LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

Desahucios

El PSOE no convence a la PAH

Ada Colau y a su derecha, Rafa Mayoral, abogado de la PAH, el pasado 7 de agosto a las puertas del TC.

Si no hay cambios de última hora, y no parece que los vaya a haber, mañana viernes el PSOE presentará solo su recurso contra la Ley Antidesahucios ante el Tribunal Constitucional (TC). La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) adelantó anoche a infoLibre que se descuelga definitivamente de la impugnación, y es previsible que con ella se descuelguen en cascada todos los grupos que le habían mostrado su adhesión al texto original y que habían advertido que sólo se subirían al carro del recurso con los socialistas si estos llegaban a un entendimiento con la PAH. Y eso no se ha producido.

Hacia las cuatro de la tarde de ayer miércoles, el PSOE rebotó su texto, de unos 63 folios, al mail de la plataforma. El equipo jurídico del movimiento, comandado por Rafa Mayoral, leyó el borrador y apreció que, efectivamente, y tal y como había adelantado el partido de Alfredo Pérez Rubalcaba, estaba plasmada "toda la fundamentación jurídica" construida por la PAH [consúltala aquí]. Esto es, los seis motivos de inconstitucionalidad que veía en la ley 1/2013, aprobada en solitario por el PP para paliar la tragedia de los desahucios, y que no atendía las "demandas mínimas" (la dación en pago, el alquiler social y la moratoria de los lanzamientos).

¿Dónde están las discrepancias, entonces? Según explicaba Mayoral anoche a este periódico, no había gustado que se suprimiera, en el apartado de los antecedentes, las referencias al "incumplimiento sistemático de los derechos económicos, sociales y culturales que recoge la Constitución y, en particular, el derecho a la vivienda", y tampoco que se "pusiera más énfasis" en cómo se desenvolvió la tramitación parlamentaria de la iniciativa legislativa popular (ILP) presentada por la PAH y avalada con más de 1,4 millones de firmas, en lugar de "en la victoria de la sociedad civil". Según la plataforma, el PSOE pretende "reescribir la historia, contando cosas que no son ciertas, y asumiendo el protagonismo".

Las críticas del movimiento hacia el PSOE son muy duras: "Ha intentado sacar rédito y patrimonializar un recurso que nace de la sociedad civil. Es lamentable cuando ha estado años en el Gobierno y no ha hecho nada. Tenía que haber entendido que había que dejar paso a la sociedad civil y no al partidismo. A última hora han intentado rentabilizar un recurso que ni siquiera pensaban presentar. Eso es burdo electoralismo", denunciaba Mayoral, anticipándose a un comunicado que la PAH estaba ultimando a última hora de ayer.

Desde el PSOE no llegaron reacciones oficiales. Pero fuentes del grupo que han participado de la redacción del recurso reiteraban que, "tal y como se habló desde el principio", se remitió el documento a la PAH para que hicieran "los comentarios que quisieran", igual que se les envió a los demás grupos, con la pretensión de buscar su respaldo. Mayoral reconoce que así era, pero que la divergencia viene del "planteamiento de fondo", la percepción que tiene la PAH (y que los socialistas niegan) de que el partido ha querido jugar esta baza "solo".

"Pedir apoyo y decir que apoyar es electoralista no se entiende"

Una diputada del PSOE que no podía ocultar su cierta sorpresa señalaba, como "opinión personal", que "pedir apoyo y luego decir que apoyar es electoralista no se entiende" y "pedir firmar y punto tampoco". En el partido se encajaron mal las palabras de la semana pasada de Ada Colau, portavoz de la PAH, cuando acusó al PSOE de querer "apropiarse" de su recurso, en lugar de avalarlo sin más, de prestar su firma. El concurso de la fuerza mayoritaria de la oposición es imprescindible, toda vez que la Constitución sólo faculta al presidente del Gobierno, al Defensor del Pueblo, a 50 diputados, a 50 senadores y a los parlamentos y gobiernos autonómicos a impugnar las leyes ante el TC. La PAH también había deslizado en los últimos días que, en caso de que fuera posible dar el visto bueno al texto de Rubalcaba –extremo descartado anoche–, quería llevar ella sola el recurso con las firmas al Alto Tribunal, rehuyendo la fotografía con los partidos. 

Son varios los puntos sobre los que la PAH hace pivotar su argumentación y su respuesta al PSOE en el comunicado, según avanzaba anoche Mayoral. Primero, el reconocimiento de la "victoria" de la plataforma en su lucha, porque "gracias a la movilización, hay recurso al final". Colau y Mayoral siempre recalcan que "ningún partido" había pensado en la posibilidad de llevar la ley al TC y que por ello su presión ha sido determinante. "La movilización de la sociedad civil ha vuelto a poner en jaque el statu quo", resumía el letrado. 

En segundo término, la PAH denuncia el "déficit democrático" del sistema, que impide a la ciudadanía recurrir directamente leyes, haciendo de la impugnación ante el TC una cuestión privativa de muy pocos agentes. Tercero, el "flagrante incumplimiento de los derechos económicos, especialmente, del derecho a la vivienda", en más de tres décadas de Carta Magna. Cuarto, el "incumplimiento de funciones" de la Defensora del Pueblo, que "ni ha respondido" a la exigencia que la plataforma le ha trasladado de que recurra la Ley Antidesahucios del PP, desoyendo su "obligación de defender los derechos humanos y civiles". Soledad Becerril decidirá mañana qué hacer, en su reunión con la Junta de Coordinación, el órgano directivo de la institución. Quinto, el movimiento da cuenta de los avales conseguidos en estos últimos días, los de 24 diputados: los de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Amaiur, ERC, BNG, Compromís-Equo y Geroa Bai. "CiU, PNV, UPyD, Coalición Canaria, y por supuesto Foro Asturias y UPN ni se han dignado a responder, por no hablar del PP", lamentaba Mayoral. 

Y sexto. La PAH admite que el PSOE recoge el andamiaje jurídico de la propuesta que ellos presentaron hace una semana, pero no acentúa ni el "incumplimiento" de un derecho básico como el de la vivienda ni el "liderazgo" de la sociedad civil, cayendo en un ejercicio de "oportunismo y partidismo". 

Rubalcaba y todo el PSOE apoyan a Óscar López y retan al PP a denunciarles

Rubalcaba y todo el PSOE apoyan a Óscar López y retan al PP a denunciarles

Reproches de los grupos

La PAH también está molesta con la "gestión de los tiempos" que han hecho los socialistas, remitiéndoles el documento a dos días de que finalice el plazo legal de tres meses, porque es mañana viernes, 16 de agosto, cuando concluye el tiempo para poder presentar un recurso contra una ley, la 1/2013, publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 15 de mayo. "Es una miopía absoluta, no terminan de entender nada. Hacen una utilización mezquina de argumentos que no eran propios". Por todas estas razones, la PAH descarta completamente acudir al TC a hacerse la foto con el PSOE. 

Falta por ver ahora cómo respiran los grupos parlamentarios a los que los socialistas querían atraerse. Pero no es previsible que se acerque ninguno más, ya que todos advirtieron de que avalaban el texto que había confeccionado la PAH. En consecuencia, al no haber acuerdo entre la plataforma y el partido de Rubalcaba, lo esperable es un descuelgue en cadena. Ayer por la tarde lo decía, por ejemplo, José Luis Centella, portavoz de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA): "Haremos lo que haga la PAH. Nosotros no habíamos pensado en el recurso y lo que hemos hecho ha sido avalarlo por completo. Y lo que tenemos descartado es hacernos una foto con el PSOE si ellos no están". Joan Baldoví, diputado de Compromís-Equo, tachaba de "indecente" que el PSOE "se apropie de una lucha que ha liderado la PAH y de un recurso que debería ser unitario". 

Más sobre este tema
stats