La portada de mañana
Ver
Sánchez medita su dimisión y abre un debate sobre la campaña de acoso político, mediático y judicial

La nueva legislatura

Sánchez se ofrece a estudiar propuestas de ministros independientes propuestos por Podemos

Pedro Sánchez durante la entrevista concedida a Informativos Telecinco.

infoLibre

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, está dispuesto a estudiar nombres de profesionales independientes propuestos por Unidas Podemos para que se incorporen a su gabinete de ministros. "Si Podemos tiene personas independientes de reconocido prestigio no rechazaré esas sugerencias", ha dicho en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press.

Sánchez ha negado que tenga un sentido monopolizador del poder, ha avanzado incluso su intención de conformar un Consejo de Ministros con incluso más independientes que el actual si resulta investido, pero ha rechazado formar un "cogobierno" con los de Iglesias. "No necesitamos un cogobierno, dos gobiernos en uno. Necesitamos un gobierno con un mensaje coherente", un gobierno "progresista, pero que no dependa de las fuerzas independentistas", ha resumido. "Lo que ofrece Unidas Podemos no es precisamente eso", ha añadido.

Sánchez ha explicado que el PSOE y Unidas Podemos tienen "muchísimas coincidiencias" en políticas sociales, pero también "grandes diferencias", por ejemplo sobre "cómo resolver la crisis catalana". Los de Iglesias, ha recordado, defienden el derecho de autodeterminación de los catalanes y votaron en contra de suspender a los presos del 'procés' electos. De ahí que su oferta de Gobierno de cooperación a Podemos se circunscriba a incorporar a miembros en cargos intermedios de la Administración y a estudiar propuestas de independientes de reconocido prestigio para dirigir algunos Ministerios que le hagan llegar desde la formación de Pablo Iglesias.

Y para garantizar la estabilidad del país evitando que la gobernabilidad dependa de los partidos independentistas, Sánchez ha insistido en reclamar la abstención de PP y Ciudadanos en su investidura, que espera que pueda seguir adelante en este mes de julio. Las dos formaciones conservadoras rechazan abstenerse, pero tienden la mano a Sánchez para intentar alcanzar pactos de Estado una vez consiga formar gobierno. El primero de esos pactos de Estado que se podría hacer, les ha respondido Sánchez, es precisamente que "no bloqueen la formación de un Gobierno progresista que no dependa de fuerzas independentistas".

Desconfianza en los partidos independentistas

Sánchez justifica su desconfianza en los partidos independentistas por la decisión que tomaron en el último momento de tumbar su proyecto de Presupuestos, lo que llevó al adelanto de las elecciones generales. "Todos hemos de sacar una lección. No se puede hacer descansar la gobernabilidad de España en las fuerzas independentistas", ha incidido.

Ante la negativa del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a acudir a una nueva reunión con Sánchez para hablar de la investidura, Sánchez ha dicho que él "siempre" tendrá la puerta abierta para hablar con él y ha recordado que él, siendo jefe de la oposición, siempre acudía cuando el presidente Mariano Rajoy le llamaba.

A pesar de la última encuesta del CIS última encuesta del CIS que le otorga una intención de voto al PSOE del 40%, Sánchez ha asegurado de modo tajante que no ha pensado en convocar de nuevo elecciones porque considera que los españoles han cerrado un ciclo electoral "muy intenso", con hasta cuatro convocatorias (generales, municipales, autonómicas y europeas) en las que han dicho con claridad que "quieren que gobierne el PSOE". "No quiero llegar a esa situación", ha señalado en relación con la repetición electoral, comprometiéndose a hacer "todo lo posible" por evitarlo. "Seré generoso. Estoy dispuesto a negociar con todos a cualquier hora", ha añadido, dejando sin contestar la pregunta de si se creía ese sondeo del CIS.

 

En este sentido, Sánchez considera que el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, comentó probablamente "para provocar" que quizás convendría repetir las elecciones para que en noviembre España pudiera tener un gobierno estable.

Sánchez ha advertido además esta noche al independentismo catalán que el mundo no gira en torno a ellos y se ha felicitado de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea haya validado todas las decisiones que han tomado hasta ahora el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional en relación con el procés. Sánchez respondía así al ser preguntado por la afirmación realizada por los independentistas de que el nombramiento de Josep Borrell al frente de la diplomacia europea va a ayudar a internacionalizar el problema catalán.

En este sentido, ha recordado que tanto el mundo como la Unión Europea lo que están haciendo es ceder y compartir soberanía para hacer frente a "una globalización que tiene que tener un rostro más humano, hacer frente a retos globales como la emigración, el cambio climático, la desigualdad o la igualdad de género". En opinión de Sánchez, estas cuestiones necesitan de la unión y la fuerza de todos y "no de la fragmentación que está defendiendo el independentismo".

Dicho esto, ha puesto en valor el que España haya conseguido uno de los "principales puestos de representación institucional de la UE". Se trata, ha dicho, de una noticia "extraordinaria" y además se ha felicitado de que sea una persona de la "talla política de Pepe Borrell el que lo vaya a liderar".

El PSOE abre la negociación con Unidas Podemos de un programa de gobierno a sólo dos semanas de la investidura

El PSOE abre la negociación con Unidas Podemos de un programa de gobierno a sólo dos semanas de la investidura

Sobre los indultos

Pedro Sánchez tampoco ha querido desvelar en esta ocasión si habrá indulto por parte del Gobierno para los presos independentistas que resulten condenados por el Tribunal Supremo por su participación en el procés. Se ha vuelto a escudar en que no quería interferir en el trabajo de los jueces, recordando que está pendiente de que se pueda conocer en "breve espacio de tiempo" la sentencia.

No obstante, ha querido dejar clara su opinión sobre el trabajo "extraordinario" del Tribunal Supremo y de la Sala presidida por el magistrado Manuel Marchena. Considera, en este sentido, que el estado de derecho y el poder judicial han dado una "imagen ejemplar en Europa y en el mundo" con este juicio. Además, ha querido contrastar las acusaciones que hacen los independentistas sobre la calidad democrática de España con las decisiones que ha tomado el Tribunal de Justicia Europeo, destacando que ha validado y referendado todas las decisiones adoptadas por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional. "Eso me llena de orgullo", ha remachado.

Más sobre este tema
stats