Recorte de derechos a las mujeres

Rajoy ordenó presentar la reforma del aborto antes del debate del estado de la nación

Rajoy ordenó que la reforma de la ley del aborto fuera registrada antes del debate del estado de la nación

El Partido Popular dio este miércoles un paso para encauzar una reforma legislativa que lleva atragantándosele desde que llegó a la Moncloa en 2011. El Grupo Parlamentario Popular, siguiendo órdenes del Gobierno, registró una proposición de ley para reformar la ley del aborto de la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero sólo en lo relacionado con la necesidad del permiso paterno para que las menores de 16 y 17 años puedan interrumpir su embarazo. Tras semanas de debate en el seno del Gobierno y el partido, Mariano Rajoy dio órdenes de que la reforma tenía que ser presentada ya. Y había una condición innegociable: tenía que ser antes del debate del estado de la nación, que se celebra la semana que viene, los días 24 y 25. El presidente del Gobierno quiere llegar a esta cita con un balance de promesas cumplidas que presentar a su electorado y en el PP creen que este reforma puede ayudarles en su objetivo de recuperar parte de los votantes perdidos.

De hecho, la de este miércoles no fue la única fecha barajada por los conservadores. Primero se pensó en la semana pasada, pero quedaban algunos flecos pendientes de la proposición de ley que dependían del área de Justicia, según cuentan fuentes conocedoras del proceso. Después, se fijó como nueva fecha este lunes, aunque al final se decidió un nuevo aplazamiento. El PP quería un día en el que hubiese poca carga política para facilitar que fuese una de las noticias de la jornada y se consideró que la sesión de control al Gobierno era lo suficientemente ligera de contenido como para que el anuncio de la reforma "no quedase empañado"

Así, la puesta en escena fue bastante cuidada. A primera hora de la mañana, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, anunció que la proposición iba a ser presentada este mismo miércoles. A las 11.30, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, presentaba el texto a los periodistas en rueda de prensa en la Cámara baja junto a los diputados Leopoldo Barreda y Marta González. El primero se ha encargado de la coordinación con Justicia; la segunda, con Sanidad. 

"Lo mejor era hacerlo cuanto antes"

"Había que presentarlo y lo mejor era hacerlo cuanto antes. Llevábamos más de un año con este tema parado", justifican desde el Gobierno el momento en el que ha sido registrada la propuesta. Las mismas fuentes no ocultan que, una vez despejada la fórmula para reformar la ley del aborto, lo mejor era registrarla y comunicárselo a los ciudadanos. La fórmula elegida, la de la proposición de ley, supone varias ventajas para el PP. La primera de ellas, que permite una tramitación exprés. Al saltarse el Consejo de Ministros, se evita también el trámite que ello lleva aparejado: someter el texto a los correspondientes informes consultivos. Todo es más rápido. Y la reforma, que volvió a la casilla de salida el pasado septiembre, cuando Rajoy retiró el texto que había elaborado Alberto Ruiz-Gallardón, podría ser ya una realidad antes de verano.

Es muy posible que la proposición de ley –tienen un cupo de entrada en pleno, por orden de presentación– no entre en el orden del día hasta finales de marzo. Es decir, que no hubiese habido mucha diferencia si en vez de presentarse ahora se hubiese presentado después del debate del estado de la nación. Pero Rajoy ya quería llegar a esta cita con la propuesta anunciada.

"Ha llegado la hora de contar a los ciudadanos, y sobre todo a los que nos votaron, que este Gobierno no se olvida de sus promesas y que, cuando se dan las circunstancias, se cumple", señala una diputada. La misma fuente señala que la opinión mayoritaria del PP es que Rajoy tenía que acudir al debate sobre el estado de la nación pudiendo vender a los suyos que el programa electoral se está cumpliendo. "Es muy importante de cara a nuestros votantes", añade.

Fue en esto en lo que hizo hincapié Hernando en la rueda de prensa que ofreció en el Congreso. "Con la proposición de ley [consúltala aquí en PDF] se cumple un compromiso electoral para el que se ha buscado el mayor consenso", insistió.

"Llevábamos mucho tiempo mareando la perdiz y había que zanjar el debate porque en algunos sectores del PP y del electorado estaba calando la idea de que habíamos tirado la toalla", señala un miembro de la dirección del partido.

Las expectativas del PP en lo que se refiere a movilización de su electorado con esta iniciativa son inversamente proporcionales a su alcance real. Estudios de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Protección del Embarazo (ACAI) señalan que el porcentaje de mujeres de 16 y 17 años que accedieron a una interrupción voluntaria del embarazo es del 3,6% [913]. Y que, de ellas, tan sólo el 12,38% [113] no pudieron informar a sus padres. "Con respecto al total de mujeres que acceden a un aborto, este grupo tan solo representa un 0,44%", señalan desde la asociación. Los datos corresponden a los meses de enero a septiembre de 2014. Y sólo a clínicas privadas. Pero son estas las que practican el grueso de los abortos, por lo que sirven para hacerse una idea bastante fiel del panorama.

Agenda social

Más allá de poder vender la idea de que en campaña prometió reformar la ley del aborto de Zapatero y la ha reformado algo –un sector minoritario del PP considera que se trata de un texto insuficiente–, Rajoy llega también al debate del estado de la nación con las manos libres para vender iniciativas de carácter social en las que no habrá rastro de esta ley. Es el caso de la Ley de la Infancia y de un paquete de medidas de apoyo a la maternidad. Después de centrar sus primeros años de Gobierno en lo económico, el Ejecutivo quiere dedicar lo que queda de legislatura a lo que han venido a denominar "agenda social".

De hecho, a día de hoy no se descarta que el proyecto de ley de protección a la infancia pase este viernes por el Consejo de Ministros. La iniciativa la arrancó Ana Mato en su etapa como ministra de Sanidad. El anteproyecto fue presentado en abril de 2014. Es en este texto en el que, en principio, el Gobierno intentó incluir las modificaciones de la ley del aborto socialista. Pero el Consejo de Estado les paró los pies al considerar que una norma de rango menor no podía cambiar una ley orgánica. El Ejecutivo tampoco quería presentar este proyecto sin tener cerrada la forma en la que va ejecutarse la reforma de la ley del aborto.

El Consejo de Estado sacó los colores al Gobierno por intentar colar la reforma de la ley del aborto en la futura ley de protección a la infancia y fue entonces cuando el Ejecutivo empezó a barajar la idea de trasladar la iniciativa al Grupo Parlamentario. Y así ha sido. Pese a que en un principio se recibió con cierto malestar que el Gobierno se desentendiese. Hernando fue preguntado por este asunto, por el porqué lo ha tenido que asumir el grupo. Pero se limitó a sostener que el grupo que lidera "tiene iniciativa legislativa". También fue preguntado por el prometido paquete de medidas de apoyo a la maternidad. En ese caso sostuvo que esto sí le correspondía al Gobierno.

Pese a que Hernando defendió que "nadie" de su grupo ni del PP "puede estar en discrepancia con algo que formaba parte intrínseca del programa electoral" de su partido, lo cierto es que los diputados y senadores más vinculados a los movimientos antiabortistas no se sienten muy cómodos con el texto. El portavoz conservador en el Congreso no teme fugas de voto. Pero, a día de hoy, eso no está garantizado.

Quienes en el PP no comparten la forma en la que se ha articulado la reforma sostienen que es tan "ligera" que "supone, de facto, tragar con la ley de plazos de Zapatero". A estos, Hernando también les dejó un mensaje en su rueda de prensa: "Hemos creído que en esto hay cierto consenso social". "Se puede ir más lejos, se puede ir más cerca. Cumple con nuestro programa electoral", intentó zanjar, habiendo advertido antes de que este asunto es "independiente" del recurso ante el Tribunal Constitucional que presentó su partido contra la ley de Zapatero.

La duda está en saber si cumplirá las expectativas de su electorado.

¿Que decía el programa?

El punto 6 de la página 108 del programa electoral con el que el PP concurrió a las generales de 2011 reza como sigue: "La maternidad debe estar protegida y apoyada. Promoveremos una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situaciones de dificultad. Impulsaremos redes de apoyo a la maternidad. Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores". La redacción es lo suficientemente ambigua como para poder discernir a qué se refería el partido. Y fue tan ambigua porque, en plena redacción del programa, hubo enfrentamientos entre el ala más dura y más moderada del PP en lo que se refiere a la amplitud del compromiso a adquirir. Rajoy optó por una fórmula en la que todos pudieran sentirse cómodos. Pero que se prestó a varias interpretaciones. Una de ellas era la de que se iba a derogar la ley de plazos. Ruiz-Gallardón lo intentó sin éxito. Y le costó el puesto.

Desprotección de las menores

Fuera del Gobierno y de las filas conservadoras, la presentación de la iniciativa ha reabierto las heridas. La oposición considera que esta iniciativa deja desprotegidas a las mujeres más vulnerables, algo que Hernando negó al asegurar que las menores en situación de exclusión estarán igual de protegidas. Uno de los ejemplos que se pone desde la oposición es que, por ejemplo, una menor con un padre maltratador va a verse obligada a contar a ese padre que está embarazada y que va a abortar.

"El Gobierno del PP lleva toda la legislatura gobernando contra las mujeres y hoy [por el miércoles] lo ha vuelto a hacer dejando en la absoluta indefensión a las mujeres más vulnerables, a las más jóvenes. Tan vergonzosa es la reforma que ningún ministro ha querido hacerse cargo de la reforma y ha tenido que ser el grupo parlamentario popular quien la traiga a la Cámara", criticó la diputada socialista Carmen Montón.

Por su parte, la Izquierda Plural denunció que el Gobierno legisle para "los ultraconservadores" y de forma "cobarde". Y desde UPyD denunciaron que la reforma se presente de forma "exprés" y sin debate por "criterios electoralistas".

En un sentido opuesto reaccionaron desde asociaciones antiabortistas como Derecho a Vivir o el Foro de la Familia, que acusaron al Gobierno de haber "traicionado" a los ciudadanos. El Foro de la FamiliaForo de la Familia había convocado una manifestación para el 14 de marzo bajo el lema "Cada vida importa". Aseguran que la mantienen.

PSOE y Ciudadanos se suman a Podemos y solicitan a Rajoy que convoque el Debate sobre el estado de la Nación

PSOE y Ciudadanos se suman a Podemos y solicitan a Rajoy que convoque el Debate sobre el estado de la Nación

Más sobre este tema
stats