El problema territorial

Moreno anuncia una sede de la Junta en Cataluña para atraer a Andalucía a los empresarios que huyan del 'procés'

Juanma Moreno, durante su comparecencia de este martes en el pleno del Parlamento andaluz.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), irrumpió este miércoles en el debate político nacional, centrado en Cataluña, con una propuesta que hizo que un murmullo recorriera el salón de plenos del Parlamento de Andalucía, donde se celebraba el primer Debate sobre el Estado de la Comunidad desde que asumió la presidencia hace un año. Moreno, que realizó una intervención de más de una hora y media ensalzando sus logros, atacando la gestión del PSOE y anunciando nuevas medidas, afirmó que la Junta abrirá próximamente una delegación en Barcelona para "respaldar" a los andaluces allí residentes "en estos momentos tan difíciles". Dicha delegación, afirmó, estará también al servicio de los "empresarios", tanto de los empresarios andaluces con "intereses" en Cataluña, como de los que quieran irse de Cataluña ante "difícil situación creada por el independentismo", para lo que Moreno ofreció a Andalucía. "Vamos a estar más presentes en Cataluña", adelantó.

El mensaje, que abunda en la línea marcada por Isabel Díaz Ayuso y su intención de llevar a Madrid el Mobile World Congress –"Iremos a por él–, es de evidente calado político. El presidente de la comunidad más poblada de España, región de partida de más de un millón y medio de emigrantes a Cataluña durante el franquismo, anunciaba la intención de abrir sede de la Junta en Cataluña para proteger a dichos emigrados y sus descendientes del procés. Y lo hacía en nombre de los "lazos familiares" entre las dos comunidades. Pero, ¿protegerlos de quién? Obviamente, del Govern independentista y del Gobierno socialista de España, contra los que Moreno acababa de cargar con dureza. Especialmente contra Pedro Sánchez, al que acusó de dar "oxígeno político al desafío independentista". Lo hizo también contra Susana Díaz, a la que acusó de "traicionar" a Andalucía por anteponer la "lealtad" al presidente, Pedro Sánchez. "La fidelidad al líder del partido puede ser sinónimo de traición a Andalucía", dijo concretamente. Ahí hay que insertar el anuncio de Moreno, que ya comprobó el 2 de diciembre, en las elecciones que lo llevaron a San Telmo por la suma de PP, Cs y Vox, que el conflicto catalán puede rentar políticamente en Andalucía.

El presidente incardinó su propuesta en una misión de Andalucía en la lucha contra el separatismo: "La deriva del separatismo nos exige a todos nosotros, sin excepción, un alto compromiso. Andalucía es la comunidad donde más españoles vivimos y somos parte esencial de España, lo que nos dota e impone una enorme responsabilidad en la defensa de la integridad territorial y de la igualdad en derechos y deberes entre españoles", afirmó. Y citó al socialista Rafael Escuredo, que fue el primer presidente de la Junta, cuando dijo aquello de "ni más que nadie ni menos que nadie".

A juicio del presidente, las comunidades andaluzas en Cataluña se sintieron "huérfanas" con el PSOE en la Junta, algo que quiere corregir. "Vamos a estar más presentes que nunca en Cataluña. Abriremos próximamente una Delegación en Barcelona para estar más cerca que nunca de la comunidad andaluza en Cataluña y respaldar la cultura andaluza en estos momentos tan difíciles". Pero no sólo será un apoyo cultural. También se trata de atraer inversores. La futura "Delegación de la Junta en Barcelona" estará "al servicio de la creación de empleo" en una doble vía, trabajando para "fortalecer y ayudar a los emprendedores andaluces con intereses en Cataluña" y además "abriendo una línea para atraer a los empresarios catalanes que buscan nuevos territorios para invertir ante la difícil situación creada por el independentismo en esa comunidad. "Andalucía es una gran alternativa económica y empresarial. Es clave para el futuro de España. Y ahora, además, una auténtica oportunidad para España en lo social, lo económico y lo institucional. Los éxitos de Andalucía son éxitos que España disfruta. Andalucía está llamada a ser protagonista del presente y del futuro de nuestro país. Para ello, es fundamental la unidad". El discurso del presidente en el Debate del Estado de la Comunidad, de repente, sonó a intervención en un foro empresarial.

Ayudas a la inmersión

Conviene ser cauteloso sobre las implicaciones que a efectos prácticos tendrá el anuncio de Moreno. Vox arrancó en junio a PP y Cs, en su acuerdo para el presupuesto de 2019, una línea de subvenciones que debía proteger a los andaluces de la "inmersión" en Cataluña. Hubo grandes titulares. Fue un éxito político de Vox. Con el acuerdo en la mano, la Junta debía cambiar las normas que regulan las subvenciones a "comunidades andaluzas" en el exterior para financiar programas contra "los problemas" que origina la "inmersión lingüística", de forma que que no se produzca un "abandono paulatino de sus raíces culturales y lingüísticas". Eso se acordó en junio. Estamos a enero. La orden que debería regular esta medida aún se está redactando. Sí sabe que la cuantía serán 100.000 euros y que podrán acceder a la misma andaluces y descendientes de todas las comunidades.

Es decir, el potencial de la medida como agente paliativo de los supuestos efectos que la inmersión linguística tenga sobre los andaluces en Cataluña tiende a cero, aunque la repercusión mediática tendió a infinito. Todavía está por ver cómo se articula una línea de ayudas públicas andaluzas para familias residentes en Cataluña o el País Vasco, más aún cuando estas van destinadas a paliar las consecuencias de unas políticas desarrolladas por la comunidad autónoma donde residen. De momento el Consejo de Gobierno aprobó el 3 de septiembre elaborar la orden, que toma como anclaje legal el Estatuto de los Andaluces en el Mundo de 2006. No se ha concretado. ¿Cómo se concretará esa oficina de la Junta en Barcelona? Está por ver. Pero el bombazo político ya ha explotado.

Casado anuncia querella contra Torra por usurpación de funciones y dice que sus decisiones ya no tienen "valor jurídico"

Casado anuncia querella contra Torra por usurpación de funciones y dice que sus decisiones ya no tienen "valor jurídico"

Más sobre este tema
stats