Corrupción política

Sectores del PSOE juzgan “insostenible” mantener al líder en Galicia tras su segunda imputación

Sectores del PSOE exigen un "paso atrás" al líder del partido en Galicia tras su segunda imputación

Ibon Uría

La renuncia del secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, a encabezar la lista de los socialistas gallegos en las elecciones autonómicas de otoño no ha satisfecho a todos los sectores del PSOE. Su condición de imputado –ahora investigado– en una segunda causa desde el pasado viernes provoca malestar, por lo que dirigentes de varias federaciones consideran que el líder de la federación gallega, afín a Pedro Sánchez, debería dar un "paso atrás" completo y abandonar también su cargo orgánico.

Este lunes se pronunciaron varios barones territoriales sobre esta cuestión. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, aseguró que el código ético del partido [ver en PDF] no obliga a Besteiro a renunciar –el texto sólo impone el abandono del cargo cuando llega la apertura de juicio oral– y que "cada uno es libre de tomar la decisión que tenga". Susana Díaz, en cambio, puso el acento en que "en Andalucía hay personas que más allá del código ético asumen su responsabilidad", en alusión a los expresidentes Chaves y Griñán.

Díaz no fue la única dirigente del PSOE-A que hizo hincapié en ese punto. "Ha habido compañeros tan íntegros, tan generosos, que fueron capaces de darlo todo, incluso de retirarse sin que haya todavía nada que les señale como culpables", insistió el secretario de organización de la federación andaluza, Juan Cornejo. Ya el pasado sábado, apenas 24 horas después de conocerse la segunda imputación a Besteiro, el presidente valenciano Ximo Puig recordó que en su territorio "hay personas que no están ejercitando sus legítimas competencias porque están preimputados". "Hay que dar mayor dosis de ejemplaridad", reclamó.

Situación insostenible

En privado las críticas al líder gallego son más duras. Dirigentes del partido en Andalucía consideran que su situación es insostenible y le exigen dar un "paso atrás". Un cargo próximo a Susana Díaz desvincula la cuestión de "ninguna guerra contra Pedro [Sánchez]" –Besteiro es uno de los barones territoriales fieles al secretario general–, pero no duda en calificar de "solución inconclusa" su renuncia a la candidatura a la Xunta al tiempo que se mantiene como secretario general.

"Cuesta trabajo explicarlo, no se entiende que siga en el cargo: o no renuncias a nada o renuncias a todo", asegura esta fuente en conversación con infoLibre. A su juicio Besteiro "no se puede sostener mucho más" en su cargo orgnánico, porque "mancha a Pedro [Sánchez], le hace quedar mal y perjudica a todo el partido". "Si yo fuera él, liberaría al partido de esta carga", añade otro socialista andaluz, que cree que la actitud del dirigente gallego beneficia a los adversarios del PSOE.

"Facilita mucho el discurso de que el PP y el PSOE somos iguales, es una muesca en nuestro discurso contra la corrupción", aseguran estas voces, que prevén una "cacería del PP" mientras el dirigente gallego continúe como secretario general del PSdeG. "Nos van a dar mucha caña", advierten. Fuentes del PSOE andaluz insisten en que Besteiro debería renunciar y decir en público que se retira "para defenderse" y añaden que, una vez "demostrada su inocencia", el partido no tendría problemas "en recuperarlo". "Además, agradeceríamos ese gesto en forma de un paso atrás", zanjan.

Ferraz guarda silencio

El PSOE-A concluye que "esto no se puede soportar". Un hombre próximo a Susana Díaz no cree que la "presión interna" vaya a forzar la marcha de Besteiro, pero cree que "la presión social y mediática" será la "clave" que le obligará a abandonar. Los socialistas valencianos comentan, por su parte, que su vicesecretario de Relaciones Institucionales, José Manuel Orengo, dejó este mes "de forma cautelar" sus "responsabilidades orgánicas" tras declarar ante la Guardia Civil por la operación Taula. Subrayan que no fue citado por un juez y, aunque no reclaman de forma expresa la renuncia de Besteiro, el malestar es evidente.

La dirección federal del PSOE, mientras tanto, guarda silencio. En una entrevista el sábado en laSexta, Pedro Sánchez aseguró que "en las listas no puede haber un imputado" y alabó la decisión de Besteiro de "retirarse de la carrera electoral". "Confío en su inocencia. Si no es así, para mí será un disgusto político y personal. Lo que ha hecho demuestra que asume en primera persona su responsabilidad", añadió. Pero defendió que siga como secretario general del PSdeG, porque un cargo público y uno orgánico "son dos tiempos distintos, dos dimensiones distintas" y porque el código ético no se lo exige. "Ha hecho lo que tenía que hacer", concluyó.

Este lunes, a preguntas de infoLibre, Ferraz no quiso pronunciarse sobre si existe una "contradicción" entre la decisión de renunciar a ser candidato y la de aferrarse a la Secretaría General. El equipo de Pedro Sánchez tampoco explicó los motivos de la renuncia de Besteiro ahora, cuando en realidad lleva varios meses imputado en una causa anterior.

Hasta diez presuntos delitos

En concreto son dos los procesos judiciales que pesan sobre el líder de los socialistas gallegos. Ambas causas están instruídas por la misma jueza, Pilar de Lara, a la que en la federación gallega los cercanos a Besteiro consideran responsable de una "cacería" contra su líder, que en varias ocasiones se ha presentado como víctima de una "inadmisible" situación de "indefensión". La última, en un comunicado el pasado viernes.

En la última causa conocida, la operación Pulpo, la jueza imputa a Besteiro la comisión de los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, fraude a las administraciones públicas, fraude de subvenciones y delito continuado de malversación de caudales públicos. De Lara investiga si se "amañaron" adjudicaciones de la Diputación de Lugo para favorecer a determinados grupos empresariales, entre ellos Monbus. También si Besteiro formó parte de un "entramado" para financiar "cuantiosos gastos de dudosa legalidad" a trabajadores de la Diputación y sus familiares. Besteiro declarará el 11 de mayo.

En la otra causa abierta, el líder del PSdeG está investigado por cuatro presuntos ilícitos penales: delitos contra la ordenación del territorio, tráfico de influencias, cohecho y prevaricación. La magistrada sospecha que el político gallego pudo obtener una rebaja en la compra de un piso y una reforma a cambio de dar luz verde definitiva a una operación urbanística. Como puntos oscuros señala que pagó con cinco años de retraso las citadas obras en el inmueble y que entregó 36.000 euros en efectivo para la compra del piso. Besteiro siempre ha mantenido que es inocente.

Sin candidato

Con su secretario general descartado y crecientemente cuestionado, la federación socialista gallega se afana en la búsqueda casi contrarreloj de un cabeza de cartel electoral de cara a unos comicios que aún no tienen fecha pero que se presentan muy cuesta arriba para el PSdeG. En Marea, la plataforma electoral de izquierdas participada por Podemos, superó a los socialistas tanto en los comicios municipales como en las pasadas generales, por lo que el objetivo principal del partido, más que dar la batalla por una victoria prácticamente imposible, es no verse arrastrado hasta la tercera posición.

Entre los posibles candidatos está la presidenta de la Diputación de Pontevedra y primera teniente de alcalde de Vigo, Carmela Silva. Brazo derecho de Abel Caballero –alcalde de Vigo y uno de los hombres más influyentes en el socialismo de Galicia–, Silva evitó este mismo lunes descartarse como candidata. Sin embargo hay quien duda de que vaya a dar el paso, principalmente porque se vería obligada a abandonar la Diputación, un cargo cómodo, para emplearse a fondo en una competición electoral con un partido a la baja.

Desde que el sábado Besteiro renunciara a encabezar la lista del PSdeG han sonado otros nombres. El del exministro y ahora eurodiputado José Blanco ha sido uno de ellos. Blanco, sin embargo, se ha descartado recientemente como posible candidato. También lo ha hecho el exministro Francisco Caamaño, retirado de la primera línea política y que hace una escasa semana fichó por un despacho de abogados. Sea quien sea el candidato, tendrá una dificultad añadida: si nada cambia y por un tiempo, deberá convivir con Besteiro en la Secretaría General.

A falta de nombres claros, en el entorno del PSdeG recuerdan, finalmente, que el proceso "es muy abierto". La militancia de la federación, además, no es especialmente abundante. Por eso, a día de hoy, nadie descarta en el seno del PSdeG que aparezca un independiente, un outsider, outsiderque pueda dar la batalla.

Susana Díaz, sobre el ‘caso Besteiro’: “En Andalucía se asumen responsabilidades más allá del código ético”

Susana Díaz, sobre el 'caso Besteiro': “En Andalucía se asumen responsabilidades más allá del código ético”

Más sobre este tema
stats