LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La elección de Von der Leyen muestra al PP cómo funciona el cordón sanitario contra la ultraderecha

Caso Gürtel

La Policía fija en el 10% la comisión ilegal que cobraba el organizador de los actos de Aguirre

Aguirre en la Asamblea madrileña. A la derecha Alberto López Viejo

Alberto López Viejo, el exconsejero de Deportes madrileño imputado en el caso Gürtel, cobraba el 10% del dinero total que Francisco Correa se embolsócaso Gürtel entre 2004 y 2007 organizando los actos de la entonces presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. Esta es la principal conclusión que contiene un informe de la Policía Judicial del pasado 29 de julio que analiza la documentación de las empresas de Gürtel, y que pone de manifiesto también que el número de actos que organizó Correa a la presidenta madrileña en cuatro años fue de 348, que le generaron 290.000 euros en comisiones a López Viejo. La mayor parte de estos actos, según la Intervención General del Estado (IGAE) fueron otorgados a Correa a dedo, sin concurso público.

López Viejo era una persona de la máxima confianza de Aguirre y tenía encomendada la misión de organizarle los actos. Ese acceso a la presidente madrileña le permitía decidir con quién contrataba, y lo hacía casi siempre con la red corrupta de Correa, a cambio de las comisiones ilegales.

En la contabilidad de las sociedades de Correa el concepto 'varios' escondía las comisiones ilegales para López Viejo: "Correspondía en la mayoría de las ocasiones con el 10% del importe facturado. Este dinero era entregado a López Viejo por la intermediación en la contratación de las sociedades madrileñas del Grupo Correa para la ejecución de diversos trabajos para varias de las consejerías de la Comunidad de Madrid, debido al puesto de trabajo que ocupaba en esos momentos", indica la Policía.

Según la Policía Judicial, el modo en el que los responsables de la trama calculaban la parte de López Viejo consistía en sumar los importes de los costes de ejecución del eventoLópez Viejo. "Una vez calculado este resultado, obtenían el 10% o el porcentaje correspondiente, pues en algunos casos era inferior o superior". A partir de 2006, el porcentaje lo calculaban de la misma manera, aunque empleaban como base de cálculo el importe total de la facturación, lo que suponía una ampliación del beneficio de López Viejo.

Aplicaban el margen de beneficio

Al analizar la documentación de las empresas de Correa, la Policía llega a la conclusión de que a la hora de facturar los trabajos, los dirigentes de la red corrupta imputaban el 10% de López Viejo como otro gasto más de la ejecución del acto: "También le aplicaban el margen de beneficio correspondiente, de tal manera que las empresas nunca perdían dinero, siendo la Administración Pública la que en última instancia soportaba esa comisión".

Los agentes también han comprobado cómo miembros de la organización corrupta, en unos casos Isabel Jordán y en otros el propio Francisco Correa, llevaron a cabo entregas de efectivo a Alberto López Viejo entre los años 2004 y 2007. "Estos pagos ascendieron a la cantidad de 397.000 euros aportados en doce entregas diferentes, con origen en las cantidades incluidas en cada acto realizado para la Comunidad de Madrid, y con el concepto de varios". A esta suma habría que añadir a la cuenta de López Viejo otros 14.000 euros procedentes de la empresa Easy Concept.

El informe de la Policía llega a la mesa del juez Pablo Ruz después de que la semana pasada decidiera llamar a declarar como imputada a Teresa Gabarra, la mujer de López Viejo, ante la existencia de indicios que apuntan a que participó en el blanqueo del dinero que presuntamente cobraba su marido en concepto de comisiones por la adjudicación de contratos a empresas de la trama Gürtel.

En un auto del pasado viernes, el magistrado detalla que el matrimonio mantenía una cuenta en el banco Mirabaud de Ginebra en la que Gabarra figuraba como apoderada, "con facultades para todas las transacciones".

El Ayuntamiento de Madrid también tenía su 3%

El Ayuntamiento de Madrid también tenía su 3%

Concejal de Moratalaz (Madrid)

El depósito se nutrió de ingresos en efectivo realizados entre julio y octubre del año 2002, en distintas monedas, y alcanzó un saldo total cercano al medio millón de euros. "Precisamente en esas fechas, Alberto López Viejo ocupaba el cargo de concejal de limpieza del Ayuntamiento de Madrid" y se adjudicó a la sociedad Sufi un contrato de limpieza en el distrito de Moratalaz, especifica el auto.

El auto precisa que un mes más tarde, se llevaron a cabo por parte de Gabarra y López Viejo diversas operaciones de compra y venta de inmuebles y obtención y cancelación de préstamos hipotecarios. "Se ingresó para el pago de uno de ellos 91.500 euros en efectivo y se transfirió desde una cuenta titularidad de Teresa Gabarra más de medio millón de euros como parte del precio de la compra de un inmueble", informa Europa Press.

Más sobre este tema
stats