La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

El futuro de la monarquía

Susana Díaz se limita a expresar su respeto a la Constitución al hablar del rey

Susana Díaz, en la inauguración del encuentro 'Aerospace and Defense Meetings Sevilla 2014', este 4 de junio en Sevilla.

infoLibre

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, defendió este miércoles "el Estado de derecho y la Constitución" ante las peticiones de referéndum para elegir entre monarquía o república a raíz de la abdicación del rey Juan Carlos que se han oído dentro de su partido.

Con estas breves palabras se pronunció Díaz a su llegada a la inauguración del encuentro Aerospace and Defense Meetings Sevilla 2014 al ser preguntada por los periodistas por su opinión sobre la demanda de una consulta popular sobre el modelo de Estado. En los últimos días se ha visualizado una rebelión de algunos barones y cuadros medios del partido, protestando en voz alta contra la versión oficial, demandando o referéndum o que se incluya el debate sobre la Jefatura del Estado en la reforma constitucional.

La jefa del Ejecutivo andaluz ya expresó el pasado lunes, en una declaración institucional, su "respeto" tanto por la decisión del rey Juan Carlos como por su figura y destacó que "España es un Estado de derecho, con una Constitución que garantiza la democracia y la normalidad institucional". "Todos sabíamos que antes o después habría de realizarse la sucesión en la Jefatura del Estado, y por ello están previstos todos los mecanismos de sucesión en la Constitución, con plena garantía de estabilidad", añadió entonces Díaz, que mostró además su "más firme confianza en España, en su sistema democrático y en sus instituciones".

El príncipe Felipe apuesta por la unidad de España

El príncipe Felipe apuesta por la unidad de España

El pronunciamiento de la presidenta de la Junta coincide con el ya expresado por el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, que aseguró ayer martes que la posición de su partido es muy firme: "Cumplimiento estricto de la legalidad constitucional y de ahí no nos vamos a salir".

Por el contrario, el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, de IU, no comparte esta opinión y defiende que tras la abdicación del rey Juan Carlos "no es posible iniciar un nuevo proceso sin nueva Constitución y referéndum popular".

Díaz y su número dos en el partido han sido, pues, mucho más sobrios que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ayer se mostró "orgulloso" del pacto constitucional de 1978, y aunque reconoció las "hondas raíces republicanas" de su partido, reiteró que no se saldrá del cerco de la Carta Magna. 

Más sobre este tema
stats