La nueva legislatura

El Partido Popular recupera sus exigencias al PSOE para evitar una legislatura breve

PP discurso estabilidad diálogo consenso evitar legislatura corta

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, lleva desde el último Comité Federal del PSOEPSOErecurriendo a un perfil bajo. Percibe que tiene muchas posibilidades de ser investido la semana que viene y no quiere que ningún gesto o declaración tuerza lo que considera un buen comienzo de relación con Javier Fernández, el presidente de la gestora socialista. También dio órdenes a los suyos de ser cautos en las declaraciones, de insistir en que el Partido Popular no pone condiciones a nadie ante una eventual investidura. No obstante, en los dos últimos días, destacados dirigentes de la formación han coincidido a la hora de demandar "responsabilidad y altura de miras" a sus rivales políticos para una legislatura que intuyen muy complicada. Esa será la segunda batalla a la que tendrán que hacer frente si logran seguir en el Ejecutivo.

En esta línea, el argumentario difundido por el partido a sus cargos públicos este miércoles lleva por título "Diálogo, responsabilidad y consenso".

En el citado documento, el PP sostiene que las dos elecciones generales celebradas en el último año, la del 20D de 2015 y la del 26J han dejado "claro" cuál es el "mandato" que los ciudadanos "envían a las fuerzas políticas". "Nos reclaman diálogo y voluntad de acuerdo; nos exigen responsabilidad y altura de miras; debemos responder con una legislatura en la que el consenso resuelva las lógicas diferencias partidistas, poniendo siempre por delante el interés general de los españoles".

Fuentes de la dirección nacional del partido consultadas por infoLibre señalan que este tipo de mensajes, en los que seguirán insistiendo en los próximos días, no deben entenderse como una forma de presión al PSOE, sino como una llamada a la responsabilidad. "No es lo mismo. Se pide responsabilidad, pero no se ponen condiciones", subrayan.

213 diputados frente a 137

Las elecciones del 20D pusieron fin a una legislatura en la que el PP, gracias a su amplísima mayoría absoluta, podía vetar todo tipo de iniciativas del resto de grupos y sacar las suyas adelante sin ningún tipo de problemas. Ahora, los meses que el Gobierno lleva en funciones han servido para que el Grupo Parlamentario Popular compruebe que la situación, si Rajoy es finalmente investido, va a ser muy compleja. Frente a sus 137 diputados tiene a 213 y la promesa de casi el grueso de la oposición de derribar las leyes más polémicas de Rajoy.

En este contexto hay que entender declaraciones como las del portavoz del PP, Rafael Hernando, señalando, muy en la línea del argumentario, que "los ciudadanos piden que nos entendamos en el Congreso para construir una legislatura colaborativa". Y asegurando que la actitud del PP va a ser, ahora, la de "escuchar, aceptar enmiendas de otros grupos e intentar sacar las reformas con el mayor consenso posible".

El portavoz conservador mantuvo que gobernar con mayoría absoluta "es muy fácil", pero también para el resto de partidos "es muy fácil hacer oposición sin ningún tipo de responsabilidad: ahora tiene que haber responsabilidad por parte de todos". Es lo que desde el Gobierno vienen llamando una legislatura "de corte colaborativo".

Si no hay presupuestos... no hay elecciones  

Más allá que Hernando fue este miércoles el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. En un almuerzo-coloquio organizado por el Club Siglo XXI, el jefe de la Diplomacia española advirtió de que "si no hay presupuestos, la única solución es la disolución de las Cortes el 3 de mayo", informa Europa Press.

Es el artículo 115 de la Constitución el que establece que las Cortes pueden ser disueltas, y convocarse con ello elecciones generales, un año después de la última disolución. En el supuesto de que Mariano Rajoy salga investido presidente del Gobierno la próxima semana podría disolver las Cortes el 3 de mayo porque esa fue la fecha en la que se disolvieron para convocar las generales del 26J. 

Con este calendario en las manos, si a Rajoy se le complica la legislatura podrían celebrarse elecciones de nuevo en ocho meses. En el PP y el Gobierno creen que este escenario sería un fracaso, un hecho que pondría de nuevo en riesgo la estabilidad de España. No es la voluntad de Rajoy, dicen. Pero a día de hoy no puede descartarse nada, máxime cuando las últimas sesiones parlamentarias en el Congreso han dejado muy clara la situación de debilidad en la que se encuentra el partido. 

Los conservadores creen que podrán tejer alianzas con PSOE y CiudadanosCiudadanos en los asuntos de Estado. Pero saben que no les va a bastar, que habrá otras cuestiones en las que tengan que buscar más complicidades porque ni los socialistas ni la formación naranja les va a poner las cosas en bandeja. De producirse la investidura de Rajoy, el PSOE, muy dividido y debilitado, tendrá que compensar la abstención con intentar ubicarse como la fuerza de referencia en la oposición.

Ciudadanos, por su parte, también intentará buscar su hueco después de acudir a la investidura con un pacto firmado con el PP.

La oposición también ve el riesgo de una legislatura breve

Estos mensajes se producen en un momento en el que desde sectores del PSOE y Podemos se alerta de que en las condiciones en las que Rajoy llegaría a La Moncloa si es investido va a tener serias dificultades de agotar la legislatura.

En una reciente entrevista publicada en el diario El País, el líder del PSC, Miquel Iceta, sostuvo que "El PSOE no podrá votar los Presupuestos y habrá elecciones en uno o dos años". Iceta sigue estando en el grupo de los dirigentes socialistas que están en contra de que permitir, con la abstención, que Mariano Rajoy sea presidente.

"Se habla mucho de investidura, pero no se habla lo suficiente del Presupuesto, el límite de gasto, los recortes de Bruselas. ¿Qué hará el PSOE cuando se le pida que apoye al PP por responsabilidad? Probablemente no podrá hacerlo y nos podemos encontrar con unas elecciones en un año o dos. ¿En qué condiciones iría el PP a esas elecciones?", se preguntó en la citada entrevista.

En un sentido similar, en unas declaraciones en Málaga recogidas por Europa Press, el responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, aseguró el domingo que si la gestora del PSOE permite que Rajoy pueda gobernar, el Ejecutivo que se conformará será "débil y de corto recorrido".

"No tiene mayoría ni en la calle ni en el Congreso de los Diputados", sentenció. 

Este verano, el presidente del Gobierno en funciones llegó a amagar con no aceptar la propuesta del rey de someterse a una sesión de investidura si no tenía garantizados antes los apoyos y una mínima estabilidad en la legislatura. Con el paso del tiempo, Rajoy viró su discurso y su idea es ir buscando apoyos "día a día". "Sabe que no va a ser fácil. Pero asume esa responsabilidad", señala un miembro del Comité Ejecutivo Nacional.

La misma fuente subraya que los ciudadanos sabrán valorar "el esfuerzo" de Rajoy si llega a gobernar en una legislatura complicada y que eso tendrá más efecto en las urnas que el lógico desgaste de gobernar en minoría.

El ‘no’ a Rajoy se impone de forma rotunda en las más de 200 agrupaciones del PSOE reunidas en octubre

El ‘no’ a Rajoy se impone de forma rotunda en las más de 200 agrupaciones del PSOE reunidas en octubre

Más sobre este tema
stats