Caso Gürtel

La trama valenciana de la 'Gürtel' se sienta al fin en el banquillo

Imagen del proyecto de Fitur.

MARISA GALLERO

El próximo 31 de marzo arranca el primer juicio del caso Gürtel –sin contar la pieza separada por la que se juzgó al expresidente valenciano Francisco Camps–, con 45 sesiones que se extenderán hasta el mes de octubre. Hay 14 imputados en esta causa, centrada en las adjudicaciones del pabellón autonómico de Fitur a la empresa de la trama Orange Market. Entre ellos destaca el exvicepresidente del Gobierno valenciano Vicente Rambla y la expresidenta de las Cortes Milagrosa Martínez. Han pasado algo más de cinco años desde que el juez Baltasar Garzón destapó, en febrero de 2009, la trama de corrupción que ha afectado de lleno a las estructuras de poder del PP.

Fue el primer encargo. El pistoletazo de salida de Orange Market, la empresa de la trama Gürtel dirigida por Álvaro Pérez, conocido por todos como El Bigotes. También fue el primer contrato de la entonces consejera de Turismo de la Generalitat valenciana, Milagrosa Martínez, alias La Perla, por su afición a utilizar ese apelativo: “En mi ciudad se suele decir mucho ¡hola perla, adiós tesoro!”.

Ahora, Martínez se niega a renunciar al escaño pese a que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunció su intención de limpiar el Grupo Popular de presuntos corruptos. La Perla se aferra al escaño al contrario que su sucesora en el cargo de consejera de Turismo, Ángela Such, quien dimitió este jueves tras ser requerida por el PP a devolver el acta antes del inicio del primer juicio del caso Gürtel.

Fuentes cercanas a Martínez señalan que está centrada en defenderse de las acusaciones de corrupción y que no tiene intención de dimitir. "La presión es brutal. No te apoya nadie. Ni tu partido. Así que a veces no queda más remedio que dar media vuelta y doblar la rodilla, a pesar de que no te hayas llevado ni un sólo euro".

Y quizá no se llevó ni un euro, pero si recibió en las Navidades de 2005 un reloj Hublot de acero de 2.400 euros, según una conversación grabada por la policía entre Cándido Herrero y Álvaro Pérez, los dos máximos responsables de Orange Market: "Le voy a comprar un bolso de la colección nueva y a tomar por culo, me voy a gastar menos que el año pasado, pero se lo compro. Luego tenemos que comprar un reloj a la consejera..., se lo compré a la hija de puta de La Perla, ¿no se lo voy a comprar ahora a la de Turismo?".

La de Turismo es Such y, según el juez José Ceres, le regalaron en los Reyes de 2009 un Cartier de oro de 3.650 euros. Ambas están imputadas por el presunto saqueo de las arcas de la Generalitat valenciana mediante la adjudicación a Orange Market de los expositores de Fitur entre los años 2005 a 2009. Solo por la Consejería de Turismo, que llevaba Milagrosa Martínez, Gürtel cobró 74 facturas, por un importe de 6,1 millones de euros. El caso Fitur es una de las seis piezas separadas que componen la enmarañada investigación de la presunta financiación irregular del PP valenciano.

“Lo más grave de lo que nos imputan en la pieza separada de Fitur, es que le regalamos un reloj a la consejera de Turismo, Milagrosa Martínez, porque hay una factura de un Hublot de la joyería Suárez” –explica Pablo Crespo, considerado el cerebro de la trama Gürtel–. “En el informe de la policía establecen una relación como si por la compra de ese reloj, nos dieran el concurso de Fitur 2005. No sería ni cohecho, porque ya nos habían adjudicado el concurso. ¿Cohecho impropio por recibir un regalo nuestro? Podría ser, pero no como un pago, dame esto que te doy un reloj. Es ridículo".

"Menos mal que no han dicho que me han regalado un avión o un barco", ironizó Martínez cuestionando la veracidad de las escuchas en su declaración ante el juez José Ceres.

INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

El auto del juez relata que "para conseguir y asegurar la adjudicación que conllevaba un importante beneficio económico, planifican que deberían tomar contacto con algún cargo relevante de la propia Agencia Valenciana de Turismo (AVT) que les pudiera facilitar dicha adjudicación".

Ese contacto es Rafael Betoret, entonces director de gabinete de la agencia, y condenado en 2011 por haber recibido trajes de la trama Gürtel tras confesar y devolverlos. Según el juez, ordenó a los empleados de la AVT que rehicieran los pliegos de contratación para Fitur 2005 y modificaran las condiciones necesarias para que el contrato acabara en Orange Market. El precio de las ofertas, "el único requisito objetivo", pasó de representar el 50% a solo el 15% de la valoración final.

El informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal asegura que la trama Gürtel recibió el pliego de condiciones técnicas de Fitur 2005 antes de que la Generalitat valenciana convocase el concurso por dos correos electrónicos: uno el 4 de noviembre de Down Town (otra de las empresas de Francisco Correa) a Rocío Perea donde se adjunta un documento "Fitur Valencia.doc” y el siguiente texto: "Este es el pliego de condiciones que me pidió ayer Isabel. Gracias". Y otro el 5 de noviembre de Down Town a Isabel Jordán, ejecutiva de cuentas de esa empresa, adjuntando el archivo "Fitur Comunidad Valenciana revisado". "Hay similitudes literales entre la documentación presentada por la Generalitat y lo que se le envía con anterioridad a que se hiciera público a Isabel Jordán", resume la UDEF.

¿Dónde está la prueba de que ellos envían ese pliego a la Generalitat? Solo hay un correo electrónico que le envían a Isabel Jordán, con un documento adjunto con un pliego que ya se podía acceder a él en el organismo pertinente, que ella no responde”, señala Gustavo Galán, abogado de Isabel Jordán, imputada en esta causa. “Es Álvaro Pérez quien envía desde Valencia los pliegos del año anterior, a alguien de Special Events, a su vez los recoge Rocío Perea y cuando le asignan ese trabajo le envían dicho mail a Jordán".

“Es absolutamente falso, no hemos tenido ese pliego”, se exculpa Pablo Crespo. “Teníamos los pliegos del año anterior, como los tienen todos los que se van a presentar al concurso”. “Y además –añade su abogado Miguel Durán–, facilitar un pliego, depende de en qué momento y cómo se facilite, no es ningún delito”.

Orange Market gana por delante de otras tres empresas pese a que su proyecto era el más costoso. "Fue nuestro primer gran encargo en Valencia" precisa Pablo Crespo. Y ello a pesar de no contar con experiencia en este tipo de eventos.

“Orange Market no tenía la experiencia necesaria, pero si sus empleados, al igual que el resto de las empresas de Correa (Down Town Consulting, Special Events…). Había profesionales hasta con 17 años de experiencia y los proveedores llevaban trabajando más de 12 años. Con diseños impactantes, innovadores y con mucho esmero. Para ese Fitur se empleó la imagen de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, siguiendo diseños del famoso arquitecto Calatrava, una imagen vanguardista y muy mediterránea”, explica Galán. “Una oferta que fue ganadora del premio al mejor Stand en Diseño de Fitur de ese año”.

LAS CIFRAS

La empresa de Álvaro Pérez, Orange Market, facturó aquel año un total de 1,58 millones de euros a Turismo, por lo que obtuvo un beneficio de más de 300.000 euros. “Ganamos dinero con Fitur, no recuerdo cuánto... Pero es qué es raro que hayamos perdido dinero. Hay muchos concursos a los que no nos hemos presentado porque no eran rentables”, relata la mano derecha de Francisco Correa.

“¿Por qué nadie habla de la empresa Los Molinos que hacia los anteriores Fitur, con sede social en el País Vasco y con las fábricas en Valladolid? Orange al menos era valenciana. ¿Por qué no se les juzga a ellos también? Tenían todas las ferias y cuando Orange gana ese año por diseño, ellos continúan con las internacionales”, se pregunta el abogado de Isabel Jordán.

Lo cierto es que Equipamiento Integral Stand Molinos se encargó de Fitur 2004 y otras tres ferias de turismo por un precio total de 1.426.600 euros. Al año siguiente, sería Orange Market por Fitur y cuatro ferias más por un total de 1.439.000 euros. A esto habría que sumar 149.035 euros por un almuerzo ofrecido por la institución que dirigía Milagrosa Martínez en Ifema el 27 de enero de 2005.

“El almuerzo es algo tradicional en Fitur. Cada día es el día de una Comunidad Autónoma, y cada comunidad invita a los profesionales del sector para que lo visite. El catering lo pago la propia Generalitat, la única diferencia de ese año es que invitaron a muchas más personas y organizaron espectáculos para dar a conocer a su nuevo presidente. Lo que se dice un baño de masas. Lo curioso es que a esa comida asistían muchos empresarios, agentes internacionales, no eran amigos de Camps o del partido, eran de la Comunidad Valenciana”, cuenta una empleada de Easy Concept. “En ese Fitur ni siquiera Camps saluda a Alvaro Pérez, ni le conoce. Su contacto es Milagrosa y la que le felicita por el trabajo es ella. Escuché una llamada telefónica entre El Bigotes y Correa diciendo: “Tío, está encantado, nos ha felicitado...” Y ni siquiera lo había viso. Se lo vendía así a Correa, con ese ímpetu”.

IMPUTADOS

Hay 14 imputados en esta causa, entre ellos el ex vicepresidente del Gobierno valenciano, Vicente Rambla. "Cuando surgía algún problema con dicha contratación las personas vinculadas a Orange Market acudían al mismo para su solución", relata el auto del juez. Álvaro Pérez también le hizo regalos: un bolso para su esposa, una manta con el anagrama de Orange Market, un despertador y un cargador de móvil. La exconsejera de Turismo, Milagrosa Martínez, La Perla, se enfrenta a una pena de 11 años de cárcel, al igual que  su sucesora, Angélica Such. Y también está imputado el ex jefe de gabinete de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT), Rafael Betoret, por presunta prevaricación continuada en las adjudicaciones a Orange Market del pabellón autonómico en la feria Fitur entre los años 2005 y 2009.

"Si la gente viera, lo que son los presupuestos y los diseños de ese Fitur 2005 comprendería porque Orange Market fue el adjudicatario, que es lo que han declarado todos los técnicos, que era comparar un Ferrari con un Seiscientos. Por esas declaraciones, los han imputado, en algunos casos los han echado de su trabajo, gente que está viviendo un auténtico infierno... Técnicos de la administración que hicieron las valoraciones, como no sostienen las tesis de la UDEF, imputados y pidiéndoles más de 10 años de prisión. Tremendo, y no estoy hablando de lo mío", intenta exculparse Pablo Crespo, que en el nivel jerárquico de Gürtel, era el jefe.

Lo suyo es según el juez Ceres, delitos de tráfico de influencias, prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad en documento oficial, junto a Álvaro Pérez, Francisco Corra, Cándido Herrero, Isabel Jordán y Mónica Magariños, por parte de Orange Market.

El juez cita al alcalde de Castellón como imputado por un contrato con la Gürtel

El juez cita al alcalde de Castellón como imputado por un contrato con la Gürtel

Más sobre este tema
stats