Una crisis global

La república sale a los balcones y fundirá 'Resistiré' con el 'Himno de Riego' en el 14-A más difícil para la monarquía española

Familiares y simpatizantes de represaliados de la República durante el homenaje que tuvo lugar en la Vuelta del Castillo de Pamplona.

No habrá banderas tricolor ondeando por las calles. Tampoco víctimas del franquismo reclamando la verdad frente a las tapias de los cementerios la verdad, justicia y reparación que tantas y tantas veces les ha sido negada. El 14 de abril de 2020 no será un aniversario normal. Sin embargo, ni la pandemia de coronavirus ni el confinamiento que la ha acompañado podrán impedir que se clame por la implantación de una III República desde los nuevos centros de debate de una España en cuarentena: los balcones. Así, las principales organizaciones republicanas han llamado ya a sacar los colores rojo, amarillo y morado a las terrazas y ventanas al ritmo del Himno de Riego. Una acción que acompañan con una intensa campaña en redes sociales. El objetivo es hacer notar que siguen en la brecha. Sobre todo ahora, con la monarquía profundamente tocada por las investigaciones judiciales alrededor del rey emérito. No obstante, son conscientes de que no será nada sencillo en un momento en el que el coronavirus se está comiendo toda la actualidad informativa.

Una parte importante de la batalla en este 89º aniversario de la Segunda República se desarrollará en Twitter o Facebook. “Lanzaremos numerosos mensajes en redes sociales pidiendo la abdicación del rey en una acción que se prolongará hasta el próximo 19 de abril”, explica en conversación con infoLibre Willy González, portavoz de la Federación de Republicanos. La misma estrategia seguirán desde Izquierda Unida. “Pondremos en marcha una campaña, como hemos hecho en los últimos cuatro o cinco años, en redes. Sin embargo, en esta ocasión no tendremos imágenes o vídeos de manifestaciones, por lo que recurriremos a material prefabricado, como por ejemplo una fotografía de la que sería nuestra pancarta en la marcha”, señala Miguel Ángel Corregidor, responsable federal de Comunicación en Redes. Ambos son conscientes de que a través de Twitter o Facebook es difícil llegar a todo el mundo. Sin embargo, esperan que las cadenas que puedan conformar los militantes funcionen a la perfeccióncadenas.

Pero las acciones de la Federación de Republicanos no se concentrarán exclusivamente en el mundo digital. También pretenden hacerse notar en las calles. Y la mejor forma de conseguirlo en estos momentos son los balcones, epicentro social de un país confinado. “Estamos pidiendo que se cuelguen banderas republicanas”, detalla el portavoz del colectivo. Un gesto que, dice, les gustaría que se acompañara a lo largo de este martes con el Himno de Riego. Otros colectivos, como por ejemplo la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra o las organizaciones que forman parte del Encuentro por la República de León, también han pedido que se hagan sonar cacerolas desde las terrazas y las ventanas. Un repiqueteo que ya pudo escucharse durante el mensaje televisado que el rey Felipe VI dirigió a la ciudadanía cuatro días después de que el Gobierno de coalición decidiese activar el estado de alarma.

“La corona llegaba muy dañada”

El movimiento republicano busca evitar con estas acciones que la pandemia devore el aniversario y sepulte sus reivindicaciones clásicas, que giran como siempre alrededor de la consecución de una “anhelada” III República que eche “al basurero de la historia” al régimen monárquico. Sin embargo, a diferencia de otros años, en esta ocasión buena parte del manifiesto se centra en la actual crisis sanitaria. Así, el Espacio Republicano de Madrid sostiene que la aparición “repentina e imprevista del coronavirus” ha puesto sobre la mesa “de forma brutal y meridiana” la auténtica “cara del sistema capitalista”. Y carga contra las “políticas neoliberales que desmantelaron y privatizaron los público”. “Podemos constatar las consecuencias de esas políticas carroñeras viendo cómo el sector de la sanidad pública está trabajando en unas condiciones leoninas, con plantillas insuficientes y saturadas, en las que no tienen descanso suficiente y sin la protección adecuada”, recoge el colectivo a lo largo del manifiesto.

Tanto González como Corregidor son conscientes de lo difícil que lo tienen para abrirse un hueco mediático en un momento en el que la pandemia ocupa la totalidad de los espacios informativos. “Cuando tú ocupas la Gran Vía, a la televisión no le queda más remedio que sacarlo. Ahora es más fácil esconderlo bajo la alfombra”, explica el responsable federal de Comunicación en Redes de IU. Y es una pena, dicen, porque este año la protesta podía haber sido “potente”. “La corona llegaba muy dañada”, apunta Esther López, responsable federal de Memoria Democrática de Izquierda Unida. Todos ellos se refieren, por supuesto, a las investigaciones judiciales que acorralan desde hace meses al rey emérito por su vinculación con dos fundaciones. Unos negocios de los que tuvo constancia el actual monarca Felipe VI hace más de un año pero de los que no informó públicamente hasta que los medios de comunicación empezaron a revelar detalles sobre dichas fundaciones. “Además, lo hizo justo el día en el que se decretaba el estado de alarma”, recalca González.

López señala que cuando finalice el confinamiento será necesario moverse también a nivel político o penal. “IU interpuso en 2018 una querella en el Tribunal Supremo que terminó archivándose. Sin embargo, las últimas informaciones empezarían a demostrar todo lo que decíamos. Por tanto, cuando pase todo esto tendremos que ver cómo actuar a nivel jurídico”, asevera la responsable federal de Memoria Democrática, que tampoco se olvida de la necesidad de impulsar comisiones de investigación en las Cortes. De hecho, este mismo martes un grupo de 25 senadores de ERC, EH Bildu o JuntsxCat ha registrado una propuesta para que se analicen en la Cámara Alta “las presuntas irregularidades cometidas por miembros de la Familia Real, así como de sus cómplices, y sus posibles influencias en la política diplomática y comercial” con Arabia Saudí. La iniciativa no se centra solo en el ex jefe del Estado. También pone la lupa sobre el supuesto papel de Felipe VI como beneficiario de estas fundaciones.

El 69,4% a favor de un referéndum

“Es necesario mantener este tema en el orden del día”, opina al otro lado del teléfono Arturo Peinado, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria. De hecho, la corrupción alrededor de la monarquía será el bloque que abra este mismo martes a las 19.00 horas el debate que ha organizado en su cuenta de Youtube el Partido Comunista de Madrid. Porque la vía telemática, los balcones o las redes sociales serán, por el momento, las únicas fórmulas para exigir la proclamación de una III República. Ya habrá tiempo cuando acabe el confinamiento de reclamarlo en las calles. “No nos vamos a quedar sólo en esto. Algunos compañeros ya están planteando, por ejemplo, que aprovechemos el día de la abdicación de Juan Carlos I en junio para salir de manera unitaria todos los republicanos”, dice González. Otras organizaciones como el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar han puesto la vista en el 14 de junio, día de las víctimas del franquismo en Andalucía.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lleva un lustro sin preguntar por la Jefatura del Estado. La última vez que lo hizo fue en abril de 2015, cuando los españoles dieron a Juan Carlos I una nota de 4,3. Desde entonces, hechos como el caso Nóos, la entrada de Urdangarín en prisión o el referéndum del 1-O han podido influir en la opinión de la ciudadanía. El pasado mes de noviembre, infoLibre publicó una encuesta elaborada por SW Demoscopia en la que se ponía de manifiesto que el 69,4% de los entrevistados era partidario de que se votase para elegir entre monarquía o república, siendo los jóvenes los que más se mostraban a favor –el 80%–. En caso de que dicho referéndum se celebrase, un 53,8% se inclinaría por mantener la actual forma de Estado, mientras que un 46,2% se inclinaría por una III República. En el momento de aquella encuesta, las investigaciones judiciales todavía no habían empezado a salpicar a la Casa del Rey.

Las Juventudes del PSOE cuestionan la Monarquía y piden una Jefatura de Estado no hereditaria para que tenga legitimidad

Las Juventudes del PSOE cuestionan la Monarquía y piden una Jefatura de Estado no hereditaria para que tenga legitimidad

Más sobre este tema
stats