El nuevo Gobierno

Sánchez promete unidad en el Gobierno de coalición: "Va a caminar en una única dirección"

Fernando Varela

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó este domingo en una comparecencia sin preguntas celebrada en el Palacio de la Moncloa los nombres de los 22 miembros del nuevo Ejecutivo, el primero de coalición de la actual democracia española. Por primera vez se sentarán a la mesa del Consejo de Ministros personas elegidas por el presidente y por su socio de Gobierno, Unidas Podemos, cuyo líder, Pablo Iglesias, ocupará la Vicepresidencia Segunda.

La gestación del nuevo Gobierno ha estado plagada de dificultades y desconfianza, hasta el punto de que ha sido necesaria una repetición electoral para que Sánchez llegase a la conclusión de que era la única solución para poner fin al bloqueo institucional que vive la política española desde hace casi un año. De ahí que el propio presidente quisiese subrayar, en su primera alocución pública desde la investidura, que el nuevo Gobierno tendrá un “firme propósito de unidad”. “Se va nutrir de ideas plurales”, explicó en referencia a que el origen de los ministros son dos formaciones política diferentes —PSOE y Unidas Podemos—, “pero que va a caminar en una sola dirección”. “Habrá varias voces”, admitió, “pero siempre con una misma palabra”.

El nuevo Gobierno, subrayó, “tiene una singularidad que todos conocen: es el primer Gobierno de coalición de la historia de nuestra democracia. Tendrá que recorrer, en consecuencia, un camino nuevo, que va a servir también de referencia al futuro y que pone a la política española en la misma senda que a la política europea, la de la formación de mayorías de Gobierno a través del diálogo, del entendimiento y también de la convivencia de familias políticas distintas”.

Según el presidente, “el Gobierno replica estas prioridades en su composición” al contar con cuatro Vicepresidencias dedicadas a atender las transformaciones que fijó como prioridad en su discurso de investidura: crecimiento económico, entendimiento territorial y reto demográfico, justicia social, transformación digital y transición ecológica. Para salvar la que falta, la igualdad “plena y efectiva de la mujer”, que se cae de la Vicepresidencia primera aunque pasa a tener ministerio propio, Sánchez proclamó que “impregna la integridad del nuevo Gobierno”. “España no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz”, proclamó. 

Como ya hizo en la investidura, Sánchez describió con “tres rasgos” el nuevo Gobierno: “Valores netamente progresistas, actitud dialogante, método activo, ejecutivo y resuelto”. 

El último rasgo, explicó, se traduce en “la voluntad de construir un Gobierno con competencias muy precisas, muy tasadas, y en el que las grandes prioridades de España tengan voz directa en el Consejo de Ministros. Esa es la razón, por ejemplo, por la que se desgaja Trabajo de Seguridad Social, en un momento en el que necesitamos en primer lugar definir un nuevo marco laboral para la realidad económica de nuestro país en el siglo XXI y, al mismo tiempo, renovar el Pacto de Toledo”. 

Sánchez defendió la idoneidad de todos los ministros, los elegidos por él y los de Unidas Podemos.“Son hombres y mujeres con una gran profesionalidad y competencia, que tienen amplias trayectorias que avalan, a mi juicio, su capacidad. Y abundan además en perfiles de rotunda competencia económica para afrontar los desafíos económicos, que tiene nuestro país y nuestro entorno en el medio plazo”. 

Valores progresistas

Su composición “responde además a los valores progresistas que van a inspirar su acción”, aunque admitió que se trata de “una orientación progresista amplia, plural, en la que conviven diversos enfoques. Hay afiliados de los partidos integrantes de esta coalición progresista, pero también hay miembros que son independientes, de reconocido prestigio, que aportan valor y experiencia al equipo. Y que además conectan, yo creo, con un sentir mayoritario de la ciudadanía española de incorporar a personas que dejan a un lado esa trayectoria profesional para servir a su país” de la mano tanto del PSOE como de Unidas Podemos.

“La composición del Gobierno es tan plural como la mayoría progresista que apoya a este Gobierno y como la mayoría social progresista que aspira también a representar este Gobierno”, en una legislatura que “debe ser la legislatura del diálogo, del diálogo social, del diálogo territorial, y también diría del diálogo generacional”. 

Los ciudadanos, concluyó Sánchez su declaración sin preguntas, “nos están reclamando a los políticos una España de moderación y no una España de crispación, que construye puentes de colaboración y no vetos y rupturas. De convivencia y no de discordia o de sobreexcitación. Una España cimentada en el acuerdo y no abonada al insulto y a la descalificación”. 

El Gobierno de coalición del Partido Socialista y de Unidas Podemos “es ahora el Gobierno progresista de España. Un Gobierno que nace con el propósito de dialogar para resolver las diferencias y poner en marcha a nuestro país después de tantos meses de impasse”. 

Sánchez no admitió preguntas pero, en conversación informal con los periodistas que acudieron al acto, explicó que a pesar del goteo de nombres que se ha prolongado varios días hace semanas que tenía clara la identidad de los ministros. Otra cosa es la estructura del Ejecutivo, en la que, admitió, sí introdujo cambios de última hora.

El presidente negó discrepancias con Unidas Podemos en torno al número de Vicepresidencias y aclaró que seguirán siendo Carmen Calvo y él mismo quienes lleven el peso de las negociaciones con la Generalitat en torno al conflicto catalán, que deben echar a andar en quince días.

Durante su comparecencia, el presidente leyó la lista de ministros y los nombres de sus departamentos. Es la siguiente:

  • Vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática: Carmen Calvo. 
  • Vicepresidente y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030: Pablo Iglesias. 
  • Vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital: Nadia Calviño. 
  • Vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico: Teresa Ribera. 
  • Portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda: María Jesús Montero.  
  • Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación: Arancha González Laya. 
  • Ministro de Justicia: Juan Carlos Campo.
  • Ministra de Defensa: Margarita Robles.
  • Ministro del Interior: Fernando Grande-Marlaska.
  • Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana: José Luis Ábalos.
  • Ministra de Educación y Formación Profesional: Isabel Celaá. 
  • Ministra de Trabajo y Economía Social: Yolanda Díaz.
  • Ministra de Industria, Comercio y Turismo: Reyes Maroto.
  • Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación: Luis Planas.
  • Ministra de Política Territorial y Función Pública: Carolina Darias.
  • Ministro de Cultura y Deporte: José Manuel Rodríguez Uribes.
  • Ministro de Sanidad: Salvador Illa.
  • Ministro de Ciencia e Innovación: Pedro Duque.
  • Ministra de Igualdad: Irene Montero.
  • Ministro de Consumo: Alberto Garzón.
  • Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones: José Luis Escrivá.
  • Ministro de Universidades: Manuel Castells. 
Delgado salta del Gobierno a la Fiscalía General, donde podrá controlar la ejecución de la sentencia del 'procés'

Delgado salta del Gobierno a la Fiscalía General, donde podrá controlar la ejecución de la sentencia del 'procés'

Más sobre este tema
stats