39º Congreso Federal del PSOE

Sánchez dejará a los presidentes autonómicos fuera de la Ejecutiva

Lastra, Sánchez y Ábalos, este miércoles a su llegada a Ferraz.

Ibon Uría

Los barones territoriales no formarán parte de la nueva dirección del PSOE de Pedro Sánchez. Los secretarios generales de las distintas federaciones se quedarán fuera de la Comisión Ejecutiva. Esos son los planes del líder elegido en primarias el pasado domingo, según trasladó él mismo en un encuentro con los medios de comunicación en la sede de Ferraz, donde previamente se reunió con los trabajadores de la casa.

Sánchez quiere que su próxima dirección sea paritaria, intergeneracional e integradora, aunque no responderá a "cuotas territoriales". El criterio para elegir a los miembros de la Ejecutiva será el reconocimiento y la valía de cada miembro en distintas áreas o sectores. El secretario general electo también quiere introducir algunas "innovaciones" en la estructura, aunque por ahora no concreta más esos posibles cambios.

La Ejecutiva se vota en el Congreso Federal, convocado para los días 16, 17 y 18 de junio. Más de un millar de delegados ratifican ese órgano de dirección, cuyo listado de integrantes sólo puede proponer el secretario general. Lo habitual es que la propuesta del líder sea ratificada por amplia mayoría y que no haya votos en contra: el rechazo o descontento se manifiesta tradicionalmente a través del voto en blanco.

En la pasada Ejecutiva sí que había barones territoriales. Estaban el castellanomanchego Emiliano García-Page, el valenciano Ximo Puig, el madrileño Tomás Gómez –fulminado por Sánchez como líder del PSOE de Madrid, pero que continuó en la dirección del partido–, el canario José Miguel Pérez, la cántabra Eva Díaz Tezanos y la balear Francina Armengol.

Se da la circunstancia de que, de esos seis barones, cuatro –todos salvo Díaz Tezanos y Armengol– dimitieron de su puesto en la dirección del partido para intentar forzar la caída de Pedro Sánchez como secretario general en la última semana de septiembre. Sus cuatro renuncias y las de otros 13 vocales, unidas a varias bajas anteriores, dejaron a la Ejecutiva con menos de la mitad de sus miembros originales.

Apoya a los barones

Por lo demás, Sánchez prometió este miércoles que apoyará a los presidentes autonómicos socialistas y que no promoverá candidaturas alternativas en los congresos regionales, que se celebrarán en los dos meses posteriores al cónclave federal –aunque agosto es inhábil, por lo que la conclusión de algunos procesos congresuales podría retrasarse hasta mediados de septiembre–.

El secretario general electo, que comentó que Rajoy aún no le ha llamado para felicitarle por su victoria el domingo, agregó que su deseo es que el resultado de las primarias a nivel provincial se traslade al resultado de la elección de delegados en los congresillos provinciales. Es decir, que si en una determinada provincia Sánchez tuvo el 60% de los votos y Díaz el 40%, el 60% de delegados sean sanchistas y el 40% susanistas.

Por ahora ya hay acuerdo para el reparto en Extremadura, Castilla y León y Asturias. En Galicia y Castilla-La Mancha también hay buena disposición al diálogo, aunque las cifras están por concretar. Susana Díaz, en cambio, se resiste a llegar a acuerdos en Andalucía. El aragonés Lambán también se mostró reticente este martes, aunque este miércoles las direcciones provinciales aragonesas hicieron un llamamiento a abordar la cuestión con "integración, consenso y acuerdo".

Sánchez se garantiza la mayoría de delegados en el Congreso Federal

Sánchez se garantiza la mayoría de delegados en el Congreso Federal

Más sobre este tema
stats