El futuro de Cataluña

Sánchez rechaza que los indultos sean un coste y desoye las críticas: "El coste sería dejar las cosas enquistadas"

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez (d), ofrece una rueda de prensa junto a su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki (i), durante la XIII cumbre hispano-polaca, que busca reforzar especialmente la relación en el ámbito económico y comercial, este lunes

infoLibre

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rechazado este lunes las críticas que se han generado tanto fuera como dentro del PSOE por los posibles indultos a los condenados por el procés, al defender que "ayudar a resolver problemas no representa un coste". Es más, ha avisado de que lo que sí sería un coste es dejar las cosas "enquistadas" como están, a su juicio, desde 2017, según informa Europa Press. 

"La decisión que tengamos que tomar será una decisión que abra una nueva etapa y que deje atrás un mal pasado", ha avanzado durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, tras la XIII Cumbre hispano-polaca que se ha celebrado en Alcalá de Henares.

En su comparecencia, el presidente no ha querido dar fechas ni fijar un horizonte temporal para resolver este asunto, y ha pedido dejar trabajar al Ministerio de Justicia para que desarrolle su tarea de "construir, armar y fundamentar bien" los expedientes de cada una de las peticiones de indulto que hay para los políticos independentistas presos por organizar el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Eso sí, ha dejado claro que el Gobierno tomará una decisión "en conciencia, no pensando en los afectados sino en los millones de ciudadanos que quieren vivir en paz y superar el desagarro emocional, social y político que supuso el 2017", con la celebración del referéndum ilegal, la declaración unilateral de independencia, la huída del expresidente catalán Carles Puigdemont y varios dirigentes, y la detención de otros que se quedaron.

Sánchez no ha querido hacer alusión directa a las advertencias sobre el coste que tendrán los indultos que le llegan no sólo desde la oposición sino también desde dentro del PSOE, por parte de dirigentes, barones territoriales y también de históricos socialistas como Felipe González.

"Abrir un futuro de convivencia" y dejar atrás "un mal pasado"

No obstante, al ser preguntado al respecto, sí ha defendido que "cuando se habla de costes o no costes", lo que hay que tener claro, a su juicio, es que "ayudar a resolver problemas no representa un coste". "El coste para el país sería dejar las cosas como están, enquistadas en 2017, y eso no se lo merece ni Cataluña ni el conjunto del país", ha enfatizado.

En este sentido, ha asegurado que su objetivo es "abrir un fututo de convivencia", ya que es a lo que se comprometió cuando fue investido presidente de nuevo hace más de un año. Según ha recordado, ya entonces, en enero de 2019, defendió que era necesario "retomar la vía política" y el diálogo" como "senda de negociación de un pacto dentro de los márgenes que permite la Constitución".

"Dije también que la resolución de esta crisis, después de más de diez años larvada, no iba a ser inmediata, iba a exigir de mucha paciencia y empatía, dotes de negociación y generosidad", ha ahondado.

Tras reafirmarse en lo que dijo entonces, Sánchez ha insistido en que cuando el Consejo de Ministros aborde esta cuestión, una vez de haya escuchado "a todas las partes", tomarán una decisión "en conciencia", y pensando en "los millones de ciudadanos catalanes y del conjunto del país que quieren vivir en convivencia" y que quieren "construir concordia".

"Será una decisión que nos permita transitar de un mal pasado hacia un futuro mejor, que lógicamente se tiene que escribir con las palabras de concordia, convivencia, conciliación, cohesión entre catalanes y entre catalanes y el conjunto del país", ha enfatizado.

Reforma de la sedición en el Código Penal, en marcha

Asimismo, ha reafirmado su compromiso por reformar el Código Penal para "actualizar" el delito de sedición, tras aprender en 2017 la "lección" de "cuán desacoplado estaba" respecto a otros países europeos. No obstante, no ha ofrecido detalles sobre plazos, al ser preguntado sobre si estará lista antes de la decisión sobre los indultos, para que pueda servir como argumento a favor.

Por otra parte, sobre la mesa de diálogo que el presidente catalán, Pere Aragonés, ha pedido volver a reunir cuanto antes, Sánchez ha señalado que su Ejecutivo siempre ha estado dispuesto a retomar esta cuestión, pero ha pedido ir "paso a paso".

Así, ha apostado por recibir antes en Moncloa al nuevo mandatario catalán, como es habitual cuando un presidente autonómico es investido. "Primero una reunión con el presidente de la Generalitat en Moncloa, como corresponde, y luego ya habrá tiempo para reunirnos, no una, sino muchas veces", ha afirmado.

"Habrá tiempo para retomar el diálogo entre ambos gobiernos, pero vamos a ir paso a paso. Lo importante, lo urgente ahora mismo es que los dos nuevos presidentes de Madrid y Cataluña sean recibidos como merecen por cortesía institucional en el Palacio de la Moncloa que es lo que se suele hacer con todos los presidentes autonómicos", ha explicado.

Vox se jacta de haber arrastrado a PP y Cs, aunque advierte de que no se fotografiará con ellos por "tibios"

Vox se jacta de haber arrastrado a PP y Cs, aunque advierte de que no se fotografiará con ellos por "tibios"

Más sobre este tema
stats