moción de censura

Sánchez frena la reforma del CGPJ presentada por PSOE y UP a la espera de que Casado consume su giro y acceda al desbloqueo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el líder del PP, Pablo Casado, en primer plano.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no esperó ni una hora para poner a prueba si el Partido Popular va en serio en su ruptura con Vox y si está dispuesto a dar el giro al centro que puede deducirse de su discurso.

En la última semana ya había dado pistas de ello. El miércoles pidió a Pablo Casado que se abriese a llegar acuerdos con el Gobierno. Y, este jueves, planteó la oferta de forma algo más concreta.

"Le anuncio que, por nuestra parte, vamos a detener el reloj de la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)", dijo Sánchez dirigiéndose a Casado. "Sentémonos", le invitó.

"En cuanto concluya esta votación, aquellos partidos que tenemos responsabilidad de Estado, y a mí no me cabe duda de que el Partido Popular tiene responsabilidad de Estado, sentémonos y renovemos órganos constitucionales en beneficio de nuestra Constitución, en beneficio de nuestra democracia, en beneficio de la ciudadanía que está aquí representada", destacó.

El paso avanzado por Sánchez consiste en detener la tramitación parlamentaria de la proposición de ley. Pero, en ningún caso, de retirarla. Como PSOE y Unidas Podemos no tienen ninguna garantía de que el PP vaya a prestarse a negociar, la iniciativa seguirá en el registro de la Cámara para retomarla si fuese necesario.

Otros campos abiertos al acuerdo

La colaboración que ofrece el jefe del Ejecutivo podría ser más amplia: "Además de renovar y reforzar nuestras instituciones, tenemos otras grandes transformaciones que interpelan al conjunto de la Cámara o al menos a la mayoría del conjunto de la Cámara. La transición ecológica, sin duda alguna como fuente de bienestar, de prosperidad, de creación, de empleo, de creación de empresa, de futuro, de solidaridad intergeneracional. La digitalización de la economía, la educación, la formación profesional, la ciencia, el Pacto de Toledo, el mercado de trabajo, la cohesión social, la igualdad entre hombres y mujeres".

"España, en definitiva, señorías, no desea retroceder, no acepta retroceder. Siempre que se ha sometido a este tipo de encrucijadas, siempre ha decidido mirar hacia adelante. Un país que no necesita un salvador porque afortunadamente tiene en todos y cada uno de sus ciudadanos millones y millones de salvadores y salvadoras. Ahora solo queda que los representantes legítimos de los españoles y españolas voten, votemos. A través de ellos volverán a votar los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país", añadió.

La oferta llega a tres días de que Casado registrase en el Congreso su oferta de "despolitización" de la reforma del CGPJ. Y fue rápidamente contestada por los conservadores en redes sociales devolviendo la pelota al tejado de Sánchez.

"Estas son nuestras condiciones: 1. Retirar la reforma del PSOE-Podemos contra la independencia judicial 2. Despolitizar la elección del CGPJ y Fiscalía 3. Excluir a Podemos del proceso. Sánchez acusa la presión que hemos conseguido en la UE. Pero debe cumplir estas condiciones", escribió el secretario general del PP, Teodoro García Egea en su perfil de Twitter.

Aunque la esencia de la intervención de Sánchez era precisamente la de responder a Casado, el presidente también aprovechó para plantar una vez más cara a la extrema derecha. "Usted va a ser derrotado y eso va a ser un alivio para todos nosotros y todas nosotras", dijo el presidente a Santiago Abascal.

Sánchez pone a prueba el giro a la moderación de Casado al exigirle que lo demuestre desbloqueando el CGPJ

Sánchez pone a prueba el giro a la moderación de Casado al exigirle que lo demuestre desbloqueando el CGPJ

Más sobre este tema
stats