Inmigración

Siete lagunas en la versión oficial sobre los 15 muertos en Ceuta

Siete lagunas en la versión oficial sobre los 15 inmigrantes muertos en Ceuta

Quince muertes, tres comparecencias parlamentarias en diferentes formatos y muchas lagunas. El trágico suceso registrado el pasado 6 de febrero en la playa del Tarajal, ubicada en el límite fronterizo de Ceuta con Marruecos, sigue siendo un episodio en el que las sombras pesan más que las luces. El pasado miércoles, en una comparecencia de cinco horas en el Congreso de los Diputados, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, intentó frenar la presión de los partidos sobre el ministerio y, sobre todo, sobre el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. Lo logró a medias.

El número dos del ministro Jorge Fernández Díaz, que hizo un relato cronológico de los hechos y puso a disposición de los miembros de la comisión de Interior vídeos y audios de poco más de 10 minutos de duración puso de acuerdo a la oposición en pleno en una cosa: queda mucho por aclarar. Lo más urgente, tiene que ver con el momento en el que los agentes de la Guardia Civil lanzaron pelotas de goma y botes de humo al agua, mientras los inmigrantes nadaban para alcanzar la orilla. De estos momentos concretos, Martínez no ofreció una sola imagen en su amplia comparecencia.

Esta semana, el tema seguirá teniendo su hueco en la agenda parlamentaria. El miércoles, el Congreso debatirá una moción consecuencia de interpelación urgente del Grupo Parlamentario Socialista al Ministro del Interior sobre la actuación del Gobierno en relación con la trágica muerte de quince personas cuando intentaban entrar a territorio español en Ceuta el pasado 6 de febrero.

A continuación, se señalan algunos de los interrogantes que Interior no ha aclarado todavía:

1. ¿Quién dio la orden de disparar y de frenar los disparos de las pelotas de goma?

Hasta la fecha no haya respuesta para esta pregunta. Una cuestión que, por cierto, pudo escuchar Francisco Martínez en la práctica totalidad de las intervenciones de los grupos de la oposición el pasado viernes. En su amplia comparecencia, en la que siguió un orden cronológico de lo que ocurrió el 6 de febrero en la frontera de Ceuta con Marruecos entre las 6.30 y las 9.59 horas, el secretario de Estado no señaló el momento preciso en el que los agentes de la Guardia Civil recibieron la orden de disparar al agua mientras los inmigrantes intentaban alcanzar la orilla de la playa del Tarajal (Ceuta). Del mismo modo, no precisó cuándo frenaron los lanzamientos de material antidisturbios. Estos momentos tampoco figuraban en los vídeos y audios que fueron emitidos durante su intervención.

Sí insistió, sin desplazarse un milímetro del argumentario en que no existe relación causa-efecto entre las muertes y los lanzamientos de pelotas de goma a los inmigrantes mientras estos nadaban, en que no se vivieron escenas de pánico y en que no hay un solo elemento que haga pensar en que hubiese un solo caso de impacto del material antidisturbios. De hecho, según Interior, lo más probable es que los inmigrantes que murieron ahogados lo hicieron antes de que llegara la Guardia Civil a la playa.

Tal y como explicó Martínez, los agentes no pudieron llegar a la zona de la tragedia al tiempo de los subsaharianos puesto que estos, en un momento de su huida hacia la playa tomaron un atajo que la Guardia Civil no había previsto.

2. ¿EXISTE UN PROTOCOLO DE ACTUACIÓN PARA ESTOS CASOS?

Ligada a la pregunta anterior está la de que apunta a qué tipo de protocolos tiene la Guardia Civil para actuar ante este tipo de casos. Es decir: qué ha de ocurrir para que los agentes disparen material antidisturbios. Tampoco esto quedó claro. Martínez se limitó a señalar que el dispositivo estuvo integrado por 56 agentes y que el material antidisturbios estuvo integrado por 145 pelotas de goma, cartuchos de proyección y cinco botes de ocultación.

El secretario de Estado llegó a hacer el cálculo de cuantas pelotas, de media, pudo disparar cada uno de los agentes. Entre dos y tres, dijo. Además, señaló tres de las conclusiones que la Guardia Civil vertió en su informe sobre esta tragedia: la necesidad de recuperar el valor de la valla como obstáculo, la conveniencia de evitar medios disuasorios como los empleados para este caso y, ligado a esto último, lo "imprescindible" de estudiar nuevos métodos antidisturbios o disuasorios.

3. ¿Qué dicen las autopsias de los cadáveres examinados? ¿Tenían lesiones?

La información que ha trascendido sobre las autopsias practicadas a los inmigrantes fallecidos da cuenta de que fallecieron ahogados. No obstante, a mediados de febrero, el diario El Faro informaba de que uno de los cuerpos presentaba lesiones de impacto, motivo por el que el juzgado solicitó pruebas complementarias.

El diputado Mikel Errekondo (Amaiur) intentó sin éxito que el secretario de Estado diese algunos datos sobre este episodio. "¿Asegura que ninguno recibió disparos?, ¿Están seguros de que todos los cadáveres aparecieron en aguas marroquíes?", insistió el parlamentario.

4. ¿Por qué no se emitieron vídeos con la acción de la Guardia Civil?

En ni uno solo de los más de 10 minutos de vídeo que ofreció a los integrantes de la Comisión de Interior de la cámara baja puede verse a los agentes de la Guardia Civil disparando pelotas de goma y botes de humo. Sí pudieron verse, por contra, varios minutos en los que los inmigrantes, en el lado marroquí, lanzan piedras contra la frontera española acompañados de un audio de la Guardia Civil en el que se escucha cómo los agentes señalan que están logrando romper cristales. Para refuerzo de estas imágenes, el secretario de Estado se refirió al comportamiento agresivo de estos.

Los poco más de 10 minutos de vídeo mostrados en el Congreso son parte de las cuatro horas y 41 minutos de material que grabaron las tres cámaras ubicadas en el periodo fronterizo, más la cámara del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), ubicada a 5,4 kilómetros del espigón del Tarajal. Pese a ello, Martínez sostuvo al abandonar la sala donde se celebró su comparecencia que había ofrecido en sede parlamentaria todas las imágenes de las que disponía. No obstante, en la página web del Ministerio sí hay algún vídeo en los que se percibe la acción de las fuerzas de seguridad.

5. ¿Qué va a pasar con la concertina?

Si algo ha quedo claro de las distintas declaraciones vertidas esta semana por representantes del Ministerio del Interior es la necesidad de revisar los métodos antidisturbios empleados sobre todo cuando se emplean en el agua. De hecho, la Guardia Civil ha trasladado ya a Interior esta tesis. Y, de la declaración de Martínez se desprende que el uso de pelotas de goma en situaciones como la que causó la muerte de 15 subsaharianos en la playa del Tarajal, va a ser descartado.

Con la revisión de este modelo sobre la mesa, el diputado de UPyD Toni Cantó quiso saber sí la valla fronteriza va a seguir contando con "cuchillas". Es decir, con las polémicas concertinas. Justo un día antes se había producido un salto a la valla y algunas imágenes daban muestra de las graves lesiones provocadas por este dispositivo. El secretario de Estado no entró a ello. Como tampoco había hecho el ministro horas antes a su llegada a la sesión de control al Gobierno. "Cada cosa a su tiempo", dijo dejando, no obstante, la puerta abierta a revisar el modelo ante un posible pacto de Estado en materia de inmigración. Cuando al ministro se le preguntó si había visto las duras imágenes de un inmigrante con la piel del brazo desgarrada tras saltar la valla agachó la cabeza.

6. ¿Está seguro el ministerio de que ningún inmigrante fue golpeado?

La idea que ha trasladado Interior es que no hay ningún elemento que permita concluir que existe relación causa-efecto entre la actuación de la Guardia Civil y las muertes de los inmigrantes. De hecho, el número dos del departamento de Jorge Fernández Díaz sostuvo que lo más probable es que murieran antes de que los agentes llegaran a la playa.

Fuentes de Interior sostienen que no disponen de imágenes en las que se perciba un solo caso de impacto, pero sí queda claro que el uso es "disuasorio", y que todas las muertes fueron en aguas marroquíes.

7. ¿Por qué se resiste Interior a asumir responsabilidades políticas?

En todas las comparecencias, Jorge Fernández Díaz sostiene que no existe la necesidad de asumir responsabilidades políticas porque se ha actuado con total transparencia desde que se produjeron las muertes. Se escuda, para ello, en las tres sesiones en las que él o gente de su departamento han dado su versión de lo ocurrida en el Congreso de los Diputados.

Este mismo viernes, el titular de Interior respondió con un "no" rotundo cuando, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se le preguntó sobre si estaba sobre la mesa que el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, dejase el puesto. En su día, De Mesa llegó a negar que se hubiese disparado pelotas de goma contra los inmigrantes que intentaban acceder a nado a la playa de Ceuta.

Interior avala la gestión del director de Guardia Civil en la tragedia de Ceuta

Interior avala la gestión del director de Guardia Civil en la tragedia de Ceuta

Más sobre este tema
stats