La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

26J | ELECCIONES GENERALES

La puesta de largo de la presidencia de la UE brindará a Sánchez proyección a 10 días del 23J

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Los españoles irán a las urnas el domingo 23 de julio, menos de un mes después de que España asuma la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea. Ni es la primera vez que sucede (Macron llegó al Elíseo en plena presidencia francesa y los checos cambiaron de Gobierno por moción de censura en 2009) ni debería afectar a las instituciones europeas.

La presidencia española es lo que se llama “una presidencia dorada”, porque es la última presidencia completa antes de los comicios europeos de mayo de 2024. Como explicaba en Política Exterior el diplomático Pablo Rupérez, “en nuestro semestre previsiblemente se cerrarán numerosos proyectos legislativos. Negociar en representación del Consejo para lograr acuerdos en las múltiples reuniones será una de las mayores responsabilidades del semestre español”.

El 13 de julio será una fecha importante. Ese día Sánchez dará un discurso ante el pleno del Parlamento Europeo. Lo que suele ser una intervención institucional con respuestas institucionales probablemente se convierta en un ataque sin cuartel de la derecha y la extrema derecha. España es el único gran país del bloque en el que el Partido Popular Europeo tiene alguna opción de gobernar en los próximos años. Los gobiernos de Francia, Alemania, Polonia, Italia (aquí sus restos están en coalición) o Países Bajos los tiene por ahora lejos de su alcance.

La Comisión Europea no tiene en cuenta oficialmente procesos electorales porque siempre hay alguno en marcha en algún Estado miembro. Sus relaciones son con el Gobierno en ejercicio, aunque esté en funciones. Y, en caso de cambio, con el nuevo Gobierno y sus miembros a partir del día de la toma de la investidura.

¿Cómo sería la transición?

En caso de cambio de Gobierno, los ministros españoles seguirían presidiendo sus respectivos consejos de ministros hasta que tomaran posesión tras la investidura sus sucesores. Los ministros de Exteriores y Defensa no presiden sus consejos (lo hace Josep Borrell) y los Eurogrupos (ministros de Economía y Finanzas de los 20 países del euro) no los presidirá Nadia Calviño sino el irlandés Pascal Donohoe, su presidente permanente.

Si los equipos del ministro saliente y del entrante se comportan como adultos no debería haber más traumas, aunque en algunos casos el cambio de nombres significará probablemente tal cambio de políticas (Clima y Energía con Teresa Ribera y Empleo con Yolanda Díaz, por poner dos ejemplos) que la agenda podría cambiar profundamente. En otros, en asuntos como Migración (donde se está negociando desde hace años la reforma de la normativa europea de Migración y Asilo) o el apoyo a Ucrania no debería haber cambios.

Sánchez asume las migraciones como uno de los ejes de la Presidencia española de la UE

Sánchez asume las migraciones como uno de los ejes de la Presidencia española de la UE

Los conocedores de los pasillos comunitarios siempre recuerdan que los accidentes políticos son menores cuando, como en el caso de las presidencias semestrales, gran parte del trabajo cae en las espaldas de la Representación Permanente ante la Unión Europea. En el caso español, reforzada estos meses con vistas a la presidencia. Esas personas no deberían cambiar. Las presidencias tienen también partes grises, por ejemplo la tradición de abstenerse en votaciones donde haya divisiones importantes entre los 27.

Sánchez sería en todo caso presidente en una de las dos grandes cumbres que se esperan en el semestre: la que unirá a los gobernantes europeos con los latinoamericanos en Bruselas el 17 y 18 de julio. Más dudas habría sobre la cumbre europea del 6 de octubre que debe celebrarse en la Alhambra de Granada. En caso de que las derechas sumen mayoría y Núñez-Feijóo sea presidente podría llegar a esa cumbre.

Plan de Recuperación y Fondos Next Generation

España sigue siendo el país que más rápido ha ido implementando su Plan de Recuperación y que por lo tanto más rápido ha recibido los pagos del Next Generation. Los próximos meses hasta las elecciones deberían ser tranquilos en ese aspecto porque no habría que pedir más tramos hasta otoño y porque las grandes reformas (Pensiones y Laboral) comprometidas con Bruselas para 2022 y 2023 ya están hechas y ya tienen la luz verde de la Comisión Europea.

Más sobre este tema
stats