LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El trato de los diputados con los lobistas sigue oculto pese a la obligación de publicar las reuniones fijada en 2020

El futuro del PSOE

Sánchez se garantiza la mayoría de delegados en el Congreso Federal

La diputada socialista Zaida Cantera durante el congresillo del PSOE de Madrid.

Una semana después de que Pedro Sánchez se impusiera a Susana Díaz y Patxi López en las primarias del partido, los socialistas han celebrado este fin de semana los llamados congresillos –nombre por el que se conoce a los congresos provinciales previos al cónclave federal–, en los que se han elegido a 897 de los 974 delegados –quedan por conocerse los del PSC– que aportarán las 17 federaciones, Ceuta y Melilla al Congreso del 16, 17 y 18 de junio. Y Sánchez, según los datos recopilados por infoLibre, se ha garantizado la mayoría de ellos.

Al Congreso Federal de los socialistas acudirán un total de 1.035 delegados, de los que 1.004 tienen derecho a voto y 31, pertenecientes a Izquierda Socialista y organizaciones sectoriales, sólo tendrán voz. Del total de delegados con derecho a voto, 974 son elegidos por las 17 federaciones socialistas, Ceuta y Melilla –el reparto se determina en función del número de militantes en cada uno de los territorios–; 20 corresponden a las Juventudes Socialistas; 9 a las agrupaciones de América y 1 a las de Europa. 

Este fin de semana se ha cerrado el nombre de 897 de esos 974. De ellos, entre 435 y 440 son afines al secretario general electo, Pedro Sánchez; los susanistas se han hecho con entre 390 y 395susanistas y los que apoyaron a Patxi López se han quedado con unos 65. A la hora de elaborar el recuento se ha atendido a la distribución ofrecida por la formación en cada una de las provincias. En una docena de casos, la adscripción a uno de los sectores no era clara.

Más del 50% para Sánchez

Una vez que se decida el reparto de los 77 representantes que aportará al Congreso Federal el PSC –63 podrían ser afines a Sánchez si la distribución se corresponde con el resultado que logró en Cataluña, donde obtuvo el 81,9% de las papeletas–, los 20 de Juventudes Socialistas y los 10 de las federaciones del exterior, el secretario general electo llegará al cónclave de junio con algo más del 50% de los delegados, un porcentaje que representa el voto que obtuvo hace ahora una semana –el 50,21% de apoyo–. Díaz, por su parte, se colocaría con alrededor del 42% de delegados, ligeramente por encima de lo que obtuvo en las urnas –rozó el 40%–, y López con algo más de un 7% de delegados, un par de puntos por debajo del apoyo cosechado en las primarias.

La tónica general en la mayoría de federaciones han sido los acuerdos para presentar una única plancha respetando el reparto de apoyo que cada uno de los tres candidatos obtuvo el pasado domingo en el territorio en cuestión, la opción planteada desde un primer momento por los afines al secretario general electo. En algunos lugares, esos pactos se resistieron pero acabaron llegando. Fue el caso de Sevilla, donde se terminó acordando una lista integrada por 15 sanchistas y 45 susanistas; Madrid, donde se pactó, después de horas de negociación, una plancha de 41 afines a Sánchez, 24 a Díaz y 15 a López; o Zaragoza, donde se acabó acordando una distribución de 14 delegados para los dos sectores mayoritarios y 1 para el del exlehendakari.

Enfrentamientos en varias provincias

Sin embargo, hubo territorios donde los congresillos escaparon de esta tónica general de consenso. Castilla y León fue la federación con mayor cantidad de enfrentamientos. En concreto, no se consiguió alcanzar un acuerdo en Segovia, Salamanca y Valladolid, donde se tuvieron que someter a votación de los militantes dos listas. También hubo polémica en León, donde la mayoría sanchista rechazó integrar a los patxistas.

El PSOE se inclina por la abstención en la moción de censura para escenificar su rechazo a Rajoy

El PSOE se inclina por la abstención en la moción de censura para escenificar su rechazo a Rajoy

Tampoco se escapó de la marejada Galicia. En esta federación, se tuvo que votar entre dos listas en Ourense, donde ganó de forma ajustada la candidatura sanchista. Y en Pontevedra las negociaciones estuvieron bloqueadas por la elección del cabeza de lista, que para los sanchistas debía ser Gonzalo Caballero. Finalmente, se terminó aprobando una única plancha, que no fue ratificada por los afines a Díaz, que optaron por abandonar el congresillo

En la Comunidad Valenciana se registraron incluso dimisiones. Fue el caso del secretario general del PSOE de Alicante, David Cerdán, quien anunció que deja el cargo por estar en contra del proceso seguido en la composición de la lista de 32 delegados que representarán a los socialistas alicantinos. Tampoco se quedó contento con la distribución en Valencia el sector afín al exlehendakari, que no logró que se incluyese en la lista consensuada ni un sólo nombre de los cuatro que pusieron sobre la mesa, dejando finalmente la distribución de delegados en la provincia en 39 para Sánchez y 13 para Díaz.

Finalmente, se produjeron también enfrentamientos en Huelva. En la primera, la lista de 18 delegados aprobada en el congresillo sólo incluía a una afín a Pedro Sánchez, lo que generó malestar en la plataforma Militantes en Pie del PSOE de Huelva, que se ha desvinculado "absoluta y rotundamente del listado" al "no cumplir los requisitos de proporcionalidad e integración exigidos".

Más sobre este tema
stats