La portada de mañana
Ver
Las macrorresidencias suman el 38% de las plazas de mayores, un modelo que se demostró letal en el covid

Galicia

El PSOE gallego sigue a la gresca a tres meses de las elecciones

El PSOE gallego sigue dividido a tres meses de las elecciones

Ibon Uría

Las tensiones en el PSdeG no amainan. Los socialistas gallegos, pilotados por una gestora tras la dimisión de su secretario general y con un candidato a la Xunta recién elegido en primarias, siguen divididos a unos tres meses de las elecciones de otoño, aún sin fecha fija pero que previsiblemente se celebrarán en octubre. Este martes se visualizará ese malestar en la votación en la que el Parlamento de Galicia elegirá a sus tres senadores de designación autonómica, y las tensiones también han resurgido en los últimos días por el proceso de confección de las listas para los comicios autonómicos.

La primera de esas cuestiones, la elección de los senadores, refleja la fractura existente en el seno del grupo parlamentario del PSdeG. En virtud del reparto de fuerzas en la Cámara autonómica, el PP podrá enviar a dos de sus miembros al Senado y los socialistas a uno. Pero no hay consenso en el partido sobre quién debe ocupar el puesto: una mayoría de diputados se alinearon en las primarias con el candidato perdedor, José Luis Méndez Romeu, y querían ahora otorgarle esa plaza en el Senado; una minoría, en cambio, apoyó al ganador de esa pugna, Xoaquín Fernández Leiceaga, y apoya la opción de enviar al Senado a Modesto Pose.

El reparto de fuerzas en el grupo, sin embargo, no ha sido determinante, porque la competencia para elegir al candidato del PSdeG al Senado es de la comisión gestora del partido, que pilota Pilar Cancela. Según fuentes socialistas, Cancela indicó a la portavoz parlamentaria, Patricia Vilán, que el elegido era Pose, y Vilán ordenó a los trabajadores del grupo parlamentario que entregaran en el registro de la Cámara autonómica la propuesta con ese nombre, para enfado de los críticos.

Esa propuesta no ha sido modificada posteriormente, de modo que en el Pleno del Parlamento gallego este martes los diputados únicamente podrán optar por alguno de los candidatos del PP, por el socialista Modesto Pose o por la abstención. El voto es secreto y en urna, y hay sectores del PSdeG que no descartan por completo que los socialistas críticos opten por no votar a ningún candidato como fórmula para visibilizar su enfado con la decisión de la gestora de proponer a Pose en lugar de a Méndez Romeu para la Cámara alta.

Fuentes próximas a la dirección del grupo parlamentario y a Patricia Vilán justifican que sobre la mesa "sólo hubo una propuesta, la de Modesto Pose" y que la competente para elegir al candidato es "la gestora". "Hubo un grupo de diputados que plantearon otra cosa, votar a Méndez Romeu, pero el grupo parlamentario no tiene capacidad de hacer propuestas, de modo que se entregó el nombre de Modesto Pose, que fue el que indicó la gestora", indican a infoLibre.

Los diputados críticos, en cambio, consideran que en una "situación extraordinaria" como la de tener el partido dirigido por una gestora, debería haberse hecho un "gesto de integración" y de escuchar "al 45% del partido que en las primarias apoyó a Méndez Romeu". Este sector, además, denuncia que el pasado miércoles se convocó una reunión del grupo parlamentario para debatir esta cuestión y que el encuentro "terminó de forma abrupta" porque la portavoz, Patricia Vilán, "impidió que se votase si queríamos a Méndez Romeu o a Pose". De hecho, la propuesta oficial del PSdeG se entregó en el registro del Parlamento de Galicia en el transcurso de esa reunión.

El conflicto de las listas

La otra cuestión que provoca malestar en el partido es la elaboración de las planchas electorales para los comicios de otoño, y en este capítulo el PSdeG está dividido en dos sectores descontentos por diferentes motivos, que giran en torno a los nombres y las fechas.

Leiceaga y los suyos están descontentos por el calendario. El candidato había expresado su deseo de que las listas se elaborasen en septiembre, pero el pasado sábado la ejecutiva federal del PSOE y el Comité Federal aprobaron adelantar ese proceso hasta este julio: las agrupaciones locales propondrán nombres entre el 21 y el 28, las ejecutivas provinciales los debatirán los días 29 y 30 y, finalmente, la gestora del PSdeG remitirá su informe a la dirección federal el 31 para que sea Ferraz quien tome la decisión final.

Fuentes próximas al cabeza de lista señalan que la decisión de modificar el calendario deseado por el candidato la tomaron la comisión gestora en conversaciones con Ferraz, y admiten que provocó tensiones entre Cancela y Leiceaga. En la práctica, temen que esto reduzca el margen de maniobra de este último para rodearse de nombres de su confianza. Leiceaga no tiene cargo orgánico en el PSdeG, de modo que no participará directamente en la elaboración de las planchas. En el partido hay quien ve el gesto como una "desautorización del partido" al cabeza de cartel.

El apoyo del PSdeG a debatir sobre una Hacienda gallega abre nuevas tensiones a 24 horas de la campaña

El apoyo del PSdeG a debatir sobre una Hacienda gallega abre nuevas tensiones a 24 horas de la campaña

Pero los perdedores de las primarias, reunidos en torno a la figura de Méndez Romeu, tampoco están satisfechos. Fuentes de este sector aseguran que la presidenta de la gestora, Pilar Cancela, les indicó que el adelanto se producía para evitar que el cabeza de lista intentara confeccionar unas candidaturas "sectarias", y que propuso a esta parte del partido que aceptase el nuevo calendario a cambio de que la gestora respetase las propuestas de las agrupaciones locales y convocara el comité nacional del PSdeG, el máximo órgano del partido entre congresos, para que revisara la propuesta que se enviará a Ferraz.

Inicialmente ese plan no fue visto con malos ojos por los próximos a Méndez Romeu, ya que reducía la influencia de Leiceaga en las listas e implicaba que el partido, a nivel federal, respetaría las propuestas de las distintas agrupaciones y familias del PSdeG. Sin embargo, el calendario finalmente aprobado no contempla reunión alguna del comité nacional, lo que ha provocado el enfado también de este sector. Los críticos temen que la dirección federal del PSOE en colaboración con la comisión gestora que dirige Pilar Cancela elabore unas listas a su antojo y excluya los nombres propuestos por las agrupaciones que no sean de su agrado. 

"Había un compromiso de César Luena [el secretario de organización del PSOE y número dos de Pedro Sánchez] y Pilar Cancela de respetar las listas, y ahora las pueden hacer como quieran. Es intolerable que no se convoque el comité nacional", asegura una de estas voces que apostaron por Méndez Romeu en las primarias. "Se trataba de que se escuchara a las agrupaciones y de que Leiceaga no hiciera unas listas metiendo a sus amigos, pero si no se reúne el comité nacional puede haber una listas antidemocráticas y hechas en Ferraz"", denuncia una diputada de este mismo sector.

Más sobre este tema
stats