IGLESIA CATÓLICA

El obispo de Cáceres considera "apto" al cura condenado por difundir pornografía infantil

Monseñor Jesús Pulido Arriero, nuevo obispo de Coria-Cáceres, durante su toma de posesión

infoLibre

La diócesis de Coria-Cáceres ha salido en defensa del nombramiento del nuevo párroco de Almoharín, Ignacio Lojas Obregón, quien fuera condenado en 2004 por corrupción de menores y distribución de pornografía infantil, al considerar que es "apto" para ejercer el ministerio sacerdotal, recoge Europa Press.

A través de un comunicado, la diócesis asegura que el sacerdote ha venido demostrando esta aptitud después de un proceso de rehabilitación y acompañamiento "tal y como ha demostrado en su paulatina reinserción de los últimos años".

La Iglesia de Coria-Cáceres responde así a una información publicada por El País, que ha suscitado polémica en la localidad. En aras a la transparencia, señala la diócesis, ha emitido un comunicado en el que reconoce que hace más de 20 años el párroco "cometió un delito consistente en intercambio de material fotográfico de contenido sexual de menores por internet".

Un caso que, recuerda, fue de dominio público en la diócesis y se difundió en los medios de comunicación. "Nunca se ha ocultado a la opinión pública. Dado el carácter informático del delito, no hubo contacto ni comunicación con los menores", subraya.

Un delito por el cual fue juzgado y sancionado "con arreglo a la legislación civil", en concreto a 16 meses de prisión, de modo que "cumplió las condenas y las penas impuestas", si bien en la actualidad "dispone de certificado negativo de delitos sexuales", emitido por el Ministerio de Justicia. En el mismo, se recoge que en el Registro Central de Delincuentes Sexuales "no consta información penal relativa" a I.L.O.

Sin catequesis

Por tanto, la diócesis considera al sacerdote "apto para ejercer el ministerio sacerdotal", aunque reconoce que esta situación "puede causar inquietud y perplejidad" en la comunidad cristiana, motivo por los que se han tomado una serie de medidas.

En concreto, que "todas las parroquias sean un espacio seguro" para los menores, de modo que en aquellas encomendadas al párroco en cuestión las responsables de la labor catequética sean seglares.

Asimismo, se está dando "seguimiento a la situación, y se mantendrá diálogo con los fieles que lo deseen, subraya la diócesis, que remarca que lamenta "profundamente" las acciones que llevó a cabo el sacerdote I.L.O. en 2004, al tiempo que manifiesta su "firme compromiso en la lucha contra el abuso de menores y con la reparación a las víctimas de esta lacra en la sociedad y en la Iglesia".

La comisión de abusos en la Iglesia que lidera Gabilondo hará una primera valoración de resultados en septiembre

La comisión de abusos en la Iglesia que lidera Gabilondo hará una primera valoración de resultados en septiembre

Más sobre este tema
stats