Elecciones catalanas 27-S

El PP confía en evitar un desplome movilizando al 35% de sus votantes en generales que no le apoyan en las catalanas

Mariano Rajoy, junto al candidato del PP, Xavier Garcia Albiol, durante un mitin en Reus.

Las encuestas que mejor panorama ofrecen al PP de Cataluña para las elecciones del próximo sábado señalan que la candidatura encabezada por Xavier García Albiol Xavier García Albiolobtendría 14 escaños de un total de 135. Poco más del 10% del total. Los conservadores aspiran a más e intentan vender la idea de que "es un buen punto de partida", pese a que supondría perder cinco escaños respecto a las autonómicas de 2012. Los estrategas de campaña señalan que para acercase a este escenario es clave la movilización y ello pasa por lograr que todos los catalanes que apuestan por las siglas del PP en unas elecciones generales lo hagan en esta ocasión. Es, reconocen, "uno más de sus puntos débiles en Cataluña".

Comparando los resultados de las dos últimas generales –2008 y 2011– con los de las catalanas –2010 y 2012–, el PP, de media, obtuvo un 35% menos de votos en las autonómicas. Así, en 2011, los conservadores se hicieron con 715.802 sufragios en las generales frente a los 471.681 de las catalanas de 2012. En 2008, la candidatura que también encabezaba Mariano Rajoy logró 610.473 votos en Cataluña. Dos años más tarde, en las elecciones al Parlamento de Catalunya, obtendría 387.066 sufragios

"Tenemos que conseguir que nuestro votante de elecciones generales en Cataluña valore estos comicios por igual. Que llegue la idea de que el PP se juega lo mismo. Incluso, más", señala uno de los miembros de la lista que encabeza García Albiol.

"Difícil" equilibrio entre mensajes

No obstante, en el PP son conscientes de que trasladar este tipo de mensajes, el de que hay mucho en juego, tiene sus riesgos. "Es un equilibrio muy difícil", opinan desde la dirección nacional de la formación. Y lo explican: "Por un lado, tenemos que garantizar que el 28-S todo va a seguir igual, no va a pasar nada porque son unas elecciones autonómicas que no pasan de ahí. Pero, por otro, cuando mejor resultado tenga el PP, más difícil podremos ponérselo a los independentistas".

Uno de los ejes de esta campaña del PP en Cataluña ha sido el de hacer un llamamiento a todas las formaciones no nacionalistas para sumar fuerzas de cara a frenar a los independentistas. Lo propuso García Albiol en un desayuno informativo en Madrid hace dos semanas arropado por Mariano Rajoy. Y lo ha planteado el presidente del Gobierno en todas sus intervenciones públicas.

Una oferta "seria"

En el partido señalan que esta oferta de pacto es seria. Y que están cargados de autoridad. "No sería nada inédito. En 2009 hubo elecciones al Parlamento Vasco. La lista encabezada por Antonio Basagoti –el candidato del PP de Euskadi– obtuvo 13 escaños. Y estos sirvieron de apoyo para que el socialista Patxi López fuera investido lehendakari", recuerda un dirigente nacional. Pero no ocultan que esta estrategia tiene una cara B. "La de que Ciudadanos, y sobre todo el PSOE, se retraten. Poner a Pedro Sánchez ante el espejo de sus contradicciones", añade la misma fuente. A día de hoy, fuentes del PP de Cataluña aseguran que García Albiol no ha recibido respuesta alguna a su propuesta de pacto.

Los conservadores aseguran que será el jefe de los socialistas el que tenga que explicar después a sus electores por qué, en lugar de ponerse "del lado de la Constitución y la ley" prefiere seguir en la senda que inició tras las municipales y autonómicas, cuando cedió sus votos a "populistas e independentistas" para evitar que el PP gobernara en lugares en los que había sido la fuerza más votada. Además, recalcan que el PSOE "no tiene las cosas tan claras" en Cataluña como el PP.

Recta final de campaña

El PP ha afrontado estos últimos días de campaña haciendo hincapié en el mensaje de que una Cataluña independiente saldría automáticamente de la Unión Europea (UE) y tendría que ponerse de nuevo a la cola para ingresar en las instituciones europeas. Es el mensaje que, por cierto, llevó el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, en la noche de este miércoles al debate que mantuvo en 8TV con el líder de ERC Oriol Junqueras.

Antes del inicio de la campaña, los estrategas electorales del PP ya tenían claro que este tipo de mensajes no podían faltar en su argumentario. Lo que menos claro tenían era la presencia del titular de Exteriores. A finales de la semana pasada, sectores del PP y del Gobierno presionaron para que Margallo disculpara su ausencia a este duelo esgrimiendo que tenía compromisos internacionales. Pero el ministro no dio su brazo a torcer.

Pese a los malos resultados que prevén las encuestas, en el PP aseguran que fue un acierto el aterrizaje de García Albiol como candidato en sustitución de Alicia Sánchez Camacho, que sigue siendo presidenta del PP de Cataluña. En lo que no hay unanimidad es en el momento elegido para hacer este cambio. Hay dirigentes del PP que consideran que el relevo tendría que haberse producido antes para que llegase más "reforzado".

Cospedal pide a dirigentes autonómicos del PP que no se salgan del discurso de Rajoy y Albiol sobre Cataluña

Cospedal pide a dirigentes autonómicos del PP que no se salgan del discurso de Rajoy y Albiol sobre Cataluña

Más sobre este tema
stats