El futuro del PSOE

El PSOE oculta cómo se creó la gestora y cuáles son sus funciones

Reunión de la gestora del PSOE en la sede de Ferraz, el pasado 10 de octubre.

El sábado 1 de octubre, tras más de once horas de tenso debate y una votación sobre la convocatoria de un Congreso Federal extraordinario en la que su sector salió derrotado, el entonces secretario general del PSOE en funciones, Pedro Sánchezpresentó su dimisión. El partido quedó en manos de una comisión gestora que asumió las riendas del partido. Ya en la madrugada del domingo –alrededor de las 1:30 horas– el Comité Federal decidió la composición de esa nueva dirección interina. 

El PSOE informó de que el órgano iba a estar presidido por el asturiano Javier Fernández y que iba a contar con diez miembros. La mayoría de ellos, tal y como informó entonces este periódico, tienen un perfil político bajo. De hecho, al margen del propio Fernández, sólo hay dos con una trayectoria política relevante: Mario Jiménez, portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, y Francesc Antich, expresidente de Baleares. [Puedes consultar aquí todos los miembros]

Sin embargo, el partido no detalló entonces cuestiones clave sobre la elección y funcionamiento de la gestora. Entre ellas, cómo se produjo la elección de estos dirigentes, quién participó en dicha elección, si esta dirección transitoria tiene algún mandato concreto del Comité Federal o en qué normas del partido basa su actuación. infoLibre se puso en contacto con los responsables de comunicación del PSOE hace dos semanas para solicitar información respecto a estas cuestiones, pero no ha obtenido respuesta alguna a pesar de reiterar la petición hasta en cuatro ocasiones. [Todas las preguntas planteadas se pueden consultar al final de este reportaje en La Caja Negra]. 

La mayoría de las cuestiones relacionadas con la gestora se mueven entre el vacío legal y la falta de transparencia. Ello facilita declaraciones como las realizadas por Pedro Sánchez el pasado sábado, cuando comunicó que dejaba su acta de diputado para no abstenerse en el debate de investidura. "Hoy expira el mandato de la gestora. Hoy se facilita la presidencia de Rajoy, y el lunes la gestora deberá poner fecha al Congreso del PSOE", insistió. ¿Tiene razón Sánchez al afirmar que el mandato de la gestora ya expiró? Como ese mandato se desconoce, nada se puede afirmar con seguridad absoluta, aunque en este caso la lógica dice que Sánchez no tiene razón y el mandato de la gestora no expira hasta que un congreso elija a la nueva dirección socialista.

Lo único cierto es que  ni en los Estatutos ni en los reglamentos socialistas existe regulación alguna sobre la gestora federal

El PSOE –a pesar de las reiteradas peticiones de este diario– se niega a informar sobre cuestiones tan básicas como la forma en que se eligió a los miembros de esta comisión gestora (si mediante votación o por asentimiento) o cuántos de los 253 miembros acreditados en el Comité Federal del 1 de octubre participaron en la elección de los integrantes de la gestora. Tampoco ha respondido a las preguntas de este diario en relación a la funciones de comisión, si asume todas las que tenía la Ejecutiva o parte de ellas y en base a qué norma interna; o sobre si tiene algún mandato concreto. 

Cuando se decidió el nombramiento de los 10 integrantes de la gestora, la mayoría de los miembros del Comité Federal ya se habían marchado. Sin embargo, con las normas internas del PSOE en la mano, no existe ninguna duda sobre la legalidad de su constitución.

Los artículos 11 y 13 del Reglamento del Comité Federal [ver en PDF] detallan que este órgano "quedará válidamente constituido (...) cuando estén presentes la mitad más uno de sus miembros". Es decir, sí existe una regulación sobre el quórum de constitución. Sin embargo, en ningún sitio se regula un quórum de adopción de acuerdos. Por tanto, la elección de la gestora seguiría siendo legal aunque hubiesen participado en su constitución sólo unos pocos miembros de los 253 acreditados ese día, porque el órgano sí había sido constituido de acuerdo con lo que marcan las normas internas del partido. 

Hay que tener en cuenta, además, que el hecho de que los críticos aceptaran dar nombres de dirigentes para que se incluyeran en la gestora suponía, de facto, aceptar la legalidad de esta comisión. Los partidarios del secretario general dimitido propusieron al balear Francesc Antich, al riojano Francisco Ocón y al cántabro Ricardo Cortés. Todos ellos pasaron a formar parte del nuevo órgano de dirección. Los otros siete dirigentes sí se alinean claramente con el grupo vencedor.

Vacío legal 

En cualquier caso, más allá de la falta de transparencia, el vacío legal en el que se mueve la actual dirección del PSOE augura disputas futuras. Fuentes del sector crítico apuntan, por ejemplo, a la posibilidad de que la gestora pida al Comité Federal una revisión del protocolo de hermanamiento con el PSC –vigente desde 1978–, después de que los siete diputados socialistas catalanes desoyeran el pasado sábado el mandato de facilitar a Mariano Rajoy continuar en la Moncloa. "¿Basándose en qué poderes lo va a hacer?", se pregunta una fuente de este sector. 

Los afines a Sánchez se preguntan también en qué órgano del partido se va a consensuar el camino que va a seguir el Grupo Socialista en el Parlamento, es decir, qué iniciativas va a presentar o respaldar durante el tiempo en el que el partido esté dirigido por una dirección provisional. En este sentido, se refieren al hecho de que el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, dijera la semana pasada en el debate de investidura que la labor de oposición no impediría al PSOE "buscar acuerdos en las iniciativas que el Gobierno presente, ni ofrecer consensos en políticas de Estado ni colaborar para el mejor cumplimiento de los compromisos que el Gobierno haya asumido en nombre de España". 

Antonio Hernando se refirió expresamente a la revitalización del Pacto de Toledo (pensiones), a la creación de una subcomisión parlamentaria para afrontar los "desafíos" en Cataluña, y a una reforma del artículo 99 de la Constitución para acotar "temporalmente" el proceso de investidura e introducir "mecanismos para asegurar la elección por mayoría del presidente del Gobierno". Los críticos se preguntan en qué órgano se decidió hacer esas propuestas a Rajoy. 

Los dos sectores del PSOE reconocen que el mandato o los plazos del órgano que pilota la formación desde el pasado 2 de octubre para convocar un congreso no están regulados en los Estatutos federales o en los reglamentos socialistas. Sí que hay, sin embargo, regulación sobre gestoras de ámbito regional, según se recoge en el artículo 70.3 de la Normativa reguladora de la estructura y funcionamiento general del partido. Dirigentes del PSOE que conocen bien las normas del partido admiten que la ausencia de regulación de la gestora federal no es una "laguna susceptible de ser solventada por analogía", de forma que la conclusión es obvia: la gestora se mueve en un vacío legal.

Los críticos sostienen que la principal función de la gestora tiene que ser la convocatoria de un Congreso. Y se acogen para ello al artículo 36.o de los Estatutos [ver en PDF], el mismo que utilizaron en su momento los detractores de Sánchez para intentar forzar su salida: "Cuando las vacantes en la Comisión Ejecutiva Federal afecten a la Secretaría General, o a la mitad más uno de sus miembros, el Comité Federal deberá convocar Congreso extraordinario para la elección de una nueva Comisión Ejecutiva Federal".

La gestora asegura que el cónclave se convocará... pero no pone sobre la mesa una fecha o un mes para ello. Su presidente, Javier Fernández, respondió a Sánchez en este sentido pidiendo “sosiego” a los socialistas y recordándole que el mandato de la gestora expirará “cuando haya fecha del congreso”. El órgano que actualmente dirige el PSOE se escuda en que los reglamentos del partido no establecen el plazo para la convocatoria.

Las dudas sobre la legalidad del nombramiento de esta comisión gestora han llegado incluso a sede judicial. Según informó El Mundo, el juzgado de Primera Instancia número 14 de Zaragoza ha admitido a trámite una demanda presentada por el afiliado José Ignacio Martín-Maestro, coordinador de Izquierda Socialista en Aragón, en la que instaba a anular todos los acuerdos surgidos de ese Comité Federal, entre ellos el nombramiento de esa nueva dirección interina. El denunciante sostiene que, en base a los estatutos, la dimisión de la Ejecutiva hace "obligatorio" y "preceptivo" el convocar "ya" un Congreso Federal, donde se elija una nueva ejecutiva y un nuevo secretario general del PSOE.

Más allá de estas cuestiones, el debate de fondo no es otro que el de la lucha por el liderazgo del partido. Y es que los movimientos en este sentido no han dejado de producirse desde la dimisión de Pedro Sánchez hace un mes.

El sector afín a Susana Díaz, respaldada por los socialistas andaluces y buena parte de los barones territoriales, es claramente partidario de dilatar los plazos de la celebración del congreso lo máximo posible, convencido de que es necesario "que se calmen primero los ánimos" entre los militantes.

De hecho, los planes de la gestora pasan por abrir primero un debate político e ideológico, para decidir lo que tiene que ser el PSOE y luego elegir los líderes. Pero aquí la cuestión vuelve al punto de partida. ¿En base a qué normas internas del PSOE tiene la gestora capacidad de hacer ese movimiento y dejar para más adelante la convocatoria del congreso? Hay que tener en cuenta, además, que el partido ya celebró en 2013 una Conferencia Política potente en la se acordó, precisamente, que uno de los objetivos del partido iba a ser, junto al PSC, "reconstruir" la "convivencia territorial" de Cataluña con el resto de España. [Puedes consultar aquí el discurso que hizo Alfredo Pérez Rubalcaba en el cierre de aquella cita].

EL PSOE NO RESPONDE

infoLibre inició las primeras gestiones para conocer los detalles relacionados con la constitución de la comisión gestora hace dos semanas. El 17 de octubre envió al equipo de comunicación del partido las preguntas que se detallan a continuación. Al no obtener respuesta volvió a remitir las preguntas los días 21, 24 y 31 de octubre. Las cuestiones nunca fueron respondidas. 

1. ¿Cómo se eligió a la gestora? En concreto, ¿cómo fue la votación: por asentimiento, a mano alzada?

1.a) En caso de que hubiese votación, ¿cuál fue el resultado?

1.b) En caso de que fuese por asentimiento, ¿cuántas personas había en ese momento en el Comité Federal?

2. En relación con las competencias de la gestora: ¿Tiene un mandato concreto del Comité Federal o asume todas las funciones de la Ejecutiva?

2.a) En caso de que tenga un mandato concreto, ¿en qué consiste?

2.b) En caso de que asuma todas las funciones de la Ejecutiva, ¿de acuerdo a qué normas estatutarias o reglamentarias asume esas funciones?

Partidarios de Sánchez salen a defender su figura y la gestora asegura que aún no hay fecha para el congreso

Partidarios de Sánchez salen a defender su figura y la gestora asegura que aún no hay fecha para el congreso

Más sobre este tema
stats