Corrupción

La trama del AVE Alicante-Murcia regaló jamones, entradas de toros y estancias en hoteles a un juez y un cargo de Adif

infoLibre

Jamones de jabugo, hoteles de lujo, plumas estilográficas o corridas de toros. La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han detectado 400.000 euros en regalos de la trama del AVE Alicante-Murcia, desvelada este pasado lunes, de los que 32.000 se destinaron a contentar a responsables de Adif o al exjuez del Juzgado de Aguas de Orihuela, entre otras personas implicadas. Entre los obsequios se encuentran joyas o viajes con todo pagado para asistir a espectáculos taurinos, según informa la Cadena Ser.

La llamada operación César salió a la luz este lunes y profundiza en los sobrecostes de distintos tramos del AVE con la empresa pública Adif en el punto de mira. La trama destapada por los investigadores afecta, en esta ocasión, al recorrido de alta velocidad entre Alicante y Murcia. Un informe elaborado por la Guardia Civil y la Agencia Tributaria citado por la emisora estima el dinero desviado en 17.638.754,47 euros entre 2011 y 2014. El presunto fraude se llevaba a cabo sobrevalorando el coste de las obras y emitiendo facturas falsas para justificar trabajos realizados. Según El Español, los justificados basaban el desvío en un tramo que cruza un laberinto de canales de riego que debían recolocarse tras las obras.

El exjuez del Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela, Jesús Abadía Mira, era el que según la Cadena Ser debía autorizar la recolocación de estos canales de riego. En 2012 fue agasajado con un viaje a Granada, con entrada a los toros, hotel, tren y otros servicios incluidos. La cuenta ascendió a 3.860 euros y el año siguiente fue de nuevo obsequiado con otro viaje con su familia que costó 2.435 euros. Uno de los responsables de Adif, José Luis Martínez Pombo, recibió una estilográfica de 215 euros, estancias en hoteles de lujo y comidas en restaurantes de lujo por valor de 300 euros.

Otros regalos que incluye el informe de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria son una pieza Swaroski (232 euros) pins de oro (10.400 euros) y 6.866 euros en jamones jabugo. Algunos de ellos fueron otorgados a una consellera sin identificar por los investigadores, informa la cadena.

Recolectores de alcachofas como topógrafos

Como detalla El Español, la investigación arrancó en octubre de 2014, cuando Hacienda se percató de que las concesionarias de los tramos habían subcontratado a una empresa sin experiencia en el sector ferroviario para la canalización del agua, Construcciones Miramar. Posteriormente, las pesquisas señalaron a seis empresas fantasma que no pudieron acreditar los trabajos para Adif por los que cobraron. Dos de los trabajadores de una empresa vinculada a Abadía de servicios topográficos reconocieron que en realidad se dedican a la recolección de la alcachofa.

Asaltan por segunda vez la vivienda del fiscal que investiga tres grandes casos de corrupción de Murcia

Asaltan por segunda vez la vivienda del fiscal que investiga tres grandes casos de corrupción de Murcia

Más sobre este tema
stats