El PP carga contra Calviño por sus reproches a Casado y replica que "no se pueden tapar ni encubrir" abusos a menores

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

infoLibre

Varios cargos de la cúpula del PP y los líderes del partido en Baleares y Comunidad Valenciana han arremetido contra la vicepresidenta Nadia Calvino por afear a Pablo Casado su intervención en la sesión de control al Gobierno. La ministra le reprochó que sacara incluso el caso de abusos a menores tuteladas, pero los conservadores replican que estas denuncias "no se pueden encubrir ni tapar", ha informado Europa Press.

El Confidencial publica este jueves que Calviño increpó a Casado en un acto con el rey, donde le espetó: "Estoy asqueada por lo que has dicho". Añade que en esa charla le recriminó que sacara en la sesión de control el tema de los abusos a menores en Baleares y el caso del marido de Mónica Oltra, que fue condenado por abusos. Además, el digital señala que la vicepresidenta también le dijo al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que su jefe estaba "desequilibrado".

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha respondido a Calviño a través de su cuenta de Twitter: "Yo estoy asqueado de ver que usted desprecia a los menores por defender a su partido que los dejó abandonados y desprotegidos".

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha calificado de "intolerables" los "insultos" de Calviño, ha exigido disculpas y que apoye la comisión de investigación sobre abusos a menores. "A Calviño se le ha caído la careta, es una feminista impostada y de pandereta", ha declarado a los periodistas en una mesa informativa del PP sobre la factura de la luz en Madrid.

"Qué vergüenza y qué indignidad"

De la misma manera, la responsable de Organización del PP, Ana Beltrán, ha acusado a la vicepresidenta primera de perder "por completo los papeles" al defender a Sánchez "mientras el Gobierno mira hacia otro lado ante la desprotección que sufren menores en Canet o en Baleares". "Qué vergüenza y qué indignidad", ha indicado en Twitter.

La vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, ha asegurado que esas palabras de Calviño son "una falta de respeto para todas esas personas que han sufrido y que están sufriendo". "Me parecen un despropósito", ha dicho en los pasillos del Congreso.

En parecidos términos se ha expresado la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, que ha preguntado a Calviño si le "asquea" que el PP controle al Gobierno y pida que "se investiguen los abusos a menores tuteladas por administraciones socialistas". "¿Por qué calláis y lo tapáis? Acostúmbrate. Vas a tener que oírnos hasta que se depuren responsabilidades. ¡Nadie nos callará!", le ha espetado.

En declaraciones a los medios en la Cámara Baja, Gamarra ha criticado que "quien se dice feminista" se plantee que "eso se tape" y se "encubra" cuando el Gobierno debería investigar los casos de "abusos a menores en situación de tutela por administraciones gobernadas por el PSOE y Podemos".

"Llegaremos hasta el final"

A su juicio, "eso es lo que asquea" pero se "busca" que el PP "se calle y que se encubra". "A nosotros no nos calla nadie. Llegaremos hasta el final y seguiremos denunciando lo que está pasando en este país", ha avisado. Tras quejarse de que Pedro Sánchez no responda a la oposición, ha afirmado que su partido no está dispuesto a que "se anestesie la soberanía nacional y no se permita" al PP hacer oposición.

Gamarra ha subrayado que el PP sacará adelante al país desde el punto de vista económico pero también del "pozo de indecencia en el que lo están metiendo el PSOE y Podemos". "Asuntos como los de las menores no se pueden encubrir y no se puede decir que asquea querer saber la verdad de todo lo que ha pasado hoy", ha reiterado.

Es más, la portavoz del Grupo Popular ha afirmado que tienen una "nefasta" ministra de Economía que está "hundiendo" a España. "Es la peor vicepresidenta de Economía de toda Europa. No me extraña que no la quieran para dirigir organismos europeos", ha enfatizado, para acusarla además de "usar" sociedades interpuestas para "pagar menos impuestos".

Los líderes territoriales del PP en Baleares y Comunidad Valenciana también se han pronunciado. Marga Prohens ha asegurado en Twitter que lo que "asquea" es que el Gobierno premie a los "responsables políticos de las menores tutelados" y "bloqueen la investigación", siendo "cómplices" con el silencio. Por su parte, Carlos Mazón, ha resaltado que lo que a él le asquea es que "se oculte" el abuso y que el PSOE "calle" y no se pida "perdón".

La polémica llega al pleno

La polémica se ha trasladado este jueves al hemiciclo, donde Calviño ha acudido a defender un decreto ley. El diputado del PP Miguel Ángel Paniagua ha aprovechado su presencia para tachar de "intolerable" su "falta de respeto" hacia Casado.

"No se lo podemos permitir, no hay ninguna justificación y debe rectificar cuanto antes", le ha exigido, incidiendo en la necesidad de que se asuman "responsabilidades" por intentar "ocultar abusos a menores tuteladas bajo gobiernos socialistas". "Usted estará asqueada, pero le aseguro que más asqueados están los españoles de su comportamiento mezquino y lo que es peor, de los resultados nefastos de su gestión económica", le ha soltado.

Finalizado el debate, ya en los pasillos del Congreso, Calviño ha evitado aclarar si confesó sentirse "asqueada" ante Casado por su intervención en la sesión de control. Sí se ha mostrado "sorprendida" por las "acusaciones personales" que, ha dicho, se le acababan desde la tribuna de oradores. "Se está utilizando un tono que no corresponde en absoluto se debe tener un foro como la sede de la soberanía nacional", se ha quejado.

"Está desequilibrado"

Desde el entorno de la Vicepresidencia Primera se ha precisado que el adjetivo que utilizó Calviño en su conversación con Casado no fue "asqueada", sino "descompuesta". Según esta versión, ante la insistencia del líder del PP en acusar al Gobierno de estar "encubriendo" casos de abusos sexuales a menores, la ministra le preguntó si era consciente de las acusaciones que estaba vertiendo.

La conversación entre ambos habría acabado ahí, pero después Calviño charló brevemente con Martínez Almeida al que, admiten desde su entorno, sí le hizo el comentario de que su "jefe", en referencia a Casado, "está desequilibrado".

La doble cara de Casado: ira desde el escaño, negociaciones en aumento con el PSOE en privado

La doble cara de Casado: ira desde el escaño, negociaciones en aumento con el PSOE en privado

Más sobre este tema
stats