42 aniversario de la Constitución

El ruido del chat de 'La XIX del Aire' y la sombra del fraude fiscal ponen a la monarquía en el ojo del huracán el Día de la Constitución

El ruido del chat de 'La XIX del Aire' y la sombra del fraude fiscal ponen a la monarquía en el ojo del huracán el Día de la Constitución

La Constitución española cumplió este domingo, 6 de diciembre, 42 años. Y la celebración, como casi todas las que han tenido lugar desde que la pandemia del covid-19 empezara a sacudir fuerte, se vio obligada adaptarse a los nuevos tiempos. Reducción de aforo, breve acto al aire libre en la Puerta de los Leones del Congreso de los Diputados y nada de recepción a los invitados, con lo que este año se han echado en falta los tradicionales corrillos en los que las autoridades intercambian reflexiones sobre asuntos de actualidad y, en muchos de los casos, las comparten con los periodistas. Si nos atenemos a las declaraciones que los invitados fueron haciendo a su llegada al acto, la situación de la monarquía se habría llevado el título de la conversación más recurrente. Al no tratarse de un aniversario redondo, en esta celebración no había representantes de la Casa del Rey. Ellono evitó que la institución fuera la protagonista ausente de la jornada, agitada por el chat y las cartas de militares que cargan contra el Ejecutivo de coalición y por la noticia de que el rey emérito ha procedido a presentar una declaración para intentar ponerse al día con Hacienda en lo que tiene que ver con el uso de tarjetas con fondos opacos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evitó responder a preguntas de los medios de comunicación a su llegada al acto. Se limitó a hacer unas breves declaraciones en las que ensalzó la "vigencia" y la "fortaleza" del texto constitucional en un año tan delicado como este, en medio de una pandemia. También reivindicó que los Presupuestos Generales del Estado para 2021, recién aprobados en el Congreso con una amplísima mayoría, elevan a "máxima categoría" el "alma social" de la Constitución. Cuando Pedro Sánchez pronunciaba estas palabras ya había fijado posición sobre la información, destapada por infoLibre, que recoge un intercambio de mensajes de Whatsapp entre integrantes de la XIX promoción de la Academia General del Air. En ellos, altos mandos militares retirados intercambian proclamas sobre fusilamientos y golpes de Estado. Lo había hecho en una entrevista concedida a El Periódico.

"Franco ha salido del Valle de los Caídos, pero sigue en la cabeza de unos cuantos", responde el presidente preguntando al respecto, al tiempo que califica a estos militares retirados como un "grupo de nostálgicos marginales". No obstante, considera que "lo verdaderamente preocupante es la propagación de los mismos mensajes de odio desde tribunas políticas que no son marginales".

El pasado jueves, el Ministerio de Defensa trasladó a la Fiscalía las informaciones publicadas por este diario para que investigue su contenido. La ministra Margarita Robles considera que los participantes en el chat "se representan a sí mismos y hacen un flaco favor a las Fuerzas Armadas y al rey".

Sánchez fue el último dirigente político que se acercó al micrófono habilitado en el Patio de Floridablanca para que los líderes o portavoces de las formaciones y los presidentes autonómicos hicieran declaraciones a la prensa. El primero en hacer uso de la palabra había sido el secretario primero del Congreso y dirigente de En Comú Podem, Gerardo Pisarello. Según dijo, "ninguna operación de sables oxidados", en referencia al grupo de militares retirados que han lanzado duras críticas contra el Ejecutivo en los últimos días, va a impedir que exijan "acabar con los privilegios" de la Corona.

"No van a conseguir que renunciemos a la igualdad de todos ante la ley, también de la monarquía, que no es una institución escogida por la ciudadanía", destacó. "Cuando se defiende la justicia fiscal frente a los privilegios de unos pocos ya se está defendiendo ese republicanismo", añadió. Su compañero de grupo parlamentario, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, se refirió de forma expresa a la información de El País que apunta a que Juan Carlos I ha presentado una declaración ante la Agencia Tributaria para regularizar la situación a lo que afecta sólo a las tarjetas con fondos opacos. 

"Menudo día ha elegido Juan Carlos I para confesar que ha defraudado a la Hacienda española", ironizó. A su juicio, cuando el rey emérito quiere regularizar la situación fiscal "lo hace porque le han pillado y ha defraudado a Hacienda". "Es una confesión", sentenció.

La derecha opta por reivindicar el "legado" de Juan Carlos I

En el lado de la derecha política, la nota dominante fue la defensa de la monarquía y del legado del rey emérito. El presidente del Partido Popular mantuvo que él se queda con el "legado" del emérito como "arquitecto de la Transición y para ser pieza imprescindible en la recuperación de las libertades, de la democracia y a la hora de elaborar esta Constitución". Y redujo sus presuntos delitos fiscales al ámbito de lo privado. "Los asuntos que haya hecho de forma privada entran dentro de otro poder del Estado, que será el que tenga que dilucidar si hay alguna responsabilidad", aseguró Pablo Casado, en alusión a las investigaciones judiciales. 

La de este domingo no fue la primera vez que Isabel Díaz Ayuso elogiaba el papel de Juan Carlos I. La presidenta de la Comunidad de Madrid no quiso entrar al fondo de la información sobre la situación fiscal del emérito. Se limitó a señalar que "ha tenido un papel fundamental para que todos los españoles de izquierdas, de derechas y sin bandos, nos fundamos en un abrazo y en un texto como el que nos ha traído hasta aquí", dijo en alusión a la Constitución. "Este país le debe mucho al rey Juan Carlos y si hay un buen día para reivindicar su legado y su figura, es éste", destacó.

Más explícita se mostró al referirse a las cartas enviadas al rey por grupos de militares retirados al asegurar que comparte las inquietudes expresadas por estos ex integrantes de las Fuerzas Armadas porque, a su juicio, hay miembros del Gobierno que estarían de acuerdo con "derrocar la Constitución".

Sin entrar al contenido de los Whatsapp desvelados por infoLibre, Ayuso puso el foco en la carta firmada por 271 militares retirados y en la que se ofrecen a "revertir la peligrosa deriva de nuestra Patria ante un Gobierno que ha cedido a comunistas, golpistas y proetarras". Su impulsor es el general de brigada retirado Juan Chicharro, actual presidente de la Fundación Francisco Franco.

Más esquivo se mostró el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, también del Partido Popular, que optó por defender a la monarquía sin entrar en más consideraciones. "La monarquía ha estado a la altura de lo que necesita nuestro país, de respeto a la diversidad y la pluralidad, y tengo que insistir en la figura esencial del rey Felipe VI como símbolo de la Nación española. Reitero que lo principal es defender la institución monárquica y sentirnos orgullosos del rey Felipe VI".

Vox y "los enemigos" de la Constitución

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, tenía muy claro este domingo el mensaje que la extrema derecha quería dejar en este 42 aniversario: "Los enemigos de la Constitución están en el Gobierno y quieren acabar con la monarquía parlamentaria".  Sobre los problemas de Juan Carlos I con Hacienda, en Vox dicen no tener "una especial opinión". "El Rey emérito tiene el derecho de todos los españoles a acogerse a la normativa fiscal en las mismas condiciones que el resto de españoles", dijo Espinosa a los medios de comunicación.

El líder de Vox, Santiago Abascal, no acudió a la celebración y prefirió presidir un acto de partido en Barcelona. En la misma ciudad estaba la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Coincidiendo con este día, la formación naranja registró en el Cámara Baja una proposición no de ley "relativa a la defensa y conmemoración de la Constitución". En uno de los puntos pide asegurar "el debido respeto a las instituciones, la bandera española, el himno nacional y los símbolos oficiales del Estado, especialmente a la figura del rey, Felipe VI, como Jefe de Estado".

El PNV pide a Felipe VI que "hable claro" y ponga "límites"

El portavoz parlamentario del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Aitor Esteban, no acudió a los actos de celebración del 42 aniversario de la Constitución. Pero fijó posición sobre estos temas con una rueda de prensa que ofreció Bilbao. El dirigente nacionalista dijo echar en falta una respuesta del rey Felipe VI a las cartas de los militares y a los mensajes vertidos en el chat desvelado por este periódico. Demandó al rey que "hable claro" y le ponga "límites" porque, "de forma inaceptable", intentan "traspasar límites" del marco democrático. También le advirtió de que su silencio "puede ser malinterpretado" y se extrañó de que "los que están ahora dentro del Ejército no se manifiestan". "Hay una sensación de que puede no salir gratis, por decirlo de alguna manera, y sí una cierta sensación de impunidad a aquellos que lo han dejado [el Ejército], pero es gente que no lo ha dejado hace tanto tiempo y que han sido, muchos de ellos, cúpula", advirtió, según informa Europa Press.

Sobre el episodio del intento de regularización fiscal, consideró que los hechos no ocurrieron solo después de que Juan Carlos I dejara la Jefatura del Estado, sino que era "algo habitual". En este contexto, mantuvo que la inviolabilidad, tal como la interpreta la Constitución, "chirría, tiene menos sentido que nunca". "En una democracia consolidada es inaceptable", dijo al tiempo que consideraba que todo ello "hace más que urgente que la Constitución sea modificada". "O la Casa Real empieza a ser un poco más consciente de lo que está ocurriendo o se puede llevar un susto a medio plazo", avisó.

El PNV fue la primera formación política que reaccionó políticamente a las informaciones de infoLibre sobre el chat de la XIX. Lo hizo registrando en el Congreso una pregunta para su respuesta por escrito en la que pedía al Ejecutivo que aclarase si iba a hacer algún tipo de "investigación".

Además de los nacionalistas vascos, ERC y EH Bildu tampoco hicieron acto de presencia en la celebración del 42 cumpleaños de la Constitución, lo que dio pie a dirigentes de las formaciones de la derecha a criticar al Gobierno por haberse apoyado a la hora de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado estas formaciones.

El clima de enfrentamiento político que se ha vivido en los últimos días en la Cámara, sobre todo en el marco del debate presupuestario, siguió coleando en el acto de este domingo. Quizá en este contexto, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet (PSOE), hizo un discurso muy centrado en la importancia del diálogo y el entendimiento entre diferentes.

Según subrayó,  la tarea de la política es "la opuesta al enfrentamiento generalizado entre opciones irreconciliables, a la descalificación del oponente, a la permanente negativa a hallar puntos de coincidencia".

"Una Constitución inclusiva demanda una lectura honesta y abierta; una lectura también integradora, que no pretenda apropiarse del texto constitucional convirtiéndolo en bandera y patrimonio partidista. Nadie debe tampoco pretender ignorar los contenidos que le resulten molestos o incorporar al mismo nuevas exigencias excluyentes o reductoras. En esto consiste la lealtad a un pacto: aceptar, defender y sentir como propio lo que gusta más y lo que gusta menos", mantuvo.

El Congreso insta a conmemorar la Constitución de 1931 pero rechaza una propuesta del PP para defender la vigente

El Congreso insta a conmemorar la Constitución de 1931 pero rechaza una propuesta del PP para defender la vigente

Más sobre este tema
stats