Gobierno

Rajoy responde a Rovira: "Es una absoluta vergüenza" y una "enorme mentira"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"Burda patraña". Este es el calificativo al que recurrió el Gobierno tras escuchar a la secretaria general y número dos de ERC, Marta Rovira, señalar que desde el Ejecutivo de Mariano Rajoy se había amenazado al Govern con un "escenario de violencia extrema con muertos en la calle" si no ponían fin al procés.

"Los dirigentes secesionistas están acostumbrados a mentir [...] Dijeron burda que tendrían apoyo europeo [...] Dijeron que las estructruras de Estado estaban organizadas... Nada de nada. Mentira tras mentira. Lo que acaban de decir es una patraña", señaló el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Después sumaría el calificativo "burda".

Por su parte Rajoy, habló de "absoluta vergüenza" y de "enorme mentira". "Es una absoluta vergüenza y no hay calificativo que tenga yo para aplicar a esa información. Dejémoslo en que es absolutamente falso, una enorme mentira y sobre todo es una vergüenza", dijo en declaraciones a los medios después de participar en la Cumbre Social de Gotemburgo (Suecia).

"Es intolerable"

"Creo que en la vida no vale todo. Cada uno puede defender sus posiciones como quiera, pero esto es intolerable", añadió el jefe del Ejecutivo.

Horas antes, en una entrevista en RAC1 Rovira señalaba este viernes que "fuentes solventes y contrastadas" del Gobierno amenazaron al Ejecutivo catalán con la posibilidad de un "escenario de violencia extrema con muertos en la calle" si no ponían fin al proceso independentista.

Además, Rovira sostuvo que el president cesado Carles Puigdemont y el vicepresident Oriol Junqueras advirtieron al resto del Govern de que "había que desescalar la tensión", porque las fuentes que auguraban violencia "eran muy contrastadas". "Ahora no diré quién lo decía, pero lo podremos decir en algún momento", señaló.

Que los catalanes tomen nota

El Ejecutivo, según sostuvo Méndez de Vigo no se plantea ningún tipo de acciones legales contra la "burda patraña" difundida por Rovira. "Estamos hablando de declaraciones políticas y le contesto en términos políticos y esos son los términos en los que contestaremos", subrayó el también ministro de Educación.

Lo que sí hizo es insistir mucho en que son ahora los catalanes los que tienen en sus manos juzgar lo que está ocurriendo. Así, llamó a los ciudadanos de esta comunidad, que están llamados a votar el 21D, "a tomar nota de quién miente por sistema".

Jarra de agua fría sobre la reforma constitucional

Por otra parte, el Ejecutivo no se atreve a garantizar que vaya a sentarse a hablar con el PSOE para reformar la Constitución tras la Comisión Territorial que se ha constituido en el Congreso.

Pese a que fuentes socialistas consideran que no fue así, en el Partido Popular sostienen que en ningún momento se comprometieron a ir más allá. En todo caso, en principio, tanto desde PP como desde PSOE se aseguró que el fin de la Comisión Territorial era, transcurridos seis meses, abrir otra sobre la reforma de la Carta Magna.

"Hay que ser serios y responsables. Si no hay el consenso necesario, será muy difícil hacerlo", respondió el portavoz.

infoLibre informa este viernes de que la crisis política catalana, la defensa del artículo 155 del brazo del Partido Popular y de Ciudadanos, así como el deseo de no incomodar en estos momentos a las voces más críticas del partido están hipotecando el discurso de Pedro Sánchez en materia territorial.

Las fuentes consultadas, exhibieron su preocupación por el hecho de que la comisión del Congreso impulsada por el PSOE para encauzar en la Cámara alta el conflicto catalán se haya descaifenado por culpa de la situación política excepcional que vive Cataluña. Ni están todas las fuerzas representadas ni el PP ni Ciudadanos, que sí lo están, muestran confianza en que este órgano parlamentario vaya a ser determinante.

"El compromiso político es abrir esa comisión. Y al cabo de esos meses tendremos que ver cuál es el resultado de esos trabajos. Tendremos que ver si hay acuerdo, sobre qué, qué artículos y qué mayorías respaldan ese acuerdo. El Gobierno lo que cree es que estas cosas hay que hacerlas con conocimiento de causa y con apoyos. No podemos predecir cuál va a ser el resultado de una comisión que se ha constituido antes de ayer", añadió Méndez de Vigo.

Secretos oficiales

Por otra parte, el portavoz evitó precisar si el Gobierno es partidario de que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, acuda a la Comisión de Secretos Oficiales a dar cuenta sobre el caso de los hackers rusos y venezolanos. Se limitó a señalar que el Gobierno nunca ha apuntado hacia otros gobiernos, si no al territorio desde el que partían los supuestos ataques. Y a pedir prudencia.

La declaración judicial de Puigdemont dará el pistoletazo de salida a la campaña del 21D

La declaración judicial de Puigdemont dará el pistoletazo de salida a la campaña del 21D

Más sobre este tema
stats