LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las elecciones vascas se convierten en un esprint por los indecisos, Álava y por erosionar a EH Bildu

PP y Vox apoyan la marcha contra el aborto y la eutanasia del 'lobby' ultracatólico en Madrid

Cientos de personas en la marcha contra el aborto y la eutanasia, convocada por la Plataforma Sí a la vida, este domingo en Madrid.

El Partido Popular y Vox han apoyado este domingo "la vida como valor insustituible" en la manifestación de la capital contra el aborto organizada por la Plataforma Sí a la vida —la convocante, que aglutina a más de 500 asociaciones, entre ellas los grandes representantes del movimiento "provida" dentro del lobby ultracatólico—. La vicesecretaria de Sectorial del Partido Popular de Madrid, Inmaculada Sanz, y la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, entre otros manifestantes, han defendido esta reivindicación y han propuesto políticas favorables a ella, según informa Europa Press.

Así, la conservadora ha asegurado que, como sociedad, "debemos seguir prestigiando la maternidad y paternidad y fomentar la natalidad en Europa", donde "tanto problema tenemos en esta materia". "Desde las distintas administraciones estamos llevando a cabo políticas a favor de la vida, a favor de ayudar a mujeres embarazadas que puedan tener dificultades", ha argumentado en esta línea.

Por su parte, Monasterio ha dicho "defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural" y ha destacado su denuncia contra "las élites globalistas que promueven la cultura de la muerte, del suicidio y del aborto". Al hablar de esto último, ha recalcado el "aumento de esta práctica" en los últimos años. "Queremos derogar la ley que trajo Zapatero, aquella que decía que la mujer tiene derecho a acabar con la vida de su hijo. No creemos que tenga que ser un derecho blindado por la Constitución, como ha pasado con Francia", ha añadido.

A su vez, la líder regional de Vox ha recordado que desde su partido buscan acabar con la ley Aído, "ahora celebrada por el PP", además de la Ley de Eutanasia, el vientre del alquiler y el "mercantilismo de las mujeres y de los niños". "Con los niños no se mercantiliza", ha subrayado. Asimismo, ha propuesto "más políticas de apoyo a la familia" y que se analice la situación de la vivienda. "Si no hay vivienda, difícilmente las madres solteras podrán sacar sus niños adelante", ha señalado. "Europa está promoviendo la cultura de la muerte y nosotros estamos frontalmente en contra", ha concluido la portavoz madrileña de Vox.

Globos verdes en el centro de Madrid

Desde la Plataforma Sí a la vida, su coordinadora, Alicia Latorre, ha celebrado que, un año más, la organización "defienda la vida humana". "Queremos mostrar la grandeza de la vida, desde su principio hasta su fin natural, con el apoyo de más de 500 asociaciones", ha sostenido ante los medios. "Esta es una marcha unitaria, pacífica, alegre, comprometida. Es una celebración por la vida y su grandeza", ha destacado defendiendo la iniciativa, que se celebra cada año desde 2011.

Entre las filas de la plataforma, según ha explicado Latorre, hay "asociaciones de todo tipo": "Unas que ayudan a embarazadas, otras que apoyan a enfermos, educativas, de padres, de médicos". "Todas ellas representando a quienes creen en la dignidad del ser humano en cualquier momento de su existencia".

Asimismo, ha resaltado que muchos de los que ahora apoyan la iniciativa, antes estaban "al otro lado". "Hay quienes pensaban de otra manera, que han pasado por un aborto y ahora quieren enfocar su vida de otra manera. Aquí todo el mundo cabe", ha asegurado.

Bajo el lema "Sí a la vida, no al aborto", miles de personas llegadas de toda España de más de 500 asociaciones han inundado las calles madrileñas de globos verdes "en representación de la esperanza", banderas e insignias en apoyo a la causa. Esta celebración conmemora el Día Internacional de la Vida, que se celebra cada 25 de marzo. Aunque, en esta ocasión, la Semana Santa ha coincidido en fechas, por lo que se ha adelantado el acto y lo han colocado cuatro días después del 8M.

La marcha, que ha comenzado a las 12.00 horas en la calle Serrano de Madrid hasta el Paseo de Recoletos, ha congregado a más de 35.000 personas, según la organización, mientras que Delegación de Gobierno ha contabilizado 5.000 personas.

"Es hora de desenmascarar los negocios que sustentan a la cultura de la muerte"

El acto ha estado presentado por Marcel García y Leticia Salinero y han señalado que la "vida es un regalo" y han pedido a los políticos que "defiendan y cuiden" la vida. "La vida es un regalo con todas sus circunstancias y en todas sus etapas desde su concepción hasta su fin natural. Estamos aquí para reivindicar el derecho a la vida de todas las personas", han señalado.

El 'lobby' ultracatólico vuelve a contraprogramar el 8M para clamar contra la "cultura de la muerte"

El 'lobby' ultracatólico vuelve a contraprogramar el 8M para clamar contra la "cultura de la muerte"

Al finalizar la marcha, un grupo de personas han leído un manifiesto en el que han rechazado "todas las leyes y prácticas que atentan contra la vida, dignidad de las personas o contra la naturaleza humana". "Se debe cambiar la mentalidad eugenésica y el abandono de quienes necesitan más atención y cuidados. Es hora de desenmascarar los horrores, los negocios e ideologías que sustentan a la cultura de la muerte", han afirmado.

Los presentadores del acto han criticado que en España se destinen solo 20 millones de euros a apoyar a la mujer embarazada, mientras que se destinan 40 millones en financiar el aborto. "En España, se han producido ya más de dos millones y medio de aborto. Las políticas van llevando a la sociedad hacia un cambio generacional negativo. Actualmente, nace menos gente de la que está muriendo", han destacado.

Asimismo, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de "todos esos niños que no llegaron a nacer, en recuerdo de las víctimas de eutanasia, de los fallecidos por enfermedades raras y de todas las víctimas de la cultura de la muerte", al tiempo que se ha escuchado el latido de un feto de 24 semanas de vida de una mujer embarazada que se ha sometido a una ecografía sobre el escenario.

Más sobre este tema
stats