LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Juan Carlos Cueto, empresario en espera de juicio por soborno, figura clave del 'caso Koldo'

LA POLÉMICA DE LOS TITIRITEROS

Los titiriteros piden también el archivo de la incitación al odio

Los titiriteros piden a la Audiencia Nacional que les saque del fichero de terroristas

La defensa de Raúl García Pérez (Raúl Griot, de nombre artístico) y Alfonso Lázaro de la Fuente, los dos titiriteros que fueron encerrados cinco días en prisión provisional por el contenido de una obra de ficción representada en Madrid, ha interpuesto recurso de apelación contra el auto del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que archivaba el caso en lo relativo al delito de enaltecimiento del terrorismo. García y Lázaro quieren llegar hasta el final. Su recurso va en dos sentidos. En primer lugar, piden el sobreseimiento libre –no provisional–; en segundo lugar, piden que se archive también el delito de incitación al odio.

La petición de sobreseimiento libre se basa en que los hechos no sólo no fueron delito, sino que no pudieron serlo. "Nos encontramos ante una obra de ficción, en la que la expresión le es imputable a un personaje imaginario, dentro de una trama ficticia. No puede nunca verse satisfecho tal elemento [el delictivo]", señala la defensa en su recurso. ¿El motivo? "Las obras de ficción no representan, ni pretenden representar fielmente la realidad. Desde esta perspectiva, no le es exigible a los autores de ficción que en su obra contrasten los hechos que exponen, que exhiban o dejen de exhibir a personajes determinados, reales o inventados, y ni siquiera les es exigible que se ajusten a la realidad en lo que relatan, pues la fabulación es inherente a la propia creación literaria de ficción", añade el recurso.

"Inadmisible sobreactuación" del fiscal y el juez

Por ello, no es posible trasladar al ámbito de la ficción el criterio de veracidad, o el de relevancia pública de los hechos narrados, según García y Lázaro. Son varios los ejemplos puestos de relieve, como la expresión "Gora ETA" en un capítulo de la popular serie Cuéntame, en TVE, emitido apenas una semana antes de la detención de los titiriteros en febrero de este año. "A tales alegaciones, y a la diferencia de tratamiento entre los creadores de las distintas obras de ficción referidas, tampoco contestaron nunca ni el ministerio fiscal ni el instructor", lamenta la defensa, que denuncia el "grosero e inexplicable agravio que supone ser ingresado en prisión por desarrollar una obra de ficción, si se compara con los ejemplos antedichos". La representación legal de García y Lázaro, en una comunicación hecha pública tras la interposición del recurso, denuncia la "inadmisible sobreactuación" del fiscal y del juez Moreno, que fue el que encerró en prisión provisional a los titiriteros.

La defensa se ceba en su recurso contra los argumentos del juez, hasta el punto de buscar cierta ridiculización de algunos elementos de sus actuaciones iniciales. Así, recuerda que el texto expresado en la pancarta, “Gora Alka-Eta”, no puede cumplir con el tipo penal de enaltecimiento del terrorismo, "en la medida en que no hace referencia a una organización real, sino a una mixtura ficticia que en realidad no existe, del mismo modo que un centauro no es la suma de un hombre más un caballo, sino un inexistente animal mitológico, formado a partir de combinar elementos de ambos". La representación legal de García y Lázaro también subraya que no puede ser objeto de interés penal una referencia a Spectre, la organización contra la que lucha James Bond, o La resistencia, grupo terrorista de origen islámico inventado por el escritor vallisoletano Juan Antonio Espeso

"Alka-ETA es una hipérbole que pretende condensar todo el mal terrorista en una única palabra que mezcla el nombre de las dos organizaciones más conocidas en España", le aclara la defensa al juez Moreno en su recurso, "siendo tal exageración un recurso propio del género satírico".

Los titiriteros vuelven a Madrid con su obra 'La Bruja y Don Cristóbal' un año después de su arresto

Los titiriteros vuelven a Madrid con su obra 'La Bruja y Don Cristóbal' un año después de su arresto

Violencia contra "personajes"

El caso ha pasado de la Audiencia Nacional a un juzgado ordinario, que deberá determinar si ha existido un delito de incitación al odio. La defensa de García y Lázaro solicita el sobreseimiento de este delito. "No se especifica en el auto ahora impugnado qué indicios persisten con respecto al delito del artículo 510 que justifiquen, a diferencia del enaltecimiento del terrorismo, que continúe su instrucción vía inhibición a los juzgados de instrucción", señala el recurso. En el auto impugnado se hace una referencia a “los restantes hechos acaecidos” sin mayor concreción, y en las anteriores resoluciones judiciales la única referencia es a “escenas violentas” o escenas “ofensivas”. El recurso ahora presentado dice: "Se desconoce cuáles son los indicios de criminalidad que sustentan la inhibición, más allá de que se haya representado en una obra de ficción unas escenas donde se ejerce violencia contra unos personajes de títeres de juez, policías o una monja".

La defensa señala que el instructor rehúye tomar una decisión que le compete con respecto a unos hechos que ha instruido, remitiendo la causa a la justicia ordinaria. El recurso también señala que el 28 de abril de 2016 los actores Alberto San Juan y Gloria Muñoz representaron en el Teatro del Barrio las mismas escenas objeto del presente procedimiento. "Ello provocó que por parte de las acusaciones personadas en la presente causa se interpusiesen escritos de ampliación de querella contra estas dos personas. Y en ese procedimiento el mismo instructor de la presente causa, acuerda inadmitir a trámite la ampliación de la querella acordando el sobreseimiento libre y archivo de las actuaciones", señala el recurso. A juicio de la defensa de los titiriteros, ello supone un contrasentido y los titiriteros también deben librarse de culquier investigación.

Más sobre este tema
stats