Transfobia

La Policía de Madrid inmoviliza el autobús tránsfobo de Hazte Oír

Autobús de Hazte Oír contra los niños transexuales

Ibon Uría

La Policía Municipal de Madrid inmovilizó en la tarde de este martes, hacia las 19.30 horas, el autobús protagonista de la campaña tránsfoba de la asociación ultracatólica Hazte Oír, en el que puede leerse "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si naces mujer, seguirás siéndolo".

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, tildó el vehículo de "autobús de la vergüenza" y explicó a la salida del Pleno municipal de este martes que la inmovilización del autobús se ha hecho por "incumplir la ordenanza de publicidad en los autobuses", que sólo permite la que vaya en la de los vehículos de la EMT.

Fuentes municipales recordaron que en el artículo 2 de la citada ordenanza, referido a "medios de expresión publicitaria no autorizada", se indica que "se prohíbe la publicidad en cualquier tipo de vehículo o remolque, en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados al transporte público".

Además, Barbero precisó que los hechos se han puesto en conocimiento de la Unidad de Gestión de la Diversidad para que los lleve ante la Fiscalía, porque el autobús podría conculcar la normativa regional que lucha contra la LGTBfobia. Anunció además que el propio consistorio madrileño presentará una denuncia ante el ministerio público.

Tras conocer las declaraciones de Barbero, el presidente de la asociación ultracatólica Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, manifestó que "no existe ningún argumento legal" para poder movilizar el autobús y acusó al Ayuntamietno de Madrid de querer señalarlos "igual que los nazis señalaron a los judíos".

Cifuentes rechaza la campaña

Horas antes, la presidenta regional, Cristina Cifuentes (PP), afirmó en una entrevista en TVE que es una campaña "impresentable" cuya finalidad es una "provocación absoluta". Cifuentes agregó que ha puesto los hechos en conocimiento de la Abogacía General de la comunidad para que estudie posibles actuaciones por infringir la ley de igualdad y no discriminación autonómica.

Esa norma, en concreto, establece la prohibición de "cualquier acto de discriminación directa o indirecta" por cuestiones como la identidad de género, y reclama a los poderes públicos que adopten cuantas medidas de "prevención" sean necesarias para evitar "conductas tránsfobas" y para la "detección temprana" de "situaciones conducentes a violaciones del derecho a la igualdad y la no discriminación".

La presidenta regional anunció que enviará, además, una carta a la Delegación del Gobierno para que traslade los hechos a la Fiscalía, de modo que el ministerio público se pronuncie sobre si el vehículo es "constitutivo de algún tipo de delito". En la Asamblea de Madrid, todos los grupos de la oposición (PSOE, Podemos y Ciudadanos) coincidieron en sus críticas a la campaña.

El portavoz socialista, Ángel Gabilondo, incidió en que estas conductas "se pueden sancionar" con multas de hasta 45.000 euros. Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos, recalcó que "no se puede permitir un autobús que promueva el odio". Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en el parlamento regional, dijo que la campaña incurre en una "incitación al odio" y busca "estereotipar a los niños".

Mientras tanto, el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados reclamó la intervención de la Fiscalía al entender que la campaña supone un delito de odio. "No se puede ahogar la pulsión identitaria de una persona porque esto atenta contra sus derechos", afirmó la diputada Ángeles Álvarez. El Instituto de la Mujer también mostró su "tajante rechazo" al autobús en un comunicado.

Barcelona anuncia sanciones

Entre los próximos destinos del autobús de la campaña de Hazte Oír está Barcelona, donde el ayuntamiento que gobierna Ada Colau anunció este martes que pretende paralizar y sancionar con multas de hasta 3.000 euros la presencia del vehículo. La concejala de Feminismos y LGTBI, Laura Pérez, advirtió a la asociación de que "el autobús no tiene permiso para circular por la ciudad" y que "no es bienvenido".

El bus fletado por la organización ultracatólica tiene prevista su llegada a la ciudad condal el viernes. Cuando lo haga, afirmó Pérez, el consistorio "no se quedará de brazos cruzados" y empleará todo el margen del que dispone para sancionar su actividad. El PSC, socio de gobierno de Colau, exigió en un comunicado que las instituciones impidan a Hazte Oír hacer una campaña de "intolerancia y odio" en la capital catalana.

Otras instituciones de Cataluña también rechazaron la iniciativa de esta asociación. La directora general de Igualdad de la Generalitat, Mireia Mata, calificó la campaña de "atentado a la convivencia" y consideró que "puede" vulnerar el artículo 510 del Código Penal y suponer un delito de odio. El Síndic de Greuges de Cataluña –el defensor del pueblo–, anunció en un comunicado que tiene previsto actuar de oficio en este asunto.

Malestar en otros ayuntamientos

En Pamplona, otro de los destinos previstos por el autobús tránsfobo, la Junta de Portavoces del ayuntamiento aprobó este martes un acuerdo donde rechaza esa presencia al considerar que "contraviene el respeto a la diversidad y el respeto al colectivo trans" y subraya su apoyo "a los derechos de las personas transexuales, incidiendo especialmente en los menores transexuales y su derecho a la no discriminación".

Por su parte, el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran (PNV), señaló que la presencia del autobús no encaja "con una ciudad moderna y tolerante", por lo que el consistorio estudia ya si tiene algún resorte legal a su disposición para impedir la circulación por la ciudad. Urtaran manifestó en un comunicado su "profundo rechazo" a la campaña y recordó que su equipo está decidido a trabajar contra la transfobia.

El vehículo de Hazte Oír, de hecho, tiene previsto recalar en las tres capitales vascas del 7 al 12 de marzo, y según la asociación ultracatólica el objetivo es contraponer la campaña a otra desarrollada por la asociación Chrysallis recientemente y que buscaba visibilizar la situación de las personas transgénero –y especialmente de los menores de ese colectivo– bajo el lema "hay niñas con pene y niños con vulva".

PSOE y Unidos Podemos exigen al Gobierno que le retire la declaración de utilidad pública a Hazte Oír

PSOE y Unidos Podemos exigen al Gobierno que le retire la declaración de utilidad pública a Hazte Oír

Más sobre este tema
stats