carácter indefinido del que no ha concretado cuál será la indemnización de partida. Los socialistas creen que el contrato único es "una vuelta de tuerca mucho peor" que la reforma del PP porque "convertirá a todos los trabajadores en precarios y temporales".

06. Pensiones

Los socialistas proponen a los 9,4 millones de pensionistas españoles revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC y una reforma consensuada del sistema para garantizarlo, incluyendo un impuesto específico. Ciudadanos, por su parte, apuesta por replantear el Pacto de Toledo sobre pensiones para consensuar la mejora del sistema, determinar la cuantía en función de la vida laboral completa y no sobre los últimos años así como dejar que cada persona elija su edad de jubilación.

07. Modelo de Estado 

Los dos partidos coinciden en su voluntad de clarificar el contenido del Título VIII de la Constitución, que recoge las competencias de cada autonomía, lo que no quiere decir que estén de acuerdo en la forma en la que afrontan su desarrollo. El PSOE apuesta por reconocer singularidades de Cataluña y otras comunidades autónomas, aunque no especifica con qué fórmula concreta. Los socialistas creen que  "avanzar en la federalización del modelo territorial" es un punto clave para solucionar el desafío soberanista en Cataluña. 

Ciudadanos defiende clarificar las competencias del Estado y de las comunidades creando un listado de competencias exclusivas de la Administración central –unas legislativas y otras ejecutivas, que no podrá transferir–; otras compartidas –con prevalencia de la legislación central– y una lista residual. Apuesta también por eliminar la disposición transicional que abre la posibilidad a la fusión de Navarra al País Vasco y por fijar el mapa autonómico de manera definitiva. Considera que un "frente común de demócratas" que comparta una estrategia de defensa de la unidad del Estado es la solución al pulso soberanista catalán. 

08. Reformas institucionales 

La reforma de la Administración es uno de los puntos en las que más divergencias hay entre ambos partidos. Como parte de su reforma institucional Ciudadanos plantea convertir el Senado en un Consejo de Presidentes de las comunidades autónomas con funciones de Cámara de segunda lectura para cuestiones territoriales; eliminar el Consejo General del Poder Judicial y acabar con los decretos ley (la legislación urgente deberá ser aprobada en el Congreso en el plazo de 72 horas). Y también apuesta por suprimir las Diputaciones provinciales y fusionar los servicios de los Ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. El PSOE ha criticado duramente la mayoría de estas propuestas. 

09. Laicidad

El PSOE incluye en su programa electoral un paquete de medidas encaminadas a reforzar el carácter laico del Estado, como pedir a la Iglesia que pague el IBI de los edificios destinados al culto, un punto que también defiende el partido de Rivera. Sobre las inmatriculaciones –la inscripción a nombre de la Iglesia de bienes no registrados previamente– los socialistas defienden "reclamar" su titularidad si dicha inmatriculación se produjo "sin la existencia de un título material y previo que justifique la titularidad a su favor". También Ciudadanos ve necesario "revisar algunos privilegios" de la Iglesia como determinadas "cuestiones de patrimonio que no han sido resueltas", si bien no ha concretado en qué términos. 

Respecto a los acuerdos de España con la Santa Sede, los socialistas defienden denunciarlos, lo que llevaría a "avanzar en la autofinanciación de las confesiones religiosas y a "establecer la fiscalidad general para aquellos bienes de las confesiones religiosas que no estén afectos a uso de culto o social". Ciudadanos no defiende revisarlos en términos generales y se limita a plantear algún ligero cambio como los citados previamente. De hecho, Albert Rivera dice sentirse "bastante cómodo" con el modelo que rige las relaciones del Estado con la Iglesia católica "salvo por algún privilegio económico concreto".

10. 'Ley Mordaza' 

El PSOE se ha comprometido por escrito a derogar por completo en la próxima legislatura la norma que establece multas que varían desde 100 hasta 600.000 euros por conductas como impedir un desahucio, escalar edificios o monumentos, acampar en la Puerta del Sol de Madrid. Ciudadanos, por su parte, cree que hay que "limitar la intervención directa que otorga al Gobierno sobre derechos fundamentales", aunque sólo defiende eliminar algunos puntos de esta ley y no en su totalidad.

El PSOE presume de capacidad para llegar a acuerdos tras ceder un puesto al PNV en el Senado

El PSOE presume de capacidad para llegar a acuerdos tras ceder un puesto al PNV en el Senado

Más sobre este tema
stats