Los abusos de la banca

Los peritos de Rato atribuyen a “acontecimientos externos” el hundimiento de Bankia

El exvicepresidiente Rodrigo Rato.

El expresidente de Caja Madrid y Bankia, Rodrigo Rato, considera que la entidad financiera que dirigió hasta mayo de 2012 se hundió por "acontecimientos externos", según consta en el informe encargado por el propio exvicepresidente del Gobierno del PP a los profesores de la Universidad Carlos III de Madrid José Manuel García Lara, Miguel Ángel Tapia Torres y Juan Zomoza Pérez. 

Rato, que afronta tres imputaciones en otros tantos casos investigados en la Audiencia Nacional y un juzgado de instrucción de Madrid, trata de eludir cualquier responsabilidad en la caída de Bankia, que provocó un agujero de 22.400 millones de euros al Estado. A esta cifra habría que añadir los 17.000 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenado Bancario (FROB) se vio obligado a abonar en diferentes pagos para evitar la quiebra de Banco de Valencia, una de las principales filiales de Bankia.

El informe de Rato, que el magistrado Fernando Andreu ha aceptado que se incluya en el sumario del caso Bankia, trata de contrarrestar los informes de los peritos del Banco de Españalos peritos del Banco de España que aseguraban que las cuentas que presentó la entidad financiera para la salida a bolsa no reflejaban la la imagen fiel del banco.

Caída del PIB

"La evolución del precio de cotización de Bankia con posterioridad a su admisión no puede explicarse porque tuviera una especial situación de deterioro, pues si así hubiera sido, el precio de cotización de sus acciones se hubiese alejado de los del resto del sector, con los que se mantuvo alineada", indican los docentes madrileños, que prosiguen en sus conclusiones: "La explicación de la caída del precio de cotización de Bankia debe buscarse en acontecimientos externos y que no se habían previsto, como la caída del PIB español, los cambios en los tipos de interés, el cambio regulatorio y el aumento de morosidad".

Estos acontecimientos, según los peritos, afectaron a los precios de las acciones del sector bancario español en general y de Bankia en particular, "como confirma el informe de seguimiento del Banco de España de 21 de marzo de 2012", resaltan los profesores de la Carlos III de Madrid.

Precisamente, los autores del informe aportado por Rato al juez Andreu aluden de forma frecuente en sus conclusiones a la labor de las instituciones, ya que sostienen que en ningún momento detectaron irregularidades: "Resulta francamente inverosímil que los presuntos errores contables que se pretende existentes en las cuentas anuales del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) de 2010 pasaran desapercibidos a los equipos de supervisión que actuaban in situin situ y a las demás autoridades del Banco de España o al FROB, al Ministerio de Economía y Hacienda o al Comité Europeo de Supervisores Bancarios", indican los profesores.

No es una ciencia exacta

Pero, además, el informe aportado por Rato sostiene que la contabilidad "no es una ciencia exacta, sino una disciplina valorativa basada en principios, cuya aplicación requiere la realización de un buen número de estimaciones y pronósticos, que no siempre se pueden considerar desde la perspectiva del par de conceptos verdadero-falso al que, con más frecuencia de lo que sería deseable, pretende reducirse el juicio sobre las cuentas".

Por este motivo, los peritos de la Universidad Carlos III consideran, al contrario que sus colegas independientes del Banco de España, que los estados financieros de las cajas, luego de BFA, y finalmente Bankia y, en particular, los estados financieros de esta última entidad a 31 de marzo de 2011, "reflejaban su imagen fiel y no incurrían en ninguna clase de errores contables".

"Una información muy extensa"

Pero el dictamen de los profesores universitarios van más allá, al asegurar que el folleto informativo contenía "una información muy extensa, casi exhaustiva, sobre los riesgos a que podían verse expuestos los inversores, señalando hasta 36 posibles riesgos derivados de la adquisición de acciones de Bankia".

En este sentido, el documento de Rato destaca que unos días antes de la definitiva fijación del precio [de las acciones en la salida a bolsa], se produjo una evaluación adicional del grupo por parte de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés), "que confirmó la solvencia de Bankia al superar las pruebas de resistencia, incluso en el escenario adverso".

Solvencia holgada

Para el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), esta evaluación, "corrobora que, con las evidencias objetivas entonces existentes, la situación de solvencia de Bankia era suficientemente holgada, por lo que no parece que hubiera otras pérdidas por deterioro distintas de las que reconoció en sus cuentas que, en consecuencia, reflejaban su imagen fiel".

Finalmente, y también en descargo de Rato y del resto de directivos de Bankia, el informe resalta que los gestores de Bankia no tenían "ninguna flexibilidad ni disponían de margen de maniobra para contabilizar los deterioros de forma distinta a la que lo hicieron, por lo que ninguna responsabilidad cabe exigirles". De esta forma, los autores del peritaje de Rato vuelven a apuntar a la responsabilidad del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la crisis de Bankia.

El ‘crowfunding’ ‘Rato y Blesa al talego’ puesto en marcha por UPyD recauda en tres días más de 6.000 euros

El 'crowfunding' 'Rato y Blesa al talego' puesto en marcha por UPyD recauda en tres días más de 6.000 euros

Más sobre este tema
stats