10N | Elecciones Generales

Sánchez pide a los suyos que se vuelquen en transmitir que sólo el PSOE garantiza "un Gobierno estable y coherente"

Fernando Varela

“Sólo una propuesta es capaz de garantizar un Gobierno estable y coherente”, proclamó el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la primera reunión del Comité Federal del PSOE desde el que tuvo lugar en marzo, coincidiendo con la convocatoria electoral de abril. En esa idea es donde Sánchez quiere que los dirigentes territoriales, los militantes y los simpatizantes socialistas se vuelquen de aquí al 10 de mayo. “Pido un amplio esfuerzo de movilización” que transmita a los ciudadanos “todo lo que está en juego” y aprovechar “una gran oportunidad para unir a todos los españoles” y “superar” años de interinidad y bloqueo político.

En un ambiente de seriedad, sin el entusiasmo preelectoral de otras ocasiones, Sánchez dedicó su discurso a enfatizar la capacidad de su Gobierno de dar respuesta a los problemas desde la responsabilidad, el sentido común y la prudencia. Especialmente ante las tres incertidumbres que de manera más inmediata se ciernen sobre España: el Brexit, el enfriamiento económico y sobre todo la respuesta del independentismo a la sentencia del procés.

En este último asunto se detuvo con especial énfasis. Lo hizo para advertir a los soberanistas de que “aún están a tiempo” de no cometer “mayores errores”. Y para ello les pidió que “condenen cualquier tipo de violencia que venga de algún grupúsculo independentista”.

“Vamos a defender la Constitución” “sin vacilaciones” y “en particular” el buen trabajo de la Guardia Civil en nuestro país”, remarcó. Y para eso, “también necesita España un Gobierno estable”.

Sánchez aseguró, tajante, que España va a “superar esta crisis” en Cataluña. Sostuvo que una “buena parte del independentismo” ya sabe que la “quiebra unilateral no lleva a ninguna parte” y una vez más ofreció diálogo dentro de la ley.

“El independentismo tiene que reconocer que ha fracasado. Que su naufragio es total” y que “engañaron a la sociedad catalana”. Por eso, añadió, deben “volver a la legalidad y tender la mano a la mitad de la sociedad catalana que no se quiere ir de España”.

El presidente en funciones dedicó buena parte de su intervención, de aproximadamente 40 minutos, a elogiar y reivindicar a los militantes y simpatizantes del partido, a los que pidió un esfuerzo de “compromiso y movilización” en unas “elecciones cruciales” después de que los demás partidos, indicó, bloqueasen la formación de Gobierno.

De manera calculada, evitó cualquier referencia a Unidas Podemos o a Más País y pidió expresamente al partido que evite los reproches” por lo ocurrido estos meses y se concentre en dirigirse a los ciudadanos para que elijan al PSOE como el único partido en situación de ofrecer el gobierno “estable y cohesionado que necesita España”. El único con “una hoja de ruta clara, con un proyecto sólido que da respuesta a los desafíos” pendientes.

En su discurso, Sánchez se esforzó en dibujar lo que será una idea recurrente de la campaña socialista: presentar al PSOE como la única salida a la situación de bloqueo e interinidad de los últimos años apelando a su presencia en todo el territorio, a su compromiso histórico con los derechos sociales y la defensa de lo público.

De ahí que los socialistas planeen volver a plantear las elecciones, como ya hicieron en abril, como una elección entre un Gobierno socialista y uno de la derecha apoyado por la ultraderecha.

La campaña socialista se pone en marcha

La reunión del Comité Federal de este sábado ha puesto en marcha la maquinaria del PSOE de cara a las elecciones y ha ofrecido una imagen de unidad y fortaleza con la vista puesta en un único objetivo: movilizar al electorado y desmentir las encuestas que sugieren cierto estancamiento del partido.

Tras una intensa semana en Nueva York, en la que Sánchez tuvo la oportunidad de fijar su perfil más internacional, el presidente en funciones se dispone a iniciar una agenda plagada con actos por toda España, comenzado este domingo con su participación en la Fiesta de la Rosa que cada año celebra el PSC en la pineda de Gavá, en el área metropolitana de Barcelona, y que este año tiene lugar wn un contexto de nuevo de fuerte polarización política en Cataluña.

El lunes presentará en Madrid la campaña del PSOE para el 10N y el martes y el miércoles acudirá a sendos mítines en Zaragoza y Valencia, respectivamente. El jueves estará en Cáceres, el viernes en Asturias, el sábado en A Toxa (O Grove, Pontevedra) y el domingo en Barakaldo (Biskaia), donde se proclamará oficialmente a Idoia Mendia como candidata a lehendakari.

En el Comité Federal tienen asiento los barones del PSOE, los presidentes autonómicos socialistas y secretarios regionales del partido. Algunos de ellos se estrenaron en este foro como presidentes autonómicos, dado que ha sido el primer comité que tras las elecciones del 26 de mayo.

Este fue el caso, por ejemplo, de los presidentes de Canarias, Angel Víctor Torres; La Rioja, Concha Andreu, y Navarra, María Chivite. También participaron en el Comité Federal los presidentes de Aragón, Javier Lambán —que se fue nada más germinar su discurso Sánchez—; y de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, así como la gran mayoría de los secretarios regionales.

Han excusado asistencia, sin embargo, los presidentes de Baleares, Francina Armengol, y Extremadura, Guillermo Fernández Vara, por motivos de agenda; el presidente de Asturias, Adrián Barbón, de viaje en Francia para rendir homenaje a José Barreiro, histórico socialista asturiano que murió en el exilio, y la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, por un compromiso familiar. Tampoco huizo cto dse presencia Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha.

Más allá de los mensajes políticos y los llamamientos a la unidad y a la movilización, la cita sirvió para completar trámites organizativos, como nombrar a los miembros de la comisión a la que se encargará la redacción del programa electoral del PSOE para el 10 de noviembre, que incluirá las 370 medidas que preparó el partido en colaboración con asociaciones de la sociedad civil el pasado agosto y que se propuso como base para un acuerdo programático con Podemos, y mandatar a la Comisión Federal de Listas que acometa los cambios que sean estrictamente necesarios en las listas al Congreso y el Senado, que Ferraz tiene la voluntad de que sean las mismas que las que concurrieron el pasado 28 de abril. La intención de la dirección socialista es cambiar exclusivamente a aquellos que ya no quieran o no puedan repetir, como es el caso por ejemplo de la número uno al Congreso por Ciudad Real, Blanca Fernández, nombrada consejera en el Gobierno de Emiliano García-Page.

El Comité Federal ha ratificado también la candidatura de Idoia Mendia, líder de los socialistas vascos, como candidata a la lehendakaritza en las elecciones previstas para 2020.

Al final, después de una veintena de intervenciones, la conclusión del comité fue un cierre absoluto de filas en torno a Sánchez y a su decisión de no ceder a las exigencias de Unidas Podemos de forma un Gobierno de coalición, además de una celebración tras el fallo del Tribunal Sjupremo que ha removido los últimos obstáculos para sacar a Francisco Franco de Cuelgamuros.

El PSOE denuncia ante la Junta Electoral la presentación de Almeida de su plan para acabar con Madrid Central

El PSOE denuncia ante la Junta Electoral la presentación de Almeida de su plan para acabar con Madrid Central

Más sobre este tema
stats