39º Congreso Federal del PSOE

Los afiliados por internet del PSOE no podrán elegir a delegados para el congreso

Godoy, Fernández y Jiménez, miembros de la gestora, el pasado sábado en Ferraz.

Ibon Uría

Los afiliados directos del PSOE –es decir, aquellos que se dieron de alta a través de la web del partido– no podrán participar en la elección de delegados al 39º Congreso Federal, que se celebrará los días 17 y 18 de junio en Madrid. Además, el día de las primarias, tendrán que desplazarse hasta la sede provincial que les corresponda para poder ejercer su derecho a votar al próximo secretario general socialista.

Hasta el Congreso Federal de 2012, los delegados tenían la misión clave de escoger al líder del PSOE. Ahora esa elección depende en exclusiva de la militancia a través de las primarias, pero los representantes de los afiliados –en torno a un millar– siguen jugando un papel relevante en el proceso congresual: son ellos quienes votan las enmiendas a la ponencia y quienes deben ratificar la Ejecutiva que proponga el secretario general.

Para elegir a los delegados, las agrupaciones del PSOE celebran asambleas extraordinarias la semana después de las primarias y eligen a una serie de representantes, que se reúnen en los llamados congresillos, de ámbito provincial. Es ahí, en cada uno de los 52 congresos provinciales, donde se escoge finalmente la relación de delegados que acuden al Congreso Federal. Habrá uno por cada 180 militantes socialistas.

Una figura novedosa

La creación del afiliado directo es relativamente reciente en el PSOE. Tradicionalmente los militantes se inscribían en el partido a través de las agrupaciones locales o de distrito, y dependían de una sede física. Sin embargo, en 2012, durante los preparativos del 38º Congreso Federal –en el que Alfredo Pérez Rubalcaba se impuso a Carme Chacón– se decidió estudiar la vía de la afiliación por internet.

Así, en el texto de la ponencia del cónclave se señalaba que la militancia se estaba "desdibujando" y que "muchos de los problemas" que se observaban en la base social del PSOE se derivaban "del funcionamiento de las agrupaciones". "Por ello deben crearse nuevas formas de acercarse al PSOE", rezaba el texto, que planteaba "crear una agrupación virtual" y "un nuevo tipo de militante".

La propuesta salió adelante y quedó reflejada en las resoluciones del cónclave, en el capítulo de "modelo de partido". El documento planteaba que la figura del afiliado directo serviría para "atraer a una ciudadano progresista" con un perfil "nuevo" y distinto al del militante tradicional. Sin embargo no regulaba el funcionamiento de este nuevo tipo de afiliado, sino que lo dejaba en manos de una futura conferencia del partido.

Un cambio de criterio

Esa conferencia se celebró 2013, bajo el mandato de Alfredo Pérez Rubalcaba. Entonces volvió a debatirse sobre la figura del afiliado directo, y se emplazó al Comité Federal a aprobar las reformas necesarias para hacer "efectiva" la nueva figura. Eso sí, se dejó claro que el reglamento debía contemplar que los afiliados directos "sí que participarán en los debates y en la elección de delegados para los procesos congresuales federales".

Sin embargo, más adelante hubo un cambio de criterio: tras el congreso extraordinario que eligió a Pedro Sánchez, en el Comité Federal del 5 de septiembre de 2015, se ratificaron los nuevos estatutos federales. Y, en su artículo 12.2 f), se dejaba claro que los afiliados directos no tienen derecho a participar en los procesos orgánicos que impliquen la participación en "procesos orgánicos de las agrupaciones municipales o de distrito".

La elección de los delegados al Congreso Federal comienza con la designación de los representantes de las agrupaciones locales de cara a los congresillos provinciales. Como los afiliados directos no pueden participar en la vida orgánica de las agrupaciones, quedan excluidos ya desde el primer para elegir a los delegados y, por tanto, al margen de todo el proceso de designación de esos representantes de la militancia.

Una sola urna por provincia

Los afiliados directos sí podrán votar, en cambio, en las primarias para elegir al secretario general, pero se enfrentarán a una dificultad: sólo podrán ejercer su derecho a voto en una urna por provincia, que se colocará en la sede provincial del PSOE, según refleja el apartado 4.2 del documento de bases de la convocatoria del congreso. Afines Pedro Sánchez han criticado esta decisión de la gestora, al entender que dificulta la participación.

Hay, de hecho, un proceso de primarias reciente y en el que los afiliados directos tenían más posibilidades para votar: las primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno de las elecciones de junio de 2016. Aunque sólo Sánchez logró los avales y, por tanto, no llegó a producirse la votación de las bases, el reglamento que regulaba ese proceso contemplaba que los afiliados directos podían elegir dónde votar.

Es decir, que tras publicarse el listado de puntos de votación, los afiliados directos podían "elegir el centro de votación de su elección". En caso de no elegir ninguno –agregaba el texto aprobado por el Comité Federal– se les asignaría "automáticamente" una agrupación "con criterios de proximidad y eficacia". Lo que no estaba previsto es que pudieran votar por internet, como pedían ahora los equipos de Sánchez y López.

La gestora, por su parte, replica que en el único precedente de primarias para elegir a un secretario general que se han celebrado ya con la figura del afiliado directo plenamente implantada –las primarias donde se escogió al líder del PSOE de Madrid en julio de 2015, ya bajo el mandato de la dirección de Sánchez–, se colocó una sola urna para los afiliados directos. "No hemos tocado las normas", argumenta la dirección interina.

A preguntas de este diario, un portavoz de la comisión gestora no supo precisar cuántos afiliados directos tiene el partido. El PSOE cerró el censo para el 39º Congreso Federal el pasado sábado 1 de abril, cuando se convocó oficlamente el proceso congresual, pero los datos definitivos no se conocerán hasta el 28 de abril, una vez se comprueben extremos como si los militantes están al corriente del pago de sus cuotas.

La letra pequeña del congreso del PSOE

La letra pequeña del congreso del PSOE

Más sobre este tema
stats