GIRO EN LA POLÍTICA EXTERIOR

Sánchez apuesta por la autonomía marroquí del Sáhara a cambio de acuerdos comerciales y migratorios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI de Marruecos durante el encuentro mantenido en 2018 en el Palacio Real de Rabat.

Vuelco histórico a la política exterior española respecto a las relaciones con Marruecos y el posicionamiento ante el conflicto del Sáhara. Este viernes por la tarde, dos comunicados oficiales de los gobiernos marroquí y español daban cuenta de ese giro con distintos matices. En la carta enviada por Pedro Sánchez al rey Mohamed VI, el jefe del Ejecutivo español le reconocía al país vecino que la propuesta para la creación de un régimen de autonomía para el Sáhara es "la más seria, realista y creíble” para resolver el conflicto. En esa misma carta, Sánchez ensalza “los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable” y admite "la importancia que tiene la cuestión del Sáhara" para el país vecino.

En el comunicado del Gobierno de Marruecos se celebra el mensaje del Gobierno español, que en su opinión permite "prever una hoja de ruta clara y ambiciosa con el fin de inscribir durablemente la asociación bilateral". No se hacen alusiones en ese texto a aspectos que sí menciona en su comunidado España, como el control de los flujos migratorios o la soberanía sobre Ceuta y Melilla. En cualquier caso, desde el Ejecutivo español se afirma que "se cierra una crisis" y comienza “una nueva etapa de la relación con Marruecos basada en el respeto mutuo, el cumplimiento de los acuerdos, la ausencia de acciones unilaterales y la transparencia y comunicación permanentes. Esta nueva etapa se desarrollará, tal y como indican los comunicados del Gobierno de Marruecos, en una hoja de ruta clara y ambiciosa. Todo ello para garantizar la estabilidad, la soberanía, la integridad territorial y la prosperidad de nuestros dos países. Reiteramos nuestra determinación para afrontar juntos los desafíos comunes, especialmente la cooperación en la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y en el Atlántico, actuando siempre con un espíritu de total cooperación, y restablecer la plena normalidad en la circulación de personas y bienes, en beneficio de nuestros pueblos”, reza el texto oficial del Gobierno.

"Compatible con las resoluciones de la ONU"

Desde Exteriores ponen el foco en que este rumbo no es novedoso y que ya fue planteado por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 y posteriormente por Mariano Rajoy bajo el paraguas de las Reuniones de Alto Nivel (RAN) de la ONU. Según fuentes del equipo del ministro Albares, la postura de España es "plenamente compatible con las resoluciones de Naciones Unidas", y subrayan que, en cualquier caso, es "solo el principio de un camino que debe ser consensuado entre Marruecos y el Frente Polisario". Desde Exteriores descartan que esta decisión entre en conflicto con nuestras relaciones diplomáticas y comerciales con Argelia. "Tenemos una relación fluida y una comunicación constante", añaden las mismas fuentes, que admiten que los puntos hechos públicos este viernes eran conocidos previamente por Argelia.

Por su parte, el Frente Polisario ha lamentado que el presidente del Gobierno sucumba "ante la presión y el chantaje" de Marruecos y califica como "peaje" el aval a su plan de autonomía para el Sáhara Occidental. "España sucumbe ante el chantaje y la política del miedo utilizada por Marruecos. Es una posición que no se corresponde con la responsabilidad política y jurídica de España y que condicionará su papel en la resolución del conflicto", ha expresado la Delegación Saharaui en España en sus redes sociales. 

Desde Unidas Podemos han mostrado su rechazo frontal al cambio de postura. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, reafirmaba en sus redes sociales el "compromiso con la defensa del pueblo saharahui y con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, abogando por que cualquier solución “deba pasar por el diálogo”. En términos similares se expresaba la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, reclamando "que España no se aparte del derecho internacional".

Mientras, el Partido Popular registró este mismo viernes una petición de comparecencia urgente del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para “explicar la remisión de una carta al Rey Mohamed VI en la que apoya la autonomía del Sáhara propuesta por Marruecos, al considerarla la más seria, realista y creíble para resolver el conflicto”. El PP califica de “intolerable que este cambio de una posición política de consenso tradicional” no esté “consensuada con el principal partido de la oposición”. “Es la forma en la que Pedro Sánchez entiende la política de Estado”, añaden.

Por su parte, un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, a preguntas de Europa Press, señaló a última hora de este viernes: "Seguimos considerando el plan de autonomía de Marruecos como serio, creíble y realista, así como con un claro potencial para satisfacer las aspiraciones del pueblo del Sáhara Occidental.

España ha vendido armamento a Marruecos por más de 385 millones de euros desde 1991

España ha vendido armamento a Marruecos por más de 385 millones de euros desde 1991

Más sobre este tema
stats