PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

Presupuestos Generales Estado

PP y C's tumban 4.000 enmiendas de los presupuestos y la oposición denuncia que se impida el debate parlamentario

Vista general de la Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados.

Más de 4.000 enmiendas presentadas por los grupos de la oposición al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) elaborado por el Gobierno ni se debatirán ni se votarán. Así lo decidió a última hora del miércoles la Mesa de la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, en la que PP y Ciudadanos suman mayoría, al acordar excluir de la tramitación de más de un 60% del total de enmiendas presentadas por el resto de grupos parlamentarios –casi 6.000– a las cuentas generales. Un paso que ha levantado ampollas en el resto de formaciones, que han recurrido ante la Mesa del Congreso al considerarlo una "cacicada" consumada "con nocturnidad".

Con las enmiendas a la totalidad ya superadas, y después de escuchar el criterio del Gobierno sobre esta materia, tres de los cuatro miembros de la Mesa de la Comisión –dos del PP y uno de C's– decidieron tumbar todas aquellas enmiendas financiadas con cargo a la sección 31 que superen los 15 millones del Fondo de Contingencia para imprevistos, una partida a la que recurren los grupos parlamentarios para justificar los aumentos de gasto en otros departamentos.

Esta misma posición también es aplicable a todas aquellas de menor cuantía con cargo a esa sección que se mantengan una vez que se hayan superado los 15 millones de euros. Un criterio que también reflejó el Gobierno en su escrito a la Cámara baja: "Una vez aprobadas enmiendas que alcancen la cuantía disponible de 15 millones de euros, el resto no deberían tramitarse". De esta manera, finalmente sólo se ha acordado la incorporación de cuatro enmiendas del PSOE, a propuesta de UPN, ya que prevén inversiones en Navarra; otra de Unidos Podemos que contempla dotación adicional para chalecos antibalas y otra conjunta de Ciudadanos y el Partido Popular. Seis correcciones que en conjunto agotan ya el límite establecido.

El criterio del Gobierno conservador se apoya en dos artículos del Reglamento del Congreso: el 133.3 y el 134.1. El primero de ellos establece que las enmiendas al proyecto de PGE "que supongan aumento de créditos en algún concepto" sólo se admitirán a trámite si "además de cumplir los requisitos generales, proponen una baja de igual cuantía en la misma sección". El segundo artículo, por su parte, establece que en "el debate de totalidad" de los Presupuestos "quedarán fijadas las cuantías globales de los estados" de las cuentas.

47.000 millones en una sección limitada a 15

El portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular, Jaime de Olano, explica, en conversación con infoLibre, que "la oposición" ha presentado "la inmensa mayoría de sus enmiendas" con cargo a dicha sección: "Han presentado enmiendas por valor de 47.000 millones contra una sección con 15 millones disponibles. Por cada euro disponible, enmiendas por 3.000 euros, lo cual es matemáticamente imposible", sostiene el conservador. De Olano detalla que lo que se acordó el miércoles fue "admitir todas las que no excedan, individualmente, de 15 millones de euros". "Se aprueba su tramitación, pero cuando se agoten esos 15 millones de euros hay que comunicárselo al Gobierno para que decida qué hacer con todas las que siguen pendientes", afirma. El Ejecutivo del PP ya dejó claro cuál era su criterio en ese punto: "No deberían tramitarse".

"Si yo quiero hacer una carretera en mi pueblo, tengo que decir de qué otra carretera quito ese dinero. Y eso es lo que no han querido hacer ellos", sostiene De Olano en referencia a los grupos de la oposición. En esta línea, el portavoz de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular también recuerda que este tema ya se había abordado con el resto de grupos parlamentarios en la reunión que la Comisión mantuvo la pasada semana en la Cámara baja. "Han tenido ocho días para modificar estas enmiendas", zanja el diputado conservador.

En la misma línea se posicionó el presidente de C's, Albert Rivera, en una entrevista en RNE. El líder de la formación naranja afirmó que no se puede "gastar 80 veces más de lo que tenemos en las cuentas" y acusó a los socialistas y a Unidos Podemos de intentar "dinamitar" unos Presupuestos "de los que dependen plazas de policías, jueces, médicos, cuotas reducidas para autónomos, planes de conciliación y bajas de paternidad, un complemento salarial para jóvenes y un plan contra la pobreza infantil". En este sentido, ha recordado a UP y el PSOE que los PGE son "una cosa muy seria" y que España debe cumplir el objetivo de déficit con Bruselas sin tener que "subir impuestos ni hacer más recortes".

"Cacicada" de PP y Ciudadanos

Las críticas ante la decisión adoptada por la Mesa de la Comisión no tardaron en brotar. Este mismo jueves el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, calificó como "gravísimo" el paso dado por PP y Ciudadanos, que tildó de "mordaza a la libertad de los grupos en materia presupuestaria". En este sentido, el diputado socialista se mostró preocupado ante una decisión que, de salir adelante, puede sentar un precedente para futuras tramitaciones presupuestarias. "Nunca más se tramitarán enmiendas que superen el gasto presupuestado por el Gobierno", apostilló Hernando, que se comprometió a llevar el caso hasta el Tribunal Constitucional si era necesario.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista explican a este diario que "no hay precedentes de que no se debata", por lo que la decisión adoptada, dicen, es "grave". Y añaden que sus enmiendas no suponían un aumento del gasto porque "todas en su conjunto", incorporando por ejemplo nuevos impuestos, daban como resultado "un presupuesto que estaba cuadrado". Por ello, han decidido recurrir ante la Mesa del Congreso de los Diputados con el objetivo de que revoque el acuerdo que se alcanzó el pasado miércoles por la noche en la Comisión de Presupuestos y se admitan a trámite todas las enmiendas afectadas por la decisión.

En el escrito, los socialistas argumentan que "la tramitación de enmiendas con crédito superior al fijado en el proyecto ley, mediando la propuesta de otras enmiendas que suponen el incremento de estos créditos, ha sido aceptada con ocasión del debate de otros proyectos de ley de presupuestos en años anteriores". Por ello, el Grupo Parlamentario Socialista considera que la Mesa de la Comisión "rompe el criterio interpretativo que se ha venido produciendo en los usos y normas de tramitación" de los PGE en relación con este asunto. "Enmiendas de incremento del estado de ingresos han sido, no sólo admitidas en años anteriores, sino incluso aprobadas, como sucedió en la relativa al ejercicio de 1998", completan.

En la misma línea se pronuncian desde Unidos Podemos. Segundo González, portavoz de Presupuestos del grupo parlamentario, sostiene en conversación con infoLibre que "tradicionalmente se han cargado importes superiores en su conjunto a los de este año y no ha habido ningún problema". "De hecho, el año pasado el PP presentó enmiendas por valor de 60 millones", añade. El diputado de UP, además, critica la "reducción paulatina" de la partida de imprevistos, que "suele contener un importe mayor a 15 millones". Por todo ello, explica que su grupo ya ha recurrido ante la Mesa del Congreso este "criterio sin precedentes".

En el escrito, en el que pide que se reconsidere el acuerdo, Unidos Podemos señala que "nunca antes en la historia de la tramitación de los PGE se ha producido una decisión de esta magnitud". Es más, recuerdan que en los PGE de 2016 "el Grupo Parlamentario Popular presentó enmiendas con cargo a esta partida por valor de 65,5 millones de euros, cuando el programa en el proyecto inicial estaba dotado de 40 millones". Con todo esto sobre la mesa, UP explica que la decisión adoptada "supone una argucia reglamentaria inédita, que supone un uso antidemodrático del artículo 111 del Reglamento del Congreso, motivo por el cual nunca fue utilizado por ningún gobierno de ningún signo político".

También han criticado con dureza el criterio de la Mesa de la Comisión los partidos independentistas catalanes. El PDCat lo calificó como "un escándalo" que evidencia "una falta de cintura y talante democrática indignante", anunciando que se sumarán a los recursos presentados. Algo que está estudiando también ERC. "Se está retorciendo el reglamento hasta niveles menos democráticos", apunta en conversación con este diario el diputado de Esquerra Joan Capdevilla, que lamenta "el coto" puesto al "derecho parlamentario a expresarse y debatir". "Es un movimiento entre la cacicada y la chapuza", completa.

"Profundamente antidemocrático"

PSOE y Podemos presionan a Ana Pastor a reunir a la Mesa del Congreso por las enmiendas de Presupuestos y la moción

PSOE y Podemos presionan a Ana Pastor a reunir a la Mesa del Congreso por las enmiendas de Presupuestos y la moción

Tanto el PP como Ciudadanos acusaron este jueves a Unidos Podemos y al PSOE de intentar, con sus enmiendas, "torpedear los PGE". Francisco de la Torre, diputado de C's y presidente de la Comisión, defendió que el debate presupuestario "se haga sobre cuentas reales" y acusó a los grupos de la oposición de hacer "cierta estafa a los ciudadanos" porque están prometiendo "un montón de cosas que luego no se pueden aprobar". "De Podemos me lo espero porque su intención es subir 90.000 millones el gasto público. Pero que lo haga el PSOE, que ha gobernado 20 años y ha tenido que aprobar PGE, me parece impropio", manifestó en RNE Albert Rivera.

Desde el PSOE creen que el acuerdo entre C's y el PP es fruto de un partido naranja "que no quiere votar contra enmiendas que apoya en los diferentes territorios" y de un PP que cree que los de Rivera no van a poder soportar "la presión de rechazar infraestructuras en estos territorios" y van a acabar "votando a favor". Por ello, han llegado a este pacto. "Han decidido que no se tramite ninguna y se terminó el problema", explican a este diario fuentes del Grupo Parlamentario Socialista. 

La oposición, por su parte, coincide en calificar como "muy grave" que las enmiendas no puedan "ni tan siquiera ser debatidas". "Cosas como estas refuerzan el sentimiento y la certeza de que la independencia es el camino, porque no será difícil hacerlo mejor", asevera Capdevilla. "Llegaremos donde haya que llegar porque esto hace que el debate presupuestario quede totalmente pervertido impidiendo que los grupos puedan presentar enmiendas y convirtiendo los PGE en algo parecido a un Real Decreto que no se puede modificar durante su tramitación. Nos parece profundamente antidemocrático y una auténtica cacicada", sentencia el portavoz de Unidos Podemos.

Más sobre este tema
stats