Investidura parlamentaria

Los organizadores de la marcha contra Rajoy niegan querer rodear el Congreso

La protesta contra la investidura de Rajoy, el sábado a las 19.00 cerca del Congreso

Desde que se conoció el pasado domingo que la Coordinadora 25S convocará una manifestación el próximo sábado para protestar contra la investidura de Mariano Rajoy, diferentes fuerzas políticas han criticado la marcha, asegurando que su intención es interferir en el desarrollo de la sesión. No obstante, los organizadores se desmarcan de esta acusación, y afirman en declaraciones a infoLibre que no tienen ninguna intención ni de obstaculizar las labores del Congreso ni de poner en cuestión su existencia, y anuncian que, de hecho, ni siquiera prevén pasar por la puerta principal de la Cámara baja.

La decisión que tomó el Comité Federal del PSOE el pasado sábado de abstenerse en segunda votación para facilitar la investidura de Rajoy provocó que, al día siguiente, la Coordinadora 25S hiciese pública la convocatoria de una manifestación. Con ella, la organización pretende denunciar el "golpe de régimen" que permitirá el establecimiento de "un Gobierno ilegítimo de un régimen ilegítimo", según señala el manifiesto Ante el golpe de la mafia, democracia, que la Coordinadora 25S publicó junto a su convocatoria.

Esta organización es conocida, fundamentalmente, por ser la organizadora de la manifestación Rodea el Congreso, con la que el 25 de septiembre de 2012 pretendía cercar el perímetro de la Cámara baja, aunque finalmente terminó quedando reducida a una concentración en la cercana Plaza de Cánovas del Castillo. No obstante, en esta ocasión sus organizadores no han planteado rodear el Congreso, sino que la marcha partirá de la mencionada plaza, subirá hasta la Plaza de Cibeles y terminará en la Puerta del Sol, sin pasar ni siquiera frente a la puerta principal de la institución, donde se estará celebrando la segunda votación de la sesión de investidura.

Y es que, pese a que el manifiesto hecho público por la Coordinadora 25S tacha la investidura de Rajoy de "nuevo golpe de la mafia", un portavoz afirma a este diario que su intención no es poner en cuestión el papel del Congreso ni tampoco la legalidad de la investidura. "Entendemos que es legal, pero también que en los últimos años se ha resquebrajado el ordenamiento constitucional de 1978" y que el apoyo del PSOE a la investidura es una prueba de ello, señala este portavoz, que asegura, además, que el "golpe del régimen" que facilitará la investidura de Rajoy ha venido provocado por "la imposibilidad de formar un Gobierno que permita aplicar los recortes que vienen de Bruselas" durante los meses anteriores.

"No cuestionamos el Congreso como institución, de hecho nos parece fundamental", asegura a este respecto el portavoz de la Coordinadora 25S. Lo que denuncian los organizadores, sostiene, es todo lo que rodea a la decisión del PSOE de apoyar la investidura de Rajoy, que en el manifiesto se identifica con "los movimientos de la oligarquía que han actuado en Ferraz primero y en el propio Congreso de los Diputados después". "El objetivo es el mismo que cuando el PSOE se alió con el PP para la reforma del artículo 135 de la Constitución: una gran alianza para blindar el régimen del 78 ahora que se tambalea", critica la organización, que afirma que "este movimiento de la mafia ha hecho caer las máscaras de los actores".

Por ello, y además con la intención de que la Delegación del Gobierno no prohíba la marcha –las concentraciones frente al Congreso están vetadas por la ley de seguridad ciudadana–, los organizadores afirman que su idea es terminar la manifestación en la Puerta del Sol "por coherencia" y también porque en ese punto no generarán "ningún problema a los poderes públicos". "Nuestro propósito no es obstaculizar en ningún caso el desarrollo de la sesión parlamentaria, ni queremos condicionar la actividad de ningún representante público", insiste el portavoz de la Coordinadora 25S, que explica que han comunicado la manifestación a la Delegación del Gobierno pero señala que no han recibido aún respuesta.

Críticas de PP y Ciudadanos, apoyo de Unidos Podemos

La convocatoria, no obstante, ha sido polémica desde su anuncio. Podemos e IU han anunciado que respaldan la marcha, si bien únicamente la federación de izquierdas se ha mostrado proclive a participar directamente en la misma. Por el contrario, pese a que en ningún momento se hacía referencia a que la manifestación fuera a rodear el Congreso, líderes políticos como el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha denunciado que los diputados son "asalariados del pueblo" a quienes se paga "para trabajar en el Congreso, no para bloquearlo y rodearlo".

Un argumento similar ha utilizado Javier Maroto (PP), que ha denunciado que el partido morado tiene "un problema con las urnas". "Los diputados que apoyan rodear el Congreso sólo pueden ser aquellos que dentro del Congreso no tienen la voz suficiente y, por tanto, quieren sustituir o camuflar su ausencia de voz con una fotografía en la calle", sostuvo el dirigente conservador, mientras que el líder de la gestora del PSOE, Javier Fernández, no se ha referido directamente a la marcha, pero sí ha criticado que Podemos "tomará la calle".

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, dejó claro este martes que la obligación de su partido es "defender" su posición contraria a la investidura de Rajoy dentro y no fuera del Congreso, y si bien señaló que tiene pensado saludar a los participantes en la marcha si tiene ocasión, aseveró que a Podemos no le "corresponde" intervenir. Por el contrario, su homólogo en IU, Alberto Garzón, ha anunciado que participará si se lo permiten sus obligaciones parlamentarias y, de hecho, la federación ha suscrito oficialmente el manifiesto de la Coordinadora 25S. 

De igual forma, En Marea –que agrupa a Podemos, Anova y la federación gallega de IU– anunció por boca de su portavoz en el Congreso, Alexandra Fernández, que sí acudirá a la marcha. Fernández afirmó el lunes que más allá de la legitimidad parlamentaria de la investidura hay que valorar "lo que piensa la ciudadanía", porque "la legitimidad también está en escuchar lo que hay fuera".

Por su parte, Compromís apoya la marcha, pero no participará en ella. "Nosotros estaremos en el pleno como entendemos que debemos estar, entendemos que ese es nuestro mandato democrático", sostiene el diputado Ignasi Candela en declaraciones a infoLibre, en las que también señala que comparten "la frustración de toda la gente que votó que no siguiera Mariano Rajoy" y que respetan a las organizaciones convocantes de la marcha. "Compromís siempre estará al lado de la gente que anhela cambio en este país, como son las personas que se manifestarán el día de la investidura", zanja el parlamentario.

Cuando los diputados que tomaban las calles eran del PP

Cuando los diputados que tomaban las calles eran del PP

Más sobre este tema
stats