Catástrofe Prestige

Oposición y ecologistas ven decepcionante la sentencia y el PP habla de un aval a su gestión

Prestige

infolibre

La sentencia de la catástrofe del Prestige, que absuelve tanto al Gobierno como al capitán y al jefe de máquinas, ha desatado las reacciones de los grupos de la oposición. Pocas horas después de saber que los acusados han quedado libres de castigo, pese a enfrentarse a peticiones que oscilaban entre los 5 y los 12 años de prisión, PSOE, IU, Anova, BNG y Equo se han pronunciado sobre la cuestión.

"Nadie ha asumido responsabilidades políticas", ha lamentado Rafael Simancas, diputado del PSOE, que ha acusado al exministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos de "irse de caza" cuando ocurrió la catástrofe y a Miguel Arias Cañete, ministro entonces de Agricultura y Pesca, de "ponerse de lado".

Simancas, que ha dicho que en cualquier caso el PSOE "respeta la sentencia" también ha señalado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cuando el barco se hundió ocupaba la cartera de Interior, intentó "engañar a los españoles con aquello de los hilillos de plastilina".

Desde las filas de Izquierda Unida Gaspar Llamazares, diputado de la formación en el Congreso, ha mostrado su disconformidad "absoluta" con la sentencia "tardía" sobre la catástrofe natural del Prestige y la ha tachado de "escándalo" por su contenido exculpatorio que no contempla ni responsabilidades civiles, ni penales.

"Hay responsabilidad civil y penal. No coincidimos en absoluto con la sentencia, discrepamos radicalmente, no sólo porque es tardía y no es justicia, sino porque su contenido exculpatorio no satisface ni desde el punto de vista civil, ni penal las responsabilidades que se han producido sobre la mayor catástrofe ecológica de los últimos años", ha lamentado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso de los Diputados.

En la misma línea, el partido ecologista Equo ha calificado de "escandalosa" y "absolutamente incomprensible" la sentencia sobre la catástrofe del Prestige y ha considerado que "abre una importante brecha en la credibilidad de nuestro sistema de justicia".

Equo, en un comunicado, ha afirmado que "ya fue un escándalo el hecho de que no se sentaran en el banquillo los principales responsables políticos y empresariales del desastre y que esta desastrosa sentencia, que llega a avalar la decisión de alejar el barco, evidencia aún más la falta de justicia en este asunto.

Para este partido ecologista, "hay claras responsabilidades por parte del entonces vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el propio presidente del Gobierno, José María Aznar, y sobre todo el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos".

Decepción en Galicia

En Galicia, la diputada del BNG en el Congreso, Olaia Fernández Davila, ha manifestado su "decepción" con la sentencia porque "los verdaderos culpables políticos no estaban en el banquillo". "No sólo fueron consecuencia de las decisiones tomadas, como el alejamiento del buque, sino la cantidad de mentiras que hicieron más grande la catástrofe y provocaron que tuviera que ser la ciudadanía la que se pusiera a limpiar la costa", ha añadido.

Sobre el resultado de la sentencia, Fernández Davila dice que sólo atribuye responsabilidades a la empresa responsable de las condiciones del buque, pero no dice las medidas que hay que tomar contra este tipo de empresas que hacen posible que barcos de esa categoría anden con los mares con el peligro ecológico que representan.

Otra fuerza gallega, Anova, también ha subrayado este miércoles, a través de su presidente, Xosé Manuel Beiras, que el fallo pone de manifiesto "la impunidad del poder haga lo que haga, cometa los disparates que cometa" o, como en lo relativo al accidente del Alvia en Santiago, "cometa los crímenes que cometa".

Centrándose en el Prestige, Beiras ha recordado que el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, vicepresidente en el momento del siniestro, habló de "unos hilillos de plastilina" que salían del buque, para censurar su "incompetencia e irresponsabilidad política" al referirse a "una marea negra como nunca había sufrido Galicia".

El PP ve en el fallo un aval a su gestión

Frente a las críticas de los grupos de la oposición, la diputada del PP en la Comisión de Cambio Climático, Belén Bajo, ha asegurado que su grupo parlamentario respeta la sentencia sobre el "caso Prestige" y que la valora de forma positiva porque demuestra que la actuación del Gobierno fue acertada.

Bajo ha añadido que cuando se produjo el accidente, el Gobierno, del que entonces era vicepresidente Mariano Rajoy, estuvo asesorado en todo momento por técnicos y tomó las decisiones que consideró menos perjudiciales para el medio ambiente. Además, ha denunciado una campaña "orquestada" por la izquierda "radical" contra el Ejecutivo conservador que llegó a tener incluso "conatos" violentos contra el PP.

"Respeto a los tribunales, a la sentencia. No he podido ver su contenido pero respeto las decisiones de los jueces", ha señalado por su parte la ministra de Fomento, Ana Pastor. La ministra también ha asegurado que España es el país que "más inspecciones" hace a los buques en las costas, frente a los 8.000 kilómetros de costa española.

Carta blanca para contaminar

El fallo, que ha absuelto tanto al capitán del buque, Apostolos Mangouran, como al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, y al exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, por los delitos contra el medio ambiente, también ha recibido las críticas de los ecologistas.

Las organizaciones en defensa del medio ambiente han calificado de "triste", "burla", "escandalosa", "inútil" y "carta blanca para contaminar" la sentencia. La portavoz de Amigos de la Tierra, Liliane Spendeler, ha lamentado que los verdaderos responsables, políticos y empresas implicadas, no estaban sentados en el banquillo de los acusados. 

En la misma línea, el responsable del programa marino de WWF, José Luis García Varas, ha calificado de "bastante triste" la sentencia porque de nuevo el gran perjudicado es el medio ambiente y porque en una catástrofe como esta no se ha podido determinar un culpable. Finalmente, el portavoz de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, ha hablado de "burla" en referencia al fallo.

Por su parte, el fiscal de Medio Ambiente de Galicia, Álvaro García Ortiz, ha reconocido que la "excesiva" dilatación del proceso judicial, iniciado hace 11 años, no permite "decir que se esté haciendo Justicia". García ha lamentado la "dificultades" del pequeño juzgado de Corcubión (A Coruña) para asumir el proceso, y ha aludido a las "implicaciones internacionales del caso", que afecta a intereses "más bien opacos" que "estan en juego", ha dicho.

El fallo avala que la decisión de alejar el barco fue la correcta con la información disponible

El fallo avala que la decisión de alejar el barco fue la correcta con la información disponible

Más sobre este tema
stats