Partido Popular

El PP manipuló informes del Departamento de Seguridad Nacional para culpar a Sánchez de la expansión de la pandemia

El líder del Partido Popular, Pablo Casado.

infoLibre

El Partido Popular hizo un uso parcial de los informes diarios del Departamento de Seguridad Nacional (DSN) para responsabilizar al Gobierno de Pedro Sánchez de la pandemia. Los conservadores accedieron a dichos documentos, elaborados entre enero y marzo, pero omitieron la totalidad de su contenido: únicamente filtraron frases incompletas que alteran el significado global. Así lo señala este lunes el diario El País.

El pasado 31 de julio, cuatro diputados del Grupo Popular examinaron los informes confeccionados por el DSN y remitidos al Ejecutivo en las semanas previas al estado de alarma. Lo hicieron en el búnker del organismo ubicado en La Moncloa. A finales de septiembre otros miembros del PP volvieron a revisar los documentos y el 21 del mismo mes hicieron lo propio otros diputados de Vox. 

Tras ello, el diario El Mundo hizo público que el presidente había recibido once alertas del Departamento de Seguridad Nacional sobre el riesgo del covid-19, entre el 24 de enero y el 14 de marzo. La información, que denunciaba la inacción gubernamental y la autorización de la marcha feminista del 8M, revelaba algunas frases de las notas consultadas por los conservadores y la extrema derecha. Tal y como señala El País, la principal sospecha de la filtración apunta al PP. Poco después, Teodoro García Egea, secretario general de los conservadores, pidió la comparecencia en el Congreso de Carmen Calvo e Iván Redondo, vicepresidenta y jefe del Gabinete del presidente del Gobierno. Pablo Casado exigió responsabilidades por "ocultar once alertas oficiales".

Los informes señalados se nutren esencialmente de noticias publicadas en prensa y de análisis realizados por los organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud. El contenido de los documentos, por tanto, proviene de declaraciones públicas y no de alguna "fuente de información privilegiada", tal como sugiere el PP y recoge el diario El País.

Los conservadores han hecho uso de los textos, pero no en su versión completa: incluyen frases parciales pero omiten la totalidad de los análisis, lo que altera sustancialmente las conclusiones. De acuerdo a la información publicada por El País, "el contenido completo de estas frases se puede conocer porque el DSN, además de incluirlas en sus informes diarios de situación, las reprodujo en una sección de su web". Entre otras, se señala la afirmación de Fernando Simón, fechada a 7 de marzo, por la que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias decía que "el incremento de casos en las últimas horas ha sido mayor de lo habitual". La filtración se detiene ahí, pero la frase proseguía: "Sin embargo, se trata de casos que se concentran en una comunidad autónoma y en dos núcleos de transmisión bien identificados. Por tanto, el riesgo de transmisión comunitario o el incremento de focos no conocidos o sin vínculo no han aumentado significativamente".

Según publica El País, "el hecho de que diputados y senadores tuvieran que encerrarse en un búnker blindado para conocer una información disponible casi toda ella en la propia web" del organismo se entiende "desde la premisa de que las notas dirigidas a los miembros del Consejo de Seguridad Nacional son siempre reservadas, aunque no lo sea su contenido". Es decir, "lo que se silencia al evitar el acceso a estos informes no es que se difunda una noticia que ya es de conocimiento público, sino que se sepa que se ha considerado tan fiable y relevante como para comunicarla al presidente, quien ya no puede alegar que la ignora".

Casado votó en 2015 la movilización forzosa de personas y empresas para emergencias que hoy tacha de "disparate"

Casado votó en 2015 la movilización forzosa de personas y empresas para emergencias que hoy tacha de "disparate"

Más sobre este tema
stats