Gobierno

Rajoy fija la sesión constitutiva del Parlament para el 17 de enero

Mariano Rajoy hace balance del año 2017.

Para Mariano Rajoy, 2017 "no ha sido un año fácil". Pero, a la hora de hacer balance, centrándose sobre todo en lo económico, cree que el año que termina ha sido más positivo que negativo. Así lo resumió este viernes en la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros de 2017. Una cita que el presidente reserva tradicionalmente para dar sus impresiones del año y fijar las prioridades para el siguiente. Rajoy recurrió a una catarata de cifras para insistir en el discurso de la recuperación económica. Unos datos que, a su juicio, sólo han quedado "ensombrecidos" por la situación en Cataluña. Se olvidaba Rajoy, de nuevo, de los escándalos de corrupción que han sacudido a su partido. Él mismo se convirtió este año en el primer presidente de Gobierno español en ejercicio que declaraba como testigo en un juicio. Lo hizo en el marco del caso Gürtel. caso Gürtel

Una vez celebradas las elecciones, el tiempo para la aplicación del 155 tiene fecha de caducidad: el momento en el que haya un nuevo Govern. Rajoy, al haber asumido las funciones de la Presidencia de la Generalitat, tenía en sus manos fijar la fecha para el Pleno de constitución del Parlament. Y escogió este viernes para deshojar la margarita. Tenía de plazo máximo hasta el 23 de enero. Pues bien, la cita será el día 17

Con esta fecha sobre la mesa, y dado que desde ese momento debe celebrarse el pleno de investidura en diez días, este arrancaría, como tarde, el 31 de enero. Una vez se efectúe la primera votación al candidato propuesto -para la que se requiere mayoría absoluta-, se abre un plazo de dos meses tras el que se repetirían elecciones de no resultar investido ningún candidato.

"Dialogo dentro de la ley"

Mariano Rajoy aprovechó para volver a ofrecer "diálogo" al próximo Govern, "siempre dentro de la legalidad", y para destacar que el principal efecto político del 155 ha sido que "ahora todo el mundo sabe que cuando se produce un ataque a la unidad nacional, España tiene instrumentos para defenderse".

El presidente del Gobierno consideró "absurdo" pretender ser presidente de una comunidad autónoma viviendo en el extranjero, tal y como se ha sugerido desde círculos independentistas en referencia a Carles Puigdemont, y también afirmó que él no "pondría como candidato" a presidente de la Generalitat "a alguien que se ha fugado de la Justicia española". No lo consideró un tema "ni siquiera jurídico", sino de "sentido común" y de "valores democráticos".

Insiste: "La gente vota diferente en cada elección"

Preguntado por los periodistas, admitió que los resultados del PP en Cataluña no habían sido buenos, pero descartó que la victoria de Ciudadanos sea exportable al resto de España. "La gente vota diferente en cada elección", recordó.

En este sentido, optó por frenar las voces internas que desde el PP le piden que aborde una renovación del PP de Cataluña tras haber bajado de 11 a 4 escaños el 21D. Fiel a su discurso de siempre consideró que no hay que precipitarse. Fuentes del PP que lidera Xavier García Albiol avanzaron la pasada semana que el candidato ofreció su renuncia a Rajoy una vez consumada la debacle. Pero que el presidente no se la aceptó con el argumento de que era prematuro.

Mientras el PP intenta desgastar a diario a Inés Arrimadas con el argumento de que debe intentar formar gobierno en Cataluña, Rajoy aseguró que ese tema no había estado sobre la mesa en la reunión que mantuvo este jueves con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

No habrá remodelación de Gobierno

Más allá de Cataluña, Rajoy aseguró que no habrá remodelación de Gobierno, ni siquiera en el caso de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, optase finalmente a una plaza en el Banco Central Europeo, como se ha sugerido en las últimas semanas desde círculos del PP. El presidente sostiene que su Gobierno funciona bien y, por tanto, es innecesario introducir cambios.

Como prioridad para el próximo año, Rajoy se ha fijado comenzar la negociación para los Presupuestos Generales del Estado, ya prorrogados. La intención del Gobierno y del PP es que salgan adelante con el mismo equilibrio de fuerzas que en 2017. A saber: PP y sus socios electorales, Cs, PNV, CC, Nueva Canarias. 

"La consecuencia [de la no aprobación de las cuentas públicas] sería la prórroga  presupuestaria, que ya se ha acordado. Siempre es mejor aprobar los presupuestos", dijo al tiempo que recordaba que los actuales estuvieron prorrogados prácticamente medio año.

Balance triunfal

Por lo demás, Rajoy, que arrancó con un recuerdo a las víctimas de los atentados en Cataluña y a las de la violencia de género, realizó un detallado y triunfalista balance de la situación económica, algo ya habitual en este tipo de comparecencias: se ha producido "la consolidación de la recuperación económica", España es el país que más crece entre los del mundo desarrollado, la "fortaleza" del sector exterior ha llevado a que "se vendan fuera más de un tercio de nuestro producto interior bruto", se han creado dos millones de empleo en cuatro años...

Así que, pese a tener que hacer frente a algo "tan inusual y desestabilizador" como el desafió independentista catalán, el balance de Rajoy sobre 2017 "es más positivo que negativo".

Lo que de verdad dijeron las urnas el 21D sobre Tabarnia

Lo que de verdad dijeron las urnas el 21D sobre Tabarnia

Más sobre este tema
stats