39º Congreso Federal del PSOE

El PSOE convoca las primarias para el 21 de mayo en un Comité Federal pacífico

Javier Fernández, presidente de la gestora, este sábado en el Comité Federal.

Ibon Uría

La carrera por liderar el PSOE ya está en marcha oficialmente. El Comité Federal socialista aprobó este sábado la propuesta de calendario de la comisión gestora y acordó que las primarias a la Secretaría General se celebren el 21 de mayo. Esa fecha se había pactado ya en la tarde del viernes en una reunión mantenida en Ferraz por la dirección interina con los diferentes secretarios de Organización de los territorios.

La votación para elegir al nuevo líder socialista se producirá por tanto el tercer domingo de mayo. Antes de que los militantes decidan entre Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, se desarrollará la campaña electoral del 9 al 20 de mayo y la fase de recogida de avales entre el 20 de abril y el 4 de mayo. Los aspirantes necesitan la firma del 5% de los algo más de 180.000 militantes socialistas —en torno a 9.000 rúbricas— para poder convertirse en candidatos.

En el Comité Federal de este sábado, además, se ratificó con un único voto en contra el nuevo acuerdo de relación entre Ferraz y el PSC [ver en PDF] que implica, entre otras cuestiones, que los socialistas catalanes deberán acatar la posición del PSOE en la investidura del presidente del Gobierno, y se aprobó la la ponencia marco del cónclave y el texto de bases del 39º Congreso Federal.

Críticas de los 'sanchistas'

La reunión, mucho más breve de lo habitual, se desarrolló en un tono cordial según miembros del sector mayoritario del partido, que considera que "se ha rebajado la tensión" y "se ha recuperado la camaradería" tras meses de profunda división interna, en palabras de un cargo regional. Sin embargo, dirigentes afines al ex secretario general Pedro Sánchez criticaron dos cuestiones: la gestión del censo y que la ponencia no se haya conocido antes.

Sobre la primera de esas cuestiones, los sanchistas denuncian que según el calendario aprobado la cifra definitiva de militantes no se conocerá hasta el 28 de abril, mientras que la fase de recogida de avales comenzará el día 20. En la práctica, eso implica que los aspirantes tendrán que lanzarse a recabar el apoyo del 5% de afiliados sin conocer a ciencia cierta a cuántas firmas equivale ese porcentaje. Los partidarios de Sánchez consideraban "fundamental" que el "cuerpo electoral" estuviera "definido" antes.

De hecho, durante la reunión del comité, el secretario provincial del PSOE de Valladolid, Javier Izquierdo, impulsó una propuesta para que la cifra final de militantes se conociera de manera previa al inicio de la recogida de avales. Sin embargo, sólo seis de los 198 miembros del órgano que se acreditaron este sábado la apoyaron, por lo que fue rápidamente desestimada.

Por ahora, tal como comunicó el responsable de Organización de la gestora, Mario Jiménez, el número "muy provisional" de afiliados socialistas es de 177.902. Esa cifra puede cambiar cuando se revisen las altas por internet de las últimas semanas e incluye ya a los 13.903 militantes del PSC que están al corriente del pago de sus cuotas y podrán votar en las primarias, pero no a los de Juventudes Socialistas —salvo que pertenezcan al partido además de a la organización juvenil, pues entre los mayores de edad cabe la doble militancia—.

En el caso de las Juventudes Socialistas de Cataluña, por ejemplo, hay 419 militantes que no están afiliados al PSC —en torno a un 40% de los inscritos en la organización—, de modo que hay que sumarlos a la cifra de 177.902 afiliados comunicada por Jiménez. En cuanto a las Juventudes Socialistas de España el dato final no se conoce, pero previsiblemente serán entre 3.000 y 4.000 militantes los que no pertenezcan también al PSOE. Con todo, el censo final de las primarias rondaría los 182.000 electores.

En cuanto a la segunda queja, el sector que respalda a Pedro Sánchez censura que la ponencia del congreso no se haya conocido antes, una crítica también compartida por partidarios de Patxi López. "La ponencia, el presupuesto del partido y el informe de gestión nos lo han entregado hoy, de manera que no ha habida siquiera posibilidad de leerlos", se quejó un sanchista, que opinó que "la coartada" de la gestora para postergar las primarias hasta mayo era "que se pudiera debatir" el proyecto del partido y que, con el retraso en entregarles la ponencia y la imposibilidad de discutirla más a fondo, esa excusa "se ha caído".

Fuentes de este mismo sector señalaron que "la ponencia no se ha votado formalmente", puesto que el presidente de la mesa del Comité Federal, el exministro José Blanco, únicamente habría preguntado por los votos en contra y la habría dado por validada al no encontrar grandes resistencias al texto. El PSOE informó, sin embargo, de la ponencia y las bases del congreso habían sido aprobadas con 192 votos a favor y seis en contra. Además, uno de los coordinadores de la ponencia acusó a los afines al ex secretario general de quedarse voluntariamente al margen de la elaboración de esos textos para después "poder criticarlos". 

La guerra de los avales

En todo caso, el PSOE está ya metido de lleno en la carrera por el liderazgo del partido y se encamina hacia la recogida de avales, una fase que el equipo de Susana Díaz ha planteado como una ronda inicial de las primarias y en la que busca realizar una exhibición de fuerza con la que apabullar a Sánchez, que será previsiblemente su mayor rival por el puesto de mando de Ferraz. Toda vez que la presidenta de Andalucía tiene muchos más apoyos orgánicos que el ex secretario general, incluso los afines a este último admiten que es probable que sea quienes más avales consiga recabar.

Este sábado, a su salida del Comité Federal, Díaz afirmó que "cada día son más compañeros" los que "se suman" a su proyecto y pidió una campaña interna "positiva" para que el PSOE vuelva a recuperar su condición de "alternativa" para el Gobierno. Sobre los avales, la dirigente andaluza dijo que el aval representa un "compromiso" con "muchísimo valor". "Le doy un valor enorme, y voy a intentar comprometerme al máximo para tener esa confianza: primero para que me den su aval, y después el voto", agregó.

Otro de los aspirantes, el exlehendakari Patxi López, comentó por su parte a las puertas de Ferraz que las primarias no son una "guerra de avales" y restó importancia a esa fase del proceso. "Yo no voy jugar a esa guerra de avales. Voy a seguir haciendo una campaña de conversación directa con la militancia socialista para defender el espacio de unidad, de integración y el proyecto de una izquierda exigente para recuperar el PSOE", señaló López, quien pidió a todos los candidatos que estén "a la altura" para tener un "partido unido". 

El futuro de los barones

Tras el cónclave federal se desarrollarán los congresos de las distintas federaciones socialistas, y del resultado del primero puede depender el futuro de algunos de los barones territoriales. El presidente de Castilla-La Mancha y líder del partido en esa comunidad, Emiliano García-Page, afirmó por ejemplo este sábado a su llegada a Ferraz que en función de "lo que pase en Madrid" se irán "decantando" de manera "coherente o incoherente" el resto de direcciones.

"Estas primarias van a determinar y mucho la perspectiva y, seguramente, la agenda personal de muchos", recalcó García-Page, quien también apuntó que él "pospondrá" su decisión y "cualquier planteamiento personal" sobre qué hacer en los "próximos años" hasta saber quién se hará con la Secretaría General del PSOE. El castellanomanchego, uno de los apoyos de Susana Díaz, reiteró que su apuesta es conocida y que trabajará para que esa sea la opción "mayoritaria" en el conjunto del partido.

Los afiliados por internet del PSOE no podrán elegir a delegados para el congreso

Los afiliados por internet del PSOE no podrán elegir a delegados para el congreso

Más sobre este tema
stats