Orgullo LGTBI

El Orgullo Crítico transgrede Madrid

Manifestación de Orgullo Crítico 2018, bajo el lema "Orgullo es transgresión".

El Orgullo Crítico ha vuelto a sacudir la alfombra mercantil del Orgullo LGBTIQ+ oficial. Con el lema Orgullo es transgresión, más de 25 grupos identitarios y colectivos han recorrido este jueves el centro de Madrid, desde la plaza de Neptuno hasta la plaza de Callao. Batucada permanente, consignas contra el heteropatriarcado y la capitalización del Orgullo, pancartas llamando al empoderamiento de los géneros no binarios, alegría, efusividad y contundencia en el mensaje.

"Este Orgullo no es de fiesta, este Orgullo es de orgullo y de protesta" o "El Gobierno no nos escucha, solo quiere lucrarse de la lucha". Varios miles de personas se han agrupado en torno a las cabeceras de Orgullo de Periferia, bloque antirracista, Libres y Combativas o Familias de Menores Transexuales. Como cada año, la organización se ha preocupado de que este 28 de junio se leyera en clave histórica y subversiva, recordando las protestas de Stonewall de 1969 y el espíritu originario de la reivindicación. Todo ello frente al Orgullo oficial, que desfilará el 7 de julio, al que consideran un escaparate y un lavado rosa o pinkwashing de marcas.

Y esta tarde ha discurrido, en una marcha conmemorativa paralela, el 40 aniversario de la primera manifestación por la liberación homosexual en España. 28 de junio de 1978.

Patología todavía

Entre los arcoiris y los puños en alto, se han escuchado coros como "Sanidad niega mi identidad" o "Carmena, Carmena, el Orgullo no es solo una bandera". Dani, de la Asamblea del Orgullo Crítico 2018, explicaba para infoLibre que, a pesar de que la OMS ha excluido la transexualidad del catálogo de enfermedades, "en el Estado español, la ley de 2007 sigue todavía patologizando las ideas trans" y que, además, "en la Comunidad de Madrid no se cumple la ley trans que hay aprobada por la asamblea porque no se han puesto ni reglamentos ni presupuesto". De ahí "el lema Orgullo es transgresión", para "poner el foco este año en la cuestión trans".

Antiimperialistas

En el ambiente festivo y reivindicativo han flotado el reguetón feminista de Bittah y Eddi Circa, y el rap liberador de Ana Tijoux. "Gobierno, escucha, estamos en la lucha" y otras consignas han llamado al boicot del concierto en Madrid de Netta Barzilai, la ganadora israelí de Eurovision 2018, que ha manifestado públicamente su simpatía con el Gobierno de Israel.

 

La manifestación ha alcanzado Gran Vía, donde ha ralentizado el paso, ha crecido en número y se ha preparado para la lectura del manifiesto. A menos de quince minutos de la gran calle madrileña, en el barrio de Malasaña, hace una semana un hombre asestó tres puñetazos en la cabeza a una chica trans al grito de "maricón, vete del barrio, este no es tu barrio, sobran los maricones". 141 agresiones en la Comunidad de Madrid en lo que va de año, según el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia.

Transformadores

Los asistentes han alcanzado Callao sobre las 21 horas y se han arremolinado en torno al micrófono para escuchar el manifiesto. A un párrafo por persona, Orgullo Crítico ha denunciado las agresiones y asesinatos a miembros del movimiento LGBTIQ+, la violencia que genera el sistema binario de identificación de género, las jornaleras marroquíes violadas en Huelva, el cierre de fronteras de la Unión Europea y los refugiados muertos en el Mediterráneo, entre otros conflictos de actualidad. Para terminar: "Marchamos juntes para reivindicar un abanico de identidades, orientaciones, prácticas y cuerpos diversos que existen, luchan, resisten, se legitiman y transgreden al margen del poder hegemónico del cisheteropatriarcado racista y colonial". La forja de un movimiento LGBTIQ+ con perspectiva histórica, transfeminista, autogestionada, contestataria y radicalmente transformadora.

El Orgullo LGTBI inunda Madrid en su 40 aniversario

El Orgullo LGTBI inunda Madrid en su 40 aniversario

Más sobre este tema
stats